«La desaparición de Annie Thorne«, el nuevo trabajo de Tudor se traduce en una novela de suspense rápida, con unos personajes bien elaborados y con una trama psicológica brillante, que engancha a los y las lectoras desde la primera página; ya regada de sangre con un horrible crimen.

La desaparición de Annie Thorne
C.J. Tudor
Nº de páginas: 368
Editorial: PLAZA & JANES EDITORES
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788401021916
Año de edición: 2019
Plaza de edición: ES

Después del “Hombre de tiza” vuelve CJ Tudor con una nueva novela de suspense que rememora el universo King recuperando el misterio de “Cementerio de animales”

ENTONCES
Annie desapareció una noche. Desapareció de su propia cama sin dejar rastro. Todos pensamos lo peor.

De repente, como un milagro, tras cuarenta y ocho horas, volvió, pero no podía, o no quería, contar lo que le había ocurrido.

Algo le pasó a mi hermana, aunque ella no pueda explicarlo. Solo sé que cuando volvió ya no era la misma. No era mi Annie.

Soy incapaz de admitir, incluso para mí mismo, que a veces mi hermana me aterroriza.

AHORA
Recibí este correo hace casi dos meses. Estuve a punto de borrarlo, pero decidí abrirlo. Decía así:

«Sé qué le pasó a tu hermana. Y está ocurriendo de nuevo…»

Joy Thorne, profesor, ludópata y bebedor regresa a su pueblo de origen: Arnhill un pueblucho británico que va a menos desde el cierre de su mina. Joy regresa para trabajar de profesor en el mismo pueblo donde murió de manera sospechosa su pequeña hermana Annie. La razón que motiva la vuelta está relacionada con las deudas de juego y con las dudas que rodean a la muerte de su hermana.

La desparición de Annie Thorne es un remake de una de las míticas obras de Stephen King; Cementerio de Animales. C.J, Tudor traslada la acción del estado de Maine a un pequeño pueblo británico pero la trama es la misma: un extraño cementerio donde los animales-o personas- enterradas vuelven a la vida pero sin ser ellas mismas. Esta vez la siniestra trama transcurre en la vieja mina.

Pero no es solo la trama de Cementerio de Animales lo que rememora CJ Tudor en estas páginas sino todo el universo King: Joy Thorne es el típico antihéroe King que vuelve muchos años después a una pequeña y deprimida localidad donde es recibido con recelos por hechos acontecidos en su juventud, hechos que le obligaron a dejar Arnhill.

Uno de los puntos fuertes de la novela son los personajes es el protagonista, su fina ironía y su carrera autodestructiva, como decíamos un antihéroe, rodeado de gente sin escrúpulos, de actitudes egoístas pero también aparece la típica compañera infatigable del héroe, o del antihéroe. Muy destacables los diálogos de la novela.

Y como ya es habitual en este tipo de novelas la trama se desarrolla en dos tiempos, entre mezclando y cruzando pasado y presente.

Pero al igual que en su anterior trabajo, CJ Tudor deja muchos interrogantes sin atar; ¿por qué no hay niños ni niñas enterradas en el cementerio de Arnhill, por qué no aumenta el número de personas enterradas? ¿Qué misterio esconde la vieja mina para resucitar a los muertos?

Destacable la portada y edición por parte de Plaza Janés, es el mismo formato y diseño que “El hombre de tiza”.

Una buena recomendación para leer este verano, un thriller de suspenso que engancha desde la primera página y que hará disfrutar a los y las seguidoras de King…y también al resto. .