linea_separadora

Como ya comentamos cuándo hablamos de “Duelo de Titanes“, uno de los acontecimientos históricos que forman parte de la mitología y la leyenda del salvaje Oeste es el famoso duelo entre los Earp y los Clanton en O.K. Corral. El duelo en O.K. Corral fue un enfrentamiento armado entre forajidos y agentes de la ley ocurrido en las cercanías de un corral de ganado en el pueblo de Tombstone, Arizona, el 26 de octubre de 1881, y zanjó definitivamente una larga serie de disputas entre el clan de los Clanton, ladrones de ganado y caballos, y el sheriff local Wyatt Earp, sus hermanos, amigos y ayudantes. Hollywood no dejó pasar la ocasión de convertir el tiroteo de Tombstone en un filón, y numerosas películas se inspiraron en ese duelo: “Pasión de los fuertes” de John Ford, “Tombstone” de George P. Cosmatos, “Wyatt Earp” de Lawrence Kasdan, “La hora de las pistolas” de John Sturges, “Duelo a muerte en O.K. Corral” de Frank Perry y “Duelo de titanes” de John Sturges.

Como es evidente, Mike Steve Donovan, alias ‘Blueberry‘, no podía quedar ajeno a uno de los grandes momentos de la historia del oeste americano. Este personaje creado en el año 1963 por el guionista Jean-Michel Charlier y el dibujante Jean Giraud para la revista “Pilote” es un clásico del cómic y sus aventuras ambientadas en el mundo del western nos ha ofrecido algunos de los mejores momentos de la BD en álbumes míticos e inigualables. Y la vigésimo séptima entrega de sus aventuras, publicada originalmente en Francia por Dargaud en el año 2003, escrita y dibujada en solitario por Jean Giraud, Blueberry se vió envuelto en el célebre duelo entre los Earp y los Clanton.

La historia nos contaba como el hombre que ahora se hacía llamar Mister Blueberry le había dado la espalda al ejército definitivamente después de tantos problemas y humillaciones, harto de que su honor estuviese en duda y cansado de tantas batallas. También se había resignado a la idea de que Chihuahua Pearl no era la mujer de su vida y que no tenía suerte con el amor. Así, desilusionado pero libre de ataduras y compromisos, Mike S. Donovan se había instalado en el pueblo de Tombstone, un pueblo perdido y anónimo de Arizona, ubicado a pocos kilómetros de la frontera con México, y pasaba las horas instalado en el Bird Cage, un hotel de mala muerte, sentado en las mesas de juego, con un cigarro entre los labios y una botella de whisky al lado de sus cartas. A su pesar, Blueberry está condenado a volver a la acción.

OK Corral” es el cuarto álbum del llamado ciclo de Mister Blueberry (formado por “Mister Blueberry” de 1995, “Sombras sobre Tombstone” de 1997, “Gerónimo el apache” de 1999, este “OK Corral” de 2003 y que se cerraba con “Dust” en 2005) en el que un excelso Jean Giraud mezclaba la intriga y el suspense en una reconstrucción del mítico duelo, una aventura con aires de western crepuscular, cargado de belleza y melancolía. Una lección magistral del maestro, que desde 1989 llevaba en solitario el timón del destino de Blueberry, y cuyo desenlace se nos desvela en las páginas de “Dust“, pues “OK Corral” termina justo cuando los hermanos Earp se disponen a batirse con la infame banda de los Clanton y un malherido Blueberry quiere rescatar a Doree Malone, que ha sido secuestrada.

linea_separadora