La colección de Marvel Saga del Peter Parker: Spiderman de Paul Jenkins y Mark Buckingham continua con su segunda entrega y con mucha más relación con lo que sucedía en Asombroso Spiderman en aquellos momentos, el inicio de la etapa de Joe Michael Straczynski.

Peter Parker: Spiderman #2. Tránsitos y destinosPeter Parker: Spiderman #2. Tránsitos y destinos (Marvel Saga)
Edición original: Peter Parker: Spider-Man 26-29, The Amazing Spider-Man 29 y Annual 2001 USA
Fecha de edición: junio de 2022
Guión: Paul Jenkins, Howard Mackie
Dibujo: Lee Weeks, Mark Buckingham, Charlie Adlard, Joe Bennett
Formato: Cartoné, 200 páginas. Color.
22€

El Amo de los Robots, el que un día fuera el hombre conocido como Mendel Stromm, ha vuelto a situarse en el camino de Spiderman, pero esta vez no trata de acabar con el trepamuros, sino que tiene una petición muy especial para él: quiere su ayuda para morir. ¿Cómo responderá Peter Parker? Y además: el desenlace de la saga de la desaparición de Mary Jane que preparó el terreno para el comienzo de la etapa de Joe Michael Straczynski.

Continuamos con la nueva colección de Marvel Saga dedicada a recuperar material previo e inmediatamente relacionado con la anterior Marvel Saga del Asombroso Spiderman que, recordemos, comenzaba con la etapa de Joe Michael Straczynski y John Romita jr. al frente de la colección, en este caso lo que se está recuperando es, principalmente, el Peter Parker: Spider-man de Paul Jenkins y Mark Buckingham del que ya pudimos catar un primer sorbo en el primer volumen que se centró en enfrentar a Peter con Norman Osborn y del que no tenemos realmente claro quién salió triunfante. En este segundo volumen, por mucho que se nos hable de Mendel Stromm lo verdaderamente importante es que se pone punto y final a la desaparición de MJ por su, segundo, secuestro y aunque parece que todo va a ir la mar de bien entre los dos tortolitos la agenda de Joe Michael Straczynski se impone y tenemos otra historia que parece destinada a partir en dos el corazón de Peter Parker… y el de sus aficionados, porque el anual que cierra este volumen es devastador.

El encargado de guiar esta etapa, y la razón del por qué se está recuperando, se encuentra, al cincuenta por ciento, en el hecho de que es Paul Jenkins el guionista de Peter Parker: Spiderman durante estos años y, aunque ahora está un poco fuera de la onda de las Dos Grandes, hay que tener en cuenta que durante estos años, y en Marvel, fue el creador de El Vigía, ganador de un Eisner por su trabajo Inhumanos, nos ofreció una gran etapa en El Increíble Hulk, también es el guionista responsable de Origen, la miniserie que nos reveló parte del pasado de Lobezno y después pasó a tener menos importancia en Marvel regalándonos una serie tan interesante como Deathmatch que publicó Aleta en España y que, si aún la encontráis por ahí, es un título muy recomendable. La verdad es que Jenkins me está recordando aquí al trabajo de J. M. De Matteis en otras series de Spiderman por el tratamiento psicológico que hace del protagonista y la exploración de sus sentimientos y, desde luego, con el final de este tomo va a tener una auténtica veta que explorar.

El otro motivo, a mi modo de ver (y por mucho que me duela pensar que en realidad Julián Clemente lo ha hecho porque más adelante tendremos de dibujante regular a Humberto Ramos) por el que se reedita Peter Parker: Spiderman es porque del dibujo se encarga Mark Buckingham, un dibujante que me voló la cabeza en su día con su trabajo en Fábulas (serie a la que, por cierto, ha regresado recientemente ya que vuelve a ser publicada) y, desde entonces, cualquier cosa que haya dibujado la encuentro no sólo interesante sino recomendable, como su trabajo aquí. Por otra parte contamos con otros dibujantes aquí como son Lee Weeks, Charlie Adlard y Joe Bennett (antes de que se descubriese que era un “poco” fascista”) peor lo que el nivel gráfico está garantizado.

En cuanto a la edición hay que decir que Marvel Saga, como línea, no deja de mejorar y que estos tomos son una buena prueba de ello.

En definitiva, si con el anterior volumen me “perdieron” un poco con este me han recuperado y ya estoy pensando en dónde voy a meter todos los tomos de esta serie porque, lo tengo claro, la voy a continuar hasta el final.