Por fin he visto la gran película de DC Cómics, la que supuestamente ha convertido a la princesa Diana de Themyscira en el referente del nuevo universo DC cinematográfico, y la verdad es que no me acaba de convencer.

Me explico: comencemos por el hecho de que TODOS los dioses han muerto, los mató Ares… así que la herencia helénica del personaje a la porra, bravo, gran decisión (total, puestos a simplificar la mejor idea es cargarte TODA la esencia del personaje). Después resulta que entrar a Themyscira está tirado, como apartar una cortina e igual que llega Steve Trevor llega una oleada de nazis… total que Diana, que tiene muchas ganas de farra, después de apalizar a los nazis se escapa con el rubio y se van a Londres para que Wonder Woman pueda ir en busca de Ares y para que DC pueda plagiar la película del Capitán América hasta el punto de que use su escudo tanto y tan bien como Steve Rogers y, bueno, todo suena a ya visto e incluso el romance es… típico.

Además no me hagáis hablar de lo acertado de la elección de Gal Gadot como Wonder Woman cuando tenemos a Robin Wright, como Antíope, que nos da la medida de cómo debería ser una amazona, vale, Gadot es muy guapa y en algunas escenas “rompe” la pantalla… pero no tiene química con Chris Pine ni prácticamente con nadie en toda la película, y eso que gracias a Pine la película avanza algo y va hacia alguna parte, que sino…

Guapísima Gail Gadot como Wonder Woman, y poco más

Guapísima Gail Gadot como Wonder Woman, y poco más

En cuanto al malo malote la verdad es que resulta muy fácil resolver el misterio de quién es Ares, y flipar viendo que han tomado ideas de la etapa de George Pérez… pero no las han desarrollado ni la mitad de bien que en el cómic. De verdad, echadle un vistazo al primer volumen de la etapa de George Perez en Wonder Woman y después me contáis.

El nivel general de la película de Wonder Woman es aceptable aunque escaso de originalidad, las referencias al Capitán América me parecen a la orden del día y eso por no olvidar que para usar el Lazo de la Verdad como si fuese Spiderman al menos antes nos deberían haber hablado del puñetero lazo y sus “poderes”. A pesar de todo no llega a estar al nivel de las películas Marvel ni de lejos, es entretenida pero lenta, muy lenta, y el malo final es… en fin, no es lo que me esperaba después de tanta crítica positiva.