linea_separadora

Cuándo en la escena final de “Guardianes de la Galaxia” Peter Quill bailaba para distraer al villano, muchos de los espectadores más jóvenes quedaron algo desorientados y no pillaron la referencia que el director James Gunn había dejado allí. En esa escena Starlord, el único humano en la variopinta tripulación de aventureros espaciales, reproducía los pasos de baile de Kevin Bacon del clásico de los años ochenta “Footloose” para derrotar a Ronan, el villano de la función.

La fascinación de Starlord por el actor Kevin Bacon y la película “Footloose” vivió un nuevo capítulo algunos años después gracias al especial navideño de “Guardianes de la Galaxia” de Disney+ en un cortometraje de James Gunn en el que Peter Quill viajaba a la Tierra para conocer a su héroe en persona y que contaba con Kevin Bacon interpretando a… Kevin Bacon.

Los ochenta fue la gran década de películas musicales para público juvenil como “Flashdance“, “Dirty Dancing“, “Hairspray” o “Footloose“, que siguieron la senda abierta por “Grease“. Cada uno tiene su preferida, pero nosotros nos decantamos por “Footloose“, dirigida por Herbert Ross y protagonizada por Kevin Bacon, Lori Singer, John Lithgow, Dianne Wiest, Sarah Jessica Parker y Chris Penn. Aquí conocimos a Ren MacCormack, un joven de Chicago, que llega a Bomont, una tranquila y algo conservadora localidad de la América profunda acompañado por su madre. Sin embargo, la gente del pueblo no mira con buenos ojos a este chico de la gran ciudad, con una forma de pensar muy diferente a la suya, incluyendo sus estridentes gustos musicales. El joven pronto se da cuenta de que la ciudad vive bajo las órdenes del estricto y fundamentalista reverendo Shaw Moore, que se otorga el poder de prohibir determinados libros, la música rock y cuantos bailes públicos le parecen obscenos, además de otras diversiones a las que Ren estaba acostumbrado en su ciudad de origen. Para complicar las cosas, Ren se enamorará de la hija del reverendo, la guapa Ariel. Algo va a tener que cambiar, y sin duda el reverendo tiene todas las papeletas para perder la batalla.

Cuentan que la historia de “Footloose” se basaba en un hecho real que sucedió en un pequeño pueblo de Oklahoma, donde las pistas de baile y la música Rock&Roll estuvo prohibida durante casi noventa años. La historia llegó a los oídos del guionista Dean Pitchford, que escribió la historia que acabaría convirtiéndose en ese clásico de los años ochenta.

linea_separadora