Nueve carteles de películas de próximo estreno, o de reciente estreno, donde conviven humildes sleepers y ambiciosos blockbusters, donde comparten espacio los ganadores del favor de la crítica y el público y los grandes derrotados de la taquilla, los premios y los festivales: 300: El origen de un imperio, La Bella y la Bestia y Dallas Buyers Club.

300: El origen de un imperio” (“300: Rise of an Empire”), una película dirigida por el israelí Noam Murro (“Gente inteligente”) con un guión de Zack Snyder y Kurt Johnstad que llegará a los cines en 2D, 3D e IMAX, es la secuela de la película de Zack Snyder y, como aquella, adaptará un cómic de Frank Miller con el estilo singular y cercano a la paleta de la colorista Lynn Varley: “300” en el primer caso y “Xerxes” en el segundo.
Esta nueva entrega de la saga épica lleva la acción al campo de batalla (esta vez, en el mar) y nos narra los intentos del general griego Temístocles de unificar toda Grecia dirigiendo el cambio que modificará el curso de la guerra contra las invasoras fuerzas persas capitaneadas por el rey Jerjes, y Artemisia, la vengativa comandante de la armada persa. 
Con un reparto que incluye a Sullivan Stapleton (“Gangster Squad. Brigada de Élite”, “Animal Kingdom”) como Temístocles y Eva Green (“Sombras Tenebrosas”, “Casino Royale”, “Soñadores”, “El reino de los cielos”) como Artemisia. Lena Headey (“Dredd”, la serie de televisión “Juego de Tronos”) retoma su papel protagonista como la reina espartana Gorgo, Hans Matheson (“Furia de Titanes”) interpreta a Esquilo, David Wenham (“El señor de los anillos: Las dos torres”, “Enemigos públicos”) regresa como Dilios y Rodrigo Santoro (“Love Actually”, “Qué esperar cuando estás esperando”, “Encontrarás dragones”) vuelve a interpretar al rey persa, Jerjes. Junto a ellos, Callan Mulvey, Andrew Pleavin, Yigal Naor, Ashraf Barhom, Vincent Walsh, Steven Cree, Trayan Milenov-Troy, Andrei Claude, Peter Ferdinando y Mark Killeen, entre otros. (wwws.warnerbros.es/300riseofanempire/)

“La Belle et la Bête” de Jean Cocteau con Jean Marais como la Bestia y Jossete Day como Bella en 1945 y la versión animada de Walt Disney en 1991 quizás son las dos adaptaciones cinematográficas más conocidas del cuento popular “La Bella y la Bestia“, pero reminiscencias del encuentro entre el monstruo de figura grotesca que se enamora de una bella mujer pueden verse en “King Kong”, “Frankenstein”, “El Fantasma de la Ópera” o “Notre-Dame de Paris”.
En concreto el director de culto francés Christophe Gans lleva por primera vez a la gran pantalla la obra original de Gabrielle-Suzanne de Villeneuve, publicada de forma anónima en 1740 dentro de una antología de cuentos, cuya versión condensada de la misma para niños que sirvió de punto de partida de las adaptaciones de Jean Cocteau en 1946 y Walt Disney en 1992, que conserva intacto el mensaje del cuento de hadas original en el que el poder de los sueños y el amor se erigen como el mejor antídoto contra la envidia y la ambición.
Esta nueva versión está dirigida por Christophe Gans (“El pacto de los lobos”, “Silent Hill”) con Léa Seydoux (“La vida de Adèle”, “Midnight in Paris”) en el papel de Bella y Vincent Cassel (“Cisne Negro”, “El odio”) en el de Bestia. Junto a ellos, Eduardo Noriega, André Dussollier, Myriam Charleins, Audrey Lamy, Sara Giraudeau e Yvonne Catterfeld para contar como en 1720, tras el naufragio de sus navíos, un mercader arruinado debe exiliarse al campo con sus seis hijos. Entre ellos se encuentra Bella, la más joven de sus hijas, alegre, guapa y llena de encanto. Tras un viaje agotador, el Mercader descubre el dominio mágico de la Bestia, que le condena a muerte por haberle robado una rosa. Sintiéndose responsable de la terrible suerte que amenaza a su familia, Bella decide sacrificarse en lugar de su padre. En el castillo de la Bestia no sólo le espera la muerte, sino una extraña vida donde se mezclan los momentos de magia, alegría y tristeza… 
Cada tarde, a la hora de cenar, Bella y Bestia se reúnen y aprenden a tratarse como dos extraños completamente opuestos. Mientras intenta refrenar sus impulsos amorosos, Bella se introduce en los misterios de la Bestia y de su morada.
Cuando cae la noche, los sueños se presentan a Bella como fragmentos del pasado de la Bestia. Una historia trágica que le enseña que este ser solitario y feroz fue un día un Príncipe majestuoso. Armada de valor, luchando contra todos los peligros y abriendo su corazón, Bella conseguirá liberar a la Bestia de su maldición y descubrir así el amor verdadero.

Matthew McConaughey (“Tropic Thunder”, “Sahara”, “Novia por contrato”, “Cómo perder a un chico en 10 días”,…) ha cambiado. Sus últimos trabajos (“Mud”, “Magic Mike”, “The wolf of Wall Street”,…) demuestran que el actor norteamericano ha sabido cambiar el rumbo de su carrera, desde papeles en comedias románticas de medio pelo hacia apuestas más arriesgadas y que le ha obligado a realizar un tour-de-force físicos como este “Dallas Buyers Club” basada en la historia real de supervivencia de Ron Woodroof, un electricista y vaquero de rodeo que es diagnosticado con V.I.H positivo en 1985, a quien sólo le pronostican 30 días de vida, situación que él rechaza y por lo cual emprende una lucha por su vida, no solo en contra de la enfermedad sino en contra de una sociedad que señalaba que el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida sólo atacaba a homosexuales.
Ron decide iniciar una investigación sobre los tratamientos existentes en ese momento para enfrentar la enfermedad, descubriendo métodos que no eran aprobados por el Sistema de Salud Norteamericano. Es entonces cuando decide cruzar la frontera hacia México, en donde aprende a cerca de los tratamientos alternativos, los cuales tienen un efecto positivo en su salud, por lo que inicia un negocio de contrabando para llevarlos a Estados Unidos, desafiando con ello a la comunidad médica y científica, incluyendo a Eva Saks, la doctora que lo trataba.
Ajeno a la comunidad gay, Roy decide buscar a un aliado que le permita entrar en este cerrado círculo con el fin de iniciar su negocio. Esa persona es Rayon, un transexual quien además de compartir la visión emprendedora de Woodroof, comparte el mismo diagnóstico médico. Ambos deciden establecer un ‘club de socios’ para poder comercializar la venta de medicamentos y suplementos no aprobados, en donde las personas VIH positivas pagan cuotas mensuales para tener acceso a suministros de reciente adquisición.
Dirigida por Jean Marc Vallée (“C.R.A.Z.Y.”, “Café de Flore”, “La reina Victoria”), el reparto de “Dallas Buyers Club” también cuenta con Jared Leto (“Las vidas posibles de Mr. Nobody”, “Corazones solitarios”, “El Señor de la Guerra”, “Réquiem por un sueño”, “La habitación del pánico”, “El club de la lucha”,…), Steve Zahn (“Diario de Greg”, “Naturaleza a lo bestia”, “Sahara”, “El precio de la verdad”, “Papá Canguro”,…) y Jennifer Garner, y como es conocido ha significado sendas estatuillas doradas por sus interpretaciones a Matthew McConaughey (mejor actor) y Jared Leto (mejor actor secundario) que recibieron entre sonoros aplausos durante la 86a edición de los ‘Academy of Motion Picture Arts and Sciences Awards’. (www.dallasbuyersclub-pelicula.com)

{gallery}cine/ensalada659{/gallery}