Puntual a la cita llega una nueva entrega de Los Cabezones de las Galaxias en la que Enrique V. Vegas vuelve a demostrar su maestría al parodiar la última entrega de Star Wars en El último cabezón.

Los Cabezones de las Galaxias: El último cabezón
Edición original: El despertar del cabezón ESP
Guión: Enrique V. Vegas
Dibujo: Enrique V. Vegas
Tinta: Enrique V Vegas
Color: A color
Formato: Libro cartoné, 104 págs. blanco y negro
15€

Han pasado muchos años desde que nuestros héroes destruyeron la segunda Estrella Divina de la Muerte, convirtiéndose en leyendas, cromos, tazas, servilletas Sus caras están en todas partes. Los coleccionistas de toda la galaxia no tienen ya espacio en sus estanterías Entre las piezas más cotizadas, el Santo Grial, el sable del mismísimo Darz Vander, el que perdió su hijo Lucas, con o sin mano. El Imperio Cabezón se llama ahora Nuevo Orden e intenta borrar todo rastro de lo que ocurrió. La princesa Celia se resiste como una leona. La aventura está servida!

Enrique V. Vegas nos sirve una nueva entrega de Los Cabezones de las Galaxias y lo hace reinventando la, hasta la fecha, última entrega de la saga galáctica por excelencia: Star Wars: Los últimos jedi, que aquí se transforma en Los Cabezones de las Galaxias: El último cabezón.

La trama más o menos sigue los sucesos de la película a la que parodia pero lo hace “a su manera”, es decir, imaquino que hay que evitar cualquier posible denuncia por plagio y cosas así (en Lucasfilm siempre han sido de denunciar en cuanto han visto la posibilidad) pero no es menos cierto que Enrique se asegura de que podamos reconocer los momentos de Los últimos jedi que se están parodiando, así tenemos momentos memorables como Leia dando un paseo por el vacío del espacio, el aprendizaje junto a Luke, el asesinato de Snoke por parte de Kylo Ren y Rey, etc.

Puede que no se siga al dedillo el guión de la película, pero las parodias están muy bien ambientadas y ubicadas en determinados momentos de El último cabezón y es inevitable no sonreír cuando se produce cada una de estas escenas o los monólogos de los personajes (Luke está sembrado). Quizás la historia podría ser algo más fluida, pero funciona a base de golpes de humor.

El principal atractivo de los Cabezones de las Galaxias está en, cómo no, los maravillosos dibujos de Enrique V. Vegas, es inevitable caer enamorado de las versiones-cabezón de personajes míticos del cine o del cómic y Vegas borda cada una de sus interpretaciones por lo que tan sólo hay que encontrarle el gusto a los diálogos paródicos para disfrutar con El último cabezón, y no será complicado disfrutar con ellos para todos aquellos que hayamos visto la película.

Está edición de Dolmen viene presentada en el típico formato recopilatorio de los Cabezones de Vegas, es decir, un cartoné de 14 por 21 cm, en blanco y negro y con la portada impresa y sobrecubierta, una más que coqueta edición ideal para regalar a los más jóvenes y para que la disfrutemos, en secreto, los que ya peinamos unas cuantas canas.

En definitiva, Enrique V. Vegas continúa demostrando que el tebeo español tiene mucho que decir a la hora de las parodias y que Star Wars es un verdadero filón que no deja de incrementar las posibilidades de parodiarlo. El último cabezón es una lectura divertida aunque lo verdaderamente destacable sean los dibujos de Enrique.