Nube de tinta publica «Los tres hermanos de oro«, el séptimo cuento ilustrado de Olga de Dios para los más pequeños de la casa, que rompe totalmente con los anteriores.

Los tres hermanos de oro
Olga de Dios
ISBN: 9788416588749
Edad recomendada: A partir de 7 años
Cartoné
PVP 16.95 €

¿Recordáis la historia de La gallina de los huevos de oro? Resulta que tuvo tres pollitos. En este libros se relatan las vidas que tuvieron al ir creciendo con las cualidades peculiares de haber nacido de un huevo de oro, y ya podéis imaginar que no fue fácil para ninguno de los tres, pues vivir en una sociedad capitalista gozando de tales fortunas atrae grandes desdichas…

Olga de Dios conjuga en esta obra ilustrada tradición y contemporaneidad, y se abre a nuevas lecturas para públicos de todas las edades. Los tres hermanos de oro es una reflexión en torno a problemas actuales de nuestra sociedad global.

Los tres hermanos de oro es el séptimo cuento ilustrado de Olga de Dios que rompe totalmente con los anteriores, los cuales son con dibujos más infantiles y coloridos que podían ser exclusivamente para un público infantil (aunque yo no lo creo y menos la obra de Olga de Dios que siempre aporta valores que pretende trasmitir y se pueden trabajar tanto en las familias como en la escuela) con Los tres hermanos de ORO que da la impresión que se abre a todas las edades.

En esta obra mezcla un cuento clásico (la gallina de los huevos de oro) con su continuidad en una sociedad modernista dando interés, desde la primera página, tanto para personas adultas como para la infancia.

Y por supuesto, en este último libro, no se olvida la autora de introducir valores y problemas actuales de nuestra sociedad. En otros libros trabaja la diversidad, de la igualdad de género, del consumo responsable….En este libro además toca temas actuales que estamos acostumbrados a visualizaros con normalidad en los mass media demostrándonos una forma sencilla y clara para trabajarlas y además reflexionar sobre ellas para que no caigan en la normalización.

El cuento ilustrado está formado por cinco partes, acercándolo a un libro para personas adultas: un prólogo, donde explica el cuento de la gallina de los huevos de oro (que a la vez es una crítica a la avaricia) para que nadie se pierda si no lo ha leído, los tres cuentos que representan que ha pasado con cada huevo que salieron de la gallina hasta que el granjero la mata y un epílogo que da un poco de esperanza a esta sociedad y deja la historia abierta para poder seguir inventándonos finales.

Cada cuento narra qué ha sucedido con cada uno de los tres huevos:

Cuento primero: Elio, el cual está aprovechando los recursos naturales de forma responsable pero tiene que salir de ese paraíso por el cambio climático y el mal uso de esos recursos y tiene que huir de su lugar/país. Las imágenes del incendio del lugar y de cómo tiene que huir son imágenes que solemos ver en las noticias. Una es causa del consumo irresponsable y mal uso de los recursos naturales causando deforestación y la otra imagen es como llevamos tiempo viendo la pésima forma en la que se encuentran los refugiados y su huida de la desesperación hacia un futuro incierto.

Cuento segundo: Martín, es el intelectual de los tres hermanos. Él está preocupado por la sociedad, en una sociedad fría, como la actual, que sólo se preocupa de la superficialidad. Donde se ve que cada vez eres más famoso si hay más personas dándote likes, pero a Martín eso no le llena su vida, llevándole a una depresión. Las imágenes también nos narran la actualidad de esta sociedad donde lo más importante no es el por qué de las cosas sino el producto final.

Cuento tercero: Roque que vende todo su ser para obtener cosas materiales y ser el que más tenga, nos muestra el consumismo llevado al extremo, en el cual está la sociedad occidental que no se conforma con lo que tiene sino que siempre queremos tener de todo y si es más grande y más nuevo mucho mejor creemos sentirnos. Con lo último que puede vender Roque (un diente) le dan un libro, donde en el epilogo nos cuenta cómo Roque retoma una nueva vida y nos trata de decir que la sociedad si queremos y trabajamos todas las personas juntas podemos conseguir un mundo mejor, dándonos Olga una esperanza a las personas ya que somos nosotras las que podemos cambiar nuestro entorno. Las ilustraciones como en los otros dos cuentos nos detallan qué se puede ver en las calles de una ciudad que nos llama al consumismo, dando realismo a los tres cuentos, acercando a la infancia los problemas reales de la sociedad en la que viven y facilitando a las personas adultas el poder tratar y reflexionar estos temas tanto en casa como en la escuela.

Olga de Dios es tanto la que escribe sus textos como la que los ilustra, en este caso la gran calidad de la ilustración es en negro y oro acercando el cuento a libros clásicos a través de trabajar con herramientas digitales y actuales integrando las ilustraciones con el texto, siendo muy esclarecedores de la narración, acercándolo a todas las edades y público y creando expectación entre la infancia con ese brillo que da al oro.. El trato cuidado que hace en sus ilustraciones y textos le ha dado un puesto en la literatura infantil donde empezó después de conseguir el Premio Apila Primera impresión escribió un gran libro Monstruo Rosa y desde 2014 se dedica exclusivamente a escribir libros y a realizar proyectos para la infancia logrando ser traducida a varios idiomas, sus obras son vendidas en muchos países, ha conseguido numerosos premios y exponiendo sus ilustraciones en diferentes ferias. Además todos los valores que enseña en sus obras y que la autora quiere que se trabaje con sus cuentos en las escuelas y en las familias, los tiene muy bien interiorizados incluso llegándose a unir al movimiento de cultura libre, liberando sus obras en su página web.

Este cuento me parece una forma sencilla y clara de afrontar problemas que nos afectan para hacerlos llegar a la infancia y así buscar modos de reducir estos problemas a través de una reflexión y concienciando a las personas de la realidad en la que vivimos y que nosotras mismas somos las que tenemos que hacer para que cambie. Me maravilla la forma de escribir y la forma de dibujar que tiene, de lo sencillo que lo hace todo y a la vez hermoso cuidando hasta el último detalle. Nos invita a leerlo varias veces y despacio para interiorizar cada mensaje que transmite con sutileza y mimo una crítica muy dura del mundo.

Como curiosidad, y por supuesto como crítica, los personajes principales son de género masculino y solamente hay dos personajes femeninos que a la vez son claves para el trascurso de la historia: la madre gallina que es la que pone los huevos y por lo que con ella se inicia la historia y sin ella no habría cuento y la librera que sin ella el epilogo sería totalmente diferente y Roque no se hubiera enterado de su historia y no habría buscado a sus hermanos.

Este cuento responde a la curiosidad y miles de preguntas que nos hacen la infancia y nos da juego para realizar lo mismo con nuestros cuentos favoritos preguntándonos que sucedería después del fin del libro.

Libro con muy pocos personajes que facilita a la infancia neolectora el poder continuar la historia, por lo que puede ser leído por la infancia a partir de 5 años aunque no me gusta valorar y etiquetar un cuento a una edad ya que todo va a depender del uso que se le dé. Además puede ser interpretada por las personas adultas para que todo infante lo entienda, aun así es un lenguaje muy sencillo que no necesita grandes adaptaciones. El texto, breve, está muy bien acompañado con las ilustraciones para que la infancia pueda seguir el texto y le tenga expectante en todo momento.

El cuento, al principio, nos abre una puerta a la creatividad y la imaginación y al final nos la deja abierta para que las personas que lo lean puedan hacer volar su imaginación y continuar con la historia y nos invita a preguntarnos qué sucede después no sólo de esta historia sino de todas las historias que nos cuenten o leamos.