Sabía que dentro de todos los libros hay magia y que muchos proyectan magia a su alrededor pero no sabía que hay libros destinados a personas…. y «Peloestrella» estaba destinado a mí.

Peloestrella
Autora: María del Carmen Aznar Alcega
Ilustrador: Quiel Ramos Sánchez
Editorial: Miguel Viela
Código: 978-84-09-11830-4
Año de publicación: 2019
Número Edición: 01
Fecha Edición: 1 de mayo de 2019
Nº de páginas: 42
Encuadernación: Cartoné
Medidas: 220×270
Precio: 15,95 €

Peloestrella era un hada muy especial con un trabajo muy especial, convertir sus sueños en los cuentos que se cuentan antes de dormir.

Pero una noche los cuentos desaparecieron…

Peloestrella no había podido hacer su trabajo.

¿Qué le había pasado? ¿Dónde estaba?

Una larga fila de niños y niñas, que no querían quedarse sin sus cuentos de buenas noches, atravesó la oscuridad en busca del hada…

Que una persona muy especial me hable de un cuento y que unas horas después otra persona me dé un regalo y que me encuentre ese cuento, Peloestrella, en mis manos, es algo que nunca me había pasado.

Saber tanto de un cuento, como por ejemplo por qué hay ovillos de lanas de colores o gatos o el por qué de las pecas del niño o de la niña protagonista sin haber leído ni una sola página me parece fascinante y maravilloso.

La autora nos narra en sus cuentos (creo que este es su segundo) retazos de su vida, personalizando de una forma muy especial los cuentos y haciendo guiños a sus personas queridas, introduciéndolos de una forma muy sutil y bonita.

Por lo que al abrirlo fue como descubrir algo ya descubierto y con una sola ojeada ver que hay conexión entre la escritora y el ilustrador ya que las letras y las ilustraciones se funden en una idea, y se complementan con tanta armonía que no puedes dejar de leerlo ni de verlo una y otra vez.

Con una lectura deseada, tomándome tiempo en cada frase, en cada ilustración, el cuento me ha sorprendido muy gratamente. La historia en sí me parece muy original y bonita y contada con muy mimo y acierto, aún así hay cosas a mejorar…. En una página hay lenguaje inclusivo hablando de niñas y niños pero luego parece que se le olvida y sólo habla de niños por lo que ya no es un lenguaje inclusivo…hubiera sido un cuento perfecto porque lo hubiera colocado en la estantería de género.

El cuento es para niñas y niños que ya saben leer con fluidez porque hay mucha letra o para que las personas adultas lo lean. De las dos maneras es un cuento muy bonito para leerlo a solas o en compañía ya que deja muy buen sabor de boca desde el principio hasta el final.

Este año no he ido a la feria del libro porque pensaba que si iba no me podría resistir y “picaría” algún cuento. Siempre que voy compro un libro/cuento escrito por alguien de Aragón y si es mujer mucho mejor. Este cuento cumple los dos requisitos… ¿Será el destino? Yo creo que sí.