linea_separadora

Uno de los acontecimientos históricos que forman parte de la mitología y la leyenda del salvaje Oeste es el famoso duelo entre los Earp y los Clanton en O.K. Corral, y Hollywood no dejó pasar la ocasión de convertir el tiroteo de Tombstone en un filón: «Pasión de los fuertes» de John Ford, «Tombstone» de George P. Cosmatos, «Wyatt Earp» de Lawrence Kasdan, «La hora de las pistolas» de John Sturges, «Duelo a muerte en O.K. Corral» de Frank Perry,… y «Duelo de titanes» de John Sturges, cuyo título en castellano no tiene nada que ver con el original en inglés «Gunfight at the O.K. Corral«.
El duelo en O.K. Corral fue un enfrentamiento armado entre forajidos y agentes de la ley ocurrido en las cercanías de un corral de ganado en el pueblo de Tombstone, Arizona, el 26 de octubre de 1881, y zanjó definitivamente una larga serie de disputas entre el clan de los Clanton, ladrones de ganado y caballos, y el sheriff local Wyatt Earp, sus hermanos, amigos y ayudantes. La película de John Sturges, protagonizada por Burt Lancaster y Kirk Douglas, entre otros, se centra en la relación de amistad entre John Doc Holliday, un jugador borracho y tuberculoso, y Wyatt Earp, sheriff de Dodge City que salvó la vida de Holliday en una ocasión, y como juntos deberán enfrentarse a los Clanton, una banda de forajidos que tiene atemorizado a todo el pueblo de Tombstone.
Mitificado hasta cotas extremas gracias al cine, el duelo de O.K. Corral ya no será nunca como realmente sucedió sinó como nos lo han contado. En este caso, la leyenda ha devorado a la realidad pero, ¿acaso importa?.

linea_separadora