«Los ojos con mucha noche» es una novela negra con tintes históricos que se remontan a la dictadura argentina mezclada con las raíces franquistas del protagonista; Ernesto Bocanegra. Una novela narrada en dos tiempos y dos espacios; la España actual y la Argentina de la dictadura de los años 70.

Los ojos con mucha noche
Autor: Emilio Calderón
Editorial Algaida
376 páginas
Año de edición 03/2019
ISBN: 978-84-9189-079-9
Precio: 20,00€ Rústica / 9,99€ eBook

Julio de 2016, Ernesto Bocanegra y el capataz de su finca en Albacete, Manuel, van en el todoterreno por las tierras de Ernesto. Este ha cogido su arma semiautomática porque quiere coger de improviso a dos «cobardes» que andan haciendo algo indebido. Por el camino, Manuel, que conduce el todoterreno, ve una bomba sin desactivar de las muchas que aún perduran de la guerra civil.

No había leído nada de Emilio Calderón, autor que viene de la literatura juvenil y con una crítica a sus recientes trabajos excepcional.
El argumento de la historia me parece muy interesante; las crueldades de la dictadura, el enriquecimiento ilícito de las víctimas, da igual argentina que franquista y el desquite de las víctimas. Todo ello da lugar a una trama enrevesada y sorpresiva en un mundo de negocios y prostitución.

Ernesto Bocanegra cruel empresario de familia franquista se casa con una prostituta a despecho de sus dos hijos, con los que no tiene ninguna relación. La nueva unión provoca una situación tensa con sus hijos y una relación a cuatro bandas difícil de asumir. Celos, dinero, herencias…todo ello se esconde detrás de las nuevas relaciones.

La trama es compleja pero el hilo argumental es bastante endeble a mi entender. La línea temporal da muchos saltos; en una página Ernesto conoce a la prostituta, en la página siguiente ya son marido y mujer y en la siguiente ya es la amante de uno de sus hijastros. Lo mismo pasa con los personajes, aparecen personajes de repente sin explicar cómo llegan a la novela o como entran en contacto con los personajes, hasta ese momento, principales.

El autor no profundiza en los personajes, a excepción de Ernesto Bocanegra y en menor medida Julia, los demás van a apareciendo por arte de magia en la trama y que solo sirven de acompañamiento a la relación entre Ernesto y Julia.

Los guiños literarios son una constante a lo largo de la novela; Oscar Wilde, Góngora, Machado, Aleixandre…

Y el dogo que ilustra la portada de Algaida Editores, otro personaje siniestro dentro de la trama que el lector deberá descubrir por sí mismo.

Es una novela que se lee rápido y fácil, que atrapa a los y las lectoras por las intrigas que rodean a la familia Bocanegra. Con una visión histórica escabrosa pero que es necesaria difundir y conocer.