ECC Cómics continua recuperando material de nuestra amazona favorita gracias a su presencia en las películas del Universo Cinematográfico de DC Comics y nos ofrece los primeros números de la que posiblemente sea su mejor etapa en este imprescindible “Grandes autores de Wonder Woman: George Pérez“.

Wonder Woman – La Mujer Maravilla (Grandes autores de Wonder Woman: George Pérez)
Edición original: Wonder Woman núms. 1 a 14 USA
Guión: Len Wein, George Pérez, Greg Potter
Dibujo: George Pérez
Tinta: Bruce Patterson
Color: Tatjana Wood
Formato: Libro cartoné, 368 págs. a color.
32,5 €

Hace siglos que las amazonas viven en paz en Isla Paraíso, un refugio que les proporcionaron sus patronas del Olimpo. No obstante, la inminente amenaza de Ares, el dios de la guerra, hace que la princesa Diana, ingenua y confiada, salga al hostil Mundo del Hombre que pronto la conocerá como… ¡Wonder Woman!

A mediados de los años 80 DC y Marvel mantenían una “amistosa” competencia por el número 1, aunque era la Casa de las Ideas la que estaba ocupando esa plaza y marcando tendencia, DC tenía el consuelo de poder competir con la exitosa Patrulla-X de Claremont y Byrne gracias al trabajo de Marv Wolfman y George Perez en Nuevos Titanes, así que cuando en DC se plantearon reiniciar sus series gracias al cross-over definitivo tenía sentido que ambos autores se encargasen de ello. Dicho y hecho, el tándem creativo de Wolfman y Perez no sólo puso a DC de vuelta en la competición sino que sirvió para reiniciar la historia DC y para que grandes autores revitalizasen a los mitos de DC Cómics. Batman vivió el Año Uno, Superman tuvo a John Byrne para el relanzamiento, los Nuevos Titanes mantuvieron a Marv Wolfman, La Liga de la Justicia se hizo grande gracias al trabajo de Keith Giffen y J. M. DeMatteis y Wonder Woman, anteriormente una alocada serie en la que la continuidad de la amazona era, cuando menos, caótica, recibió la bendición de que George Perez se encargase de su relanzamiento y que, con la ayuda de Len Wein,  la convirtiese en uno de los trabajos más destacados de la carrera artística de George Perez. Que no es poco.

George Perez, posiblemente, era el mejor dibujante en la nómina de DC Cómics, tras darle vida a los Nuevos Titanes, tras dibujar el mejor cross-over de todos los tiempos, Crisis en Tierras Infinitas, con una calidad insuperable y tras dos volúmenes-epílogo de Crisis en Tierras Infinitas en los que La Historia del Universo DC se asentaba de acuerdo a ciertos cánones, en 1987 por fin pudo dedicarse a su propia serie regular y es que después de haber tocado techo George Perez necesitaba un nuevo reto para crecer como autor completo, para ello escogió trabajar con Wonder Woman, donde decidió prescindir de las “modernidades” que en esos momentos impregnaban al personaje para basarse completamente en su origen mitológico.

Así Perez, con la ayuda de Wein y de Greg Potter, basó, por completo, el origen de Diana y de las amazonas en la mitología griega. Como parte de una raza de mujeres a las que se les encargaba custodiar un portal del que brotan demonios y que viven en Themyscira, una Atlántida actual, una isla y ciudad en la que tan sólo viven mujeres… hasta que un día llega a sus costas Steve Trevor, un piloto del ejército estadounidense al que se había encargado atravesar una especie de Triángulo de las Bermudas mágico tras el cual se oculta la isla de las amazonas. Todo es parte de una conspiración por parte de Ares, dios de la guerra, que pretende ocupar su lugar como dios dominante de la Tierra, y por ende del panteón griego, y al que tan sólo Wonder Woman, una joven ingenua amazona que acaba de llegar al Mundo del Hombre, es capaz de detener.

Sin apenas tiempo para respirar, y una vez resuelta la amenaza de Ares (dios por el que parece que Perez tiene una predilección que deberían envidiar el resto de dioses) toca afrentar las amenazas del Mundo del Hombre, entre las que también se encuentra la incógnita de Cheetah, una mujer que se transforma en el avatar medio humano, medio felino de un dios con un especial interés en Diana. Cerramos este volumen que agrupa los catorce primeros números de Wonder Woman con la historia de origen más trabajada que se haya visto jamás, y es que Perez y Wein nos narran cómo Diana desciende a los “Infiernos”, el portal demoníaco que guardan las amazonas, en una misión divina, al más puro estilo de la Divina Comedia de Dante Alighieri nos permite ver cómo se desempeña la amazona en una misión nada sutil: acabar con los monstruos que amenazan a las amazonas desde sus inicios, y de paso sirve para que nos reforcemos en la idea de que los dioses tienen los pies de barro.

Únicamente hay que lamentar que la serie regular de Wonder Woman se las vio y deseó a la hora de cuadrar en sus argumentos el cross-over de Millenium y el papel que juega la amazona en él, será el que más claro se refleje en la serie, y eso que en la propia istoria de inicio de la serie regular ya tuvimos que ver cómo Len Wein y George Perez se veían obligados a referenciar el Legends, primer cross-over tras Crisis en Tierras Infinitas. No obstante agradezco que no se haya reproducido aquí el material de esos aburridos cross-over. No veáis lo que molesta ver que no se respetó la trama y el trabajo de George Perez, ni son necesarios ni tienen importancia vital en las deliciosas tramas que, a modo de historia de la mitología nórdica nos van ofreciendo, así que no os preocupéis demasiado por ellos.

Por otro lado tenemos a George Perez, al completo, es decir, él solito, al cargo del dibujo y lo hace como sólo él sabe, con un excelente trabajo en el que no hay viñeta en la que no merezca la pena detenerse para admirar el detalle, perspectiva, emotividad, fuerza… en serio, hay viñetas de la Wonder Woman de George Perez que han sido “homenajeadas” durante años por dibujantes con poco estilo e ingenuos (si creían que no ibamos a ver el intento de copia). Es una lástima que DC Comics no haya hecho una edición con el color mejorado, por lo que tenemos que “conformarnos” con el excelente trabajo de Tatjana Wood que cumplió 30 años en febrero de este año, y es que esa portada con el color actual es espectacular. En serio, echadle un vistazo a este Grandes autores de Wonder Woman: George Pérez y decidme que no está a años luz de calidad de casi cualquier serie que se produjese entonces o ahora.

En cuanto a la edición de ECC Cómics os diré que como poseedor de las grapas retapadas de Ediciones Zinco originales estoy sumamente feliz de tener esta etapa en un formato de tanta calidad, puede que su precio parezca un pelín elevado, pero la calidad que atesora este volumen hace de eso una mera anécdota. Por cierto, incluye un prólogo del propio George Perez que, de verdad, parece que hubiese nacido para dibujar a la amazona y su mundo.

En definitiva el primer volumen de Grandes autores de Wonder Woman: George Pérez es, sin duda, un imprescindible. Una de las mejores etapas de Wonder Woman, sino la mejor de toda la historia.