El último tahúr es más que una grata sorpresa, de la mano de dos autores debutantes en el mundo del tebeo: Rodrigo Sopeña y Juande Pozuelo nos llega una historia de western, amor y póker que enseguida escala puestos en mi listado de favoritos del 2019 y se coloca entre los primeros puestos. ACTUALIZACIÓN: ¡¡Nuevas páginas!!

El último tahúr. La fabulosa leyenda del hombre que desveló todos los trucos del mundo
Guión: Rodrigo Sopeña
Dibujo: Juande Pozuelo
Cómic. Tapa dura. 20X28. 176 páginas. Color.
ISBN: 978-84-17956-32-5
Previo
PVP: 27,90€

Andy se gana la vida timando a incautos en la mesa de póker. Cuando decide convertirse en un hombre honrado, desvela todas las trampas con cartas en un libro… En ese instante pasa a ser el hombre más perseguido del Oeste.

En 1902 se publicó en Chicago El experto en la mesa de juego, un manual que revelaba todas las trampas con cartas. Su autor firmaba como S.W. Erdnase, ocultando su verdadero nombre a los jugadores profesionales y forajidos que desearían matarle a partir de la publicación.

La banda de los Dalton, John Wesley Hardin, Harry Houdini, el doble asalto a los bancos de Coffeyville y la conquista del Territorio Indio se entremezclan en El último tahúr con la leyenda de este misterioso hombre cuya vida fue un gran truco de magia.

No es fácil escribir y dibujar un western, y menos si has nacido en Gijón y en Córdoba respectivamente, pero Rodrigo Sopeña y Juande Pozuelo han firmado el mejor western que he leído en muchísimos años, logrando recrear la atmósfera de los años dorados de la Conquista del Oeste en un tebeo en el que lo importante es ver cómo nuestro protagonista, Andy, busca su camino en la vida en El último tahúr.

Andrews es un pobre huérfano al que un viejo jugador enseñará a jugar a las cartas para así vengarse de otro jugador de póker. Una vez obtenida la venganza para su “padre” Andy inicia su camino como jugador de póker y experto tramposo en un salón mientras la vida le irá dando lecciones que le acabarán por convencer de publicar un libro que lo cambiará todo para los tahúres del póker en los Estados Unidos, el título del libro era “El experto en la mesa de juego” y describía cómo hacer trampas. La vida de Andy no era fácil antes de la publicación del libro, pero después su vida correrá aún más peligro.

A pesar de todo esta historia, como la mayoría de las historias, no es sino una historia de amor. En este caso un amor aplazado durante 3 años, los tres años que necesita Andy para conocer el mundo y darse cuenta de con quién puede encontrar la auténtica felicidad, lo importante no es el amor de Andy hacia Gloria, sino el saber que, si regresa a su pueblo, le espera un final feliz (puede) y el final de sus aventuras, lo que hará más interesante el ver el discurrir de Andy por el Oeste.

Es curioso descubrir que Rodrigo Sopeña, director y guionista de La habitación de Fermat, creador de la serie infantil de aventuras y misterio Club Houdini (Disney Channel) no es sino un aficionado a la magia, el ingenio y las historias con giro final, y cómo no, todo eso se encuentra en El último tahúr y mucho más. Este es su primer proyecto en el mundo del tebeo y la verdad es que ha demostrado saber adaptarse con maestría al género.

Nuevo en el mundillo del tebeo también es Juande Pozuelo, quien ha trabajado como layout artist de Batman: the Animated Series (1990) para trabajar después dibujando story boards de películas como Atrapa la bandera o las películas de Tadeo Jones. No se sabe cómo logró convencerlo Sopeña, pero lo cierto es que Pozuelo inunda cada viñeta de información sin que se pierda narración, es una delicia ver a un dibujante que se deja la piel en cada viñeta y con un resultado final tan bueno.

Así, y mientras Pozuelo nos dedica grandes momentos visuales la narrativa y los diálogos de Sopeña nos envuelven con la historia de Andy Andrews por la que se pasean grandes figuras del Salvaje Oeste que ambos introducen con gran acierto y que aportan realidad y profundidad a El último tahúr.

Uno de los grandes aciertos de El último tahúr está en el hecho de que Rodrigo Sopeña y Juande Pozuelo, obviamente imagino que más el segundo que el primero (por aquello de que uno escribe y el otro dibuja), han trabajado muchísimo a la hora de lograr recrear el Salvaje Oeste en viñetas, con una gran cantidad de documentación al servicio de un despliegue gráfico abrumador (y ahí está la sección de material extra para demostrar hasta dónde han llegado Sopeña y Pozuelo en su brillante recreación del Oeste) y que logra su propósito: transportarnos al Salvaje Oeste tan bien como lo haría un buen western de John Ford. Con un estilo dotado de gran realismo y conjugado con una gran narrativa y expresividad de los personajes nos encontramos con un tebeo que bien podría ser el story board de la película que El último tahúr merece ser (señores de Netflix o HBO espabilen, no sólo los autores les presentan un magnífico guión sino que además en España tenemos hasta los escenarios necesarios).

El último tahúr es una de esas joyas que de vez en cuando da el tebeo español y que nos demuestra hasta dónde podría llegar la industria nacional si aún existiese, obras como esta merecen ser tratadas con todo el cariño y mimo posible, y en Dolmen lo han hecho con una edición repleta de material extra y documentación que no hace sino aumentar el valor de la obra y del trabajo de sus autores.

En definitiva, El último tahúr se ha convertido, desde ya, en uno de mis títulos Top 10 del 2019, una delicia que espero sólo suponga la primera, de muchas, colaboraciones entre dos autores que tienen magia.