Hace unos meses disfruté con la adquisición de un Chromecast, pero recientemente mi hermano compró un AnyCast, la versión clónica del dispositivo de Google, que funciona muy bien y tiene un precio muy inferior para ofrecer un resultado similar.

Ezcast vs Chromecast, ¿merece la pena pagar un poco menos?

ACTUALIZACIÓN:

Después de muchas pruebas, problemas y demás… honestamente os recomendaría que os pasaséis por Wallapop, Segundamano.es (o como se llame ahora), Milanuncios, eBay, etc… y adquiráis un Chromecast de primera generación de segunda mano, los he estado mirando y están por entre 15 y 20 euros, funcionan a la perfección y no os van a dar ningún problema. O sino siempre podéis intentar seguir peleando con el Anycast

Han pasado unos meses desde que adquirí un Chromecast como auto-regalo de Navidad y también ha pasado similar periodo de tiempo desde que os hablé de la experiencia de uso a través de la plataforma Wuaki.tv, no pude acabar más satisfecho, pero lo cierto es que acabé por darme de baja del servicio de Wuaki.tv porque, bueno, es lo que tiene estar parado. Fue una lástima tener que dejar Wuaki, pero no podía afrontar ese pequeño gasto mensual.

Desde ese momento comencé a investigar cómo sacarle partido a mi Chromecast, y es que Google lo vende por 35 € dejando claro que es un gadget que tiene infinitas posibilidades y que, a poquito que los desarrolladores lo exploten con sentido, será una herramienta muy útil. En ese momento descubrí Plex y convertir mi pc de sobremesa en un servidor multimedia que controlaba a través de mi móvil (Android, se puede con un iPhone o iPad, pero la app es de pago en ese caso), un deleite que hizo que recomendase su adquisición a toda mi familia.

Mi hermano pequeño se apuntó al carro, pero lo hizo de una forma aún más económica, de los 35 € del Chromecast pasó a los 13,10 € por la que se puede adquirir el AnyCast en Aliexpress.

La semana pasada, tras una espera de 3 semanas, llegó a su casa y tras pelear con denuedo se vio incapaz de configurarlo, por lo que me tocó a mi (cómo no) echarle un vistazo y aprender a manejarlo. No fue una tarea sencilla, porque a pesar de contar con un pequeño manual (en inglés) su configuración no es sencilla, por lo que os ofrezco un breve tutorial sobre cómo hacerlo.

Lo primero es, cómo no, conectar el Anycast a través del puerto HDMi al televisor, así como el puerto USB (ver imagen) del cable al puerto USB de la televisión.

Segundo punto, cogemos el móvil y buscamos una red wifi que se llamará “Any-Cast-XXXXXX” (siendo XXX números que especifican el código de la wifi que genera el AnyCast), nos conectamos a ella con la contraseña 12345678.

Hecho esto o bin utilizamos un lector de cógidos QR o bien escribimos en el navegador del móvil la siguiente dirección: http://192.168.49.1, la página tardará un poquito en cargar y nos mostrará la pantalla que vemos aquí debajo, entramos en la primera opción “touch icon to make dongle connect to WiFI AP” y buscamos la red WiFi a la que nos queramos conectar, metemos la clave y así haremos que el AnyCast se conecte a nuestra WiFi.

Por cierto, un inciso, el AnyCast diferencia entre Miracast y DLNA, siendo el primero la opción típica de Chromecast (es decir, lanzar vídeo y/o audio desde un pc o dispositivo móvil para que este se reproduzca en la tele) o la opción DLNA (que lo que hace es reflejar en la televisión la pantalla del dispositivo que elijamos, móvil normalmente). Otra opción para cambiar de un modo a otro es pulsar el botón que cuelga del cable USB.

En este momento ya tenemos configurado el AnyCast, ahora viene la trampa, y es que normalmente podríamos utilizar la app del servidor Plex que tenemos instalado y configurado en el pc de sobremesa (que es dónde tenemos todas las películas y series), pero por algún motivo no reconoce nuestro AnyCast. No pasa nada, hay muchas aplicaciones en Play para poder “conectar” nuestro móvil con el servidor Plex, es decir, en vez de utilizar la app Plex utilizaremos otra: AllCast, que cuenta con una versión gratuita y otra por 3,65 € sin publicidad y nuevas funcionalidades.

Una vez instalada la app la abrimos y le damos a buscar servidores, encontrará Plex y nos mostrará el contenido, en carpetas, de nuestro servidor. Ya sólo es cuestión de darle al play y, una vez que se comience a reproducir la película, “lanzarlo” al AnyCast.

Y ya está, ya podemos sacar las palomitas y disfrutar.

Ezcast vs Chromecast, ¿merece la pena pagar un poco menos?

 


Also published on Medium.