Han pasado casi nueve años desde que “The Boys” llegó a España,y  desde hace casi un año Norma Editorial ha publicado una edición integral en tres volúmenes. sin embargo yo me he leído “The Boys” en rustica y he disfrutado tanto como cuando leí el Hellblazer o el Predicador de Garth Ennis. Y eso que, como extra, tenemos a Darick Robertson a los lápices. Un lujo.

 

"The Boys Integral" (Garth Ennis y Darick Robertson, Norma Editorial)The Boys Integral Nº 01
Edición original: The Boys Nº 1 a 30 USA
Guión: Garth Ennis
Dibujo: Darick Robertson
Tinta: Darick Robertson
Color: Tony Aviña
Formato: Libro rústica, 752 págs. a color
39,95€

Este volumen contiene los volúmenes 1 a 4 publicados por Norma Editorial así como diversos extras exclusivos de esta edición.

En un mundo en el que los superhéroes son unos degenerados  corruptos controlados por una corporación, es necesario que  alguien les mantenga a raya. Ese alguien son los miembros de The Boys, tipos duros y sin escrúpulos que han aceptado  adquirir superpoderes para poder patear el culo de esos falsos  superhéroes. 

Reunida en una edición integral que constará de tres volúmenes,  la exitosa serie de Garth Ennis vuelve en un formato de lujo, con extras inéditos y a un precio especial, para todo aquel que no haya tenido oportunidad de disfrutar de ella o quiera esta bonita edición en su estantería.

"The Boys Integral" (Garth Ennis y Darick Robertson, Norma Editorial)The Boys Integral Nº 02
Edición original: The boys Herogasm, The Boys The Self-Preservation Society, The Boys The Innocents, The Boys Highland Laddie USA
Guión: Garth Ennis
Dibujo: Darick Robertson
Formato: Libro rústica, 752 págs. a color
39,95€

En un mundo en el que los superhéroes son unos degenerados corruptos controlados por una corporación, es necesario que alguien les mantenga a raya. Ese alguien son los miembros de The Boys, tipos duros y sin escrúpulos que han aceptado adquirir superpoderes para poder patear el culo de esos falsos superhéroes. Presentamos el segundo volumen de tres de la edición integral de lujo de la exitosa serie de Garth Ennis, con extras inéditos y a un precio especial, para todo aquel que no haya tenido oportunidad de disfrutar de ella o quiera esta bonita edición en su estantería. Este volumen contiene los volúmenes 1 a 4 publicados por Norma Editorial así como diversos extras exclusivos de esta edición.

"The Boys Integral" (Garth Ennis y Darick Robertson, Norma Editorial)The Boys Integral Nº 03
Guión: Garth Ennis
Dibujo: Darick Robertson
Formato: Libro rústica, 808 págs. a color
39,95€

En un mundo en el que los superhéroes son unos degenerados corruptos controlados por una corporación, es necesario que alguien les mantenga a raya. Ese alguien son los miembros de The Boys, tipos duros y sin escrúpulos que han aceptado adquirir súper poderes para poder patear el culo de esos falsos superhéroes.

Llega el volumen final de esta edición integral de lujo de una de las series de más éxito de los últimos tiempos.

Han pasado unos cuantos años desde que, acertadamente, Norma Editorial publicase el primer volumen de The Boys (agosto de 2007 concretamente) y desde entonces Garth Ennis y Darick Robertson han continuado adelante con una serie con la que parece que pretendiesen destruir el género de superhéroes y que, a mi modo de ver, vuelve a demostrar, una vez más, lo flexible que es el género y cómo es capaz de adaptarse a la crítica más brutal (y dudo que haya cómics mucho más contundentes que este) para ofrecer una más que interesante historia en distintos arcos (no es broma, la edición original de Norma llegó a contar con 12 volúmenes, y la de Dynamite Entertainment con 72 números de grapa más 3 miniseries de 6 números cada una). Aunque, el hecho de comenzar a publicarse en WildStorm y ser cancelada en su sexto número (en DC se escandalizaron un poco al ver el tono anti-superhéroes de la serie, aunque dieron facilidades para que los autores pudiesen continuarla en otra editorial) seguramente no sirvió para que Ennis y Robertson se lo tomasen con más calma… al revés, la serie se volvió aún más dura, la crítica a los supers fue a más con cada número y las parodias estaban a la orden del día, no se cortaron un pelo, ni con el sexo, ni con la violencia, ni con los abusos sexuales a menores, violaciones, un gore absoluto en cualquier escena violenta… The Boys no es para todos los públicos, demonios, es casi una obra minoritaria porque, bueno no hay una forma más bonita de decirlo, se “caga” en todo el género de superhéroes, se “folla” las convenciones y los autores no tienen reparo ni pudor alguno, ya sea a la hora de plantear escenas conflictivas, que en cualquier otra editorial provocarían que al editor le diese un infarto, o en la crudeza y realismo con la que retratan y reflejan la violencia, el sexo, la realidad político-empresarial de Estados Unidos (y del mundo)… The Boys es contundente, dura, muy dura, pero también interesante, con unos personajes que te atrapan y una trama ciertamente realista en la que se procura dar la respuesta a la pregunta de “¿cómo sería un mundo con auténticos superhumanos al servicio de una multinacional?”.

"The Boys Integral" (Garth Ennis y Darick Robertson, Norma Editorial)

La respuesta, al menos la que nos facilitan Ennis y Robertson es ciertamente preocupante… básicamente porque no está alejada de lo que la realidad nos ha venido demostrando a lo largo de los años. Además, el excelente trabajo de Garth Ennis a la hora de profundizar en la Historia que nos propone The Boys (no ha podido evitar colar dos o tres historias bélicas, como esas que está publicando Aleta ahora en su Battlefields) sirve para darle un trasfondo que le permite reinventar y analizar la segunda mitad del siglo XX así como visitar los conflictos bélicos más destacados de esos años. 

"The Boys Integral" (Garth Ennis y Darick Robertson, Norma Editorial)

Pero básicamente The Boys es una demostración de todo lo que no funciona en el género de superhéroes… la vez que de lo que sí lo hace. Es muy curioso que, para atacar al género, Ennis nos ofrezca una historia que, básicamente, viene a responder a la pregunta que Alan Moore y Dave Gibbons nos hicieron tres décadas atrás: “Who watches the watchmen?”, y la respuesta no es otra que The Boys, son los tipos que acudirán a patear tu culo (y el resto de tus entrañas) si te pasas de la ralla. No será bonito, seguramente no sobrevivas… pero te lo habrás merecido por desatender las enseñanzas del tío Ben: “todo poder conlleva una gran responsabilidad…” o de Lord Acton “El poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente”. Y Garth Ennis nos va a dejar MUY claro que está última frase es vital y una verdad universal en The Boys

Naturalmente Ennis no puede evitar rizar el rizo, sorprender a los lectores en las últimas entregas con un giro de tuerca que puede resultar insatisfactorio para algunos lectores, pero que tiene mucho sentido si se analiza la historia desde el inicio.

No puedo dejar pasar la ocasión de resaltar que me encanta cómo cuenta las historias de amor el señor Ennis, puede que sea un zafio, un bestia, un amigo del cerveceo, de las peleas, de los pubs y de los antros… pero es un romántico incurable, de verdad, el personaje de Hughie (Simon Pegg) suma enteros gracias a su romance con Luz estelar (la última incorporación de los Siete, el grupo al que vigila con especial interés The Boys, y el interés romántico de Hughie, el personaje a través de cuyos ojos nos adentramos en la historia) y al proceso que ambos sufrirán para dejar atrás los secretos que se han ido ocultando a lo largo de la serie.

Otra figura destacable, cómo no, sería la de Carnicero, como contraprestación al Patriota (Superman, vamos) y porque es el personaje en torno al que gira toda la acción, toda la trama, un ser roto por una tragedia del pasado relacionada con los supers y que le lleva, al más puro estilo Punisher, en una cacería por acabar con el Patriota. Por cierto que Terror, su pitbull, es uno de esos animalitos de la ficción a los que acabas cogiendo muchísimo cariño. 

"The Boys Integral" (Garth Ennis y Darick Robertson, Norma Editorial)

Si a esto le sumamos la conspiración político-empresarial que mencionaba antes, los comentarios de Ennis sobre la política estadounidense (y británica), el tema del abuso infantil y sus consecuencias, de la violencia de género… The Boys puede resultar muy duro de leer, incluso con escenas que te asquean, pero es innegable que, por rompedora que sea, es una obra cien por cien Garth Ennis, y a mi me ha encantado por esa mezcla de géneros que se dan, desde el género de espías, al bélico, romántico, empresarial, político… The Boys lo tiene todo.

Por cierto, que mucho hablar de Garth Ennis y casi se me pasa hablar del otro responsable de esta burrada de tebeo: Darick Robertson, y es que éste dejó su exclusividad con Marvel para poder trabajar en The Boys e incluso logró que DC le permitiese trabajar en la serie una vez que esta se marchó a Dynamite. Roberton realizó los números 1 a 43 y el último número, el 72, así como la miniserie dedicada a contar los orígenes de Carnicero: “Butcher, Baker, Candlestick Maker”. Su marcha, una auténtica lástima a pesar de que en sus últimos números se notase cierto desfallecimiento, fue cubierta por distintos autores, aunque yo destacaría a un Carlos Ezquerra espectacular. Lo cierto es que sin él The Boys baja el nivel gráfico ligeramente, pero no es menos cierto que de 90 números que tuvo la serie él dibujo más de la mitad a un nivel más que notable. 

En castellano podéis encontrar The Boys en dos formatos, o bien los 12 tomos de rústica publicados por Norma desde 2007 a 2013 (a una media de 16/18 euros el tomo) o en tres volúmenes integrales (por 39,95 € el tomo, 119,85 € en total). No he visto la edición integral, pero me apostaría lo que fuese a que es espectacular (aunque con casi 800 páginas cada volumen el dolor de muñecas también podría ser espectacular, pero es mucho más económico).

Como curiosidad os diré que en 2008 The Boys fue nominada a Mejor Serie Regular… nominada, porque el que se llevase el premio hubiese sido una absoluta sorpresa para todos dados los niveles de violencia y sexo del título, por no mencionar ese humor negro que siempre impregna las obras de Ennis y que aquí va “un par” de pasos más allá de lo habitual, que quizás es lo que explicaría porqué la adaptación a la gran pantalla se está tomando tanto tiempo en desarrollarse, y es que Columbia Pictures se bajó del carro tras tener los derechos desde 2008 a 2012, testigo que recogió Paramount Pictures, aunque no se sepa nada nuevo sobre la adaptación. No es de extrañar, The Boys no es una historia para el gran público.

En definitiva, The Boys no es una serie para todos los públicos (¡¡ni se os ocurra dejar que lo lean los niños!!) pero sí es una serie para un público adulto que desea disfrutar con una historia sin límite y con una narración que te absorbe y te atrapa de una forma que pocos autores pueden conseguir.