El fin de la etapa de Chris Claremont en los Nuevos Mutantes se produce en este volumen, la despedida del patriarca mutante no podría ser más destacada, gracias a La Masacre Mutante, y al trabajo del excelente repertorio de dibujantes que le acompañó durante estos números, empezando por Jackson Guice, pero sin olvidar que Alan Davis también estuvo aquí.

La masacre mutanteLos Nuevos Mutantes 3 La masacre mutante (Cartoné)
Edición original: The New Mutants 35-54, Annual 2 y 3, The Uncanny X-Men Annual 10 y Web of Spider-Man Annual 2 USA
Fecha de edición: noviembre de 2021
Guión: Chris Claremont
Dibujo: Jackson Guice, Keith Pollard, Mary Wilshire, Sal Buscema, Arthur Adams, Alan Davis, Kevin Nowlan, Rick Leonardi, Bret Blevins
Formato: Cartoné, 696 páginas. Color.
44,95 €

Empieza con el viaje de Los Nuevos Mutantes hasta la tierra de los dioses nórdicos, donde se verán envueltos junto a La Patrulla-X en “Las guerras asgardianas”. A su vuelta, el Profesor Xavier ya no está, y un nuevo maestro ocupa su silla: Magneto. Su intento de purgar los pecados del pasado no será suficiente para que sus alumnos confíen en él, en un tomo que incluye dos Annuals dibujados por Alan Davis y los cruces con Secret Wars II y “La Masacre Mutante”. Contempla el apoteósico final de la etapa de Chris Claremont al frente de la serie.

Atención al pedazo volumen que nos ha preparado Panini de los Nuevos Mutantes, nada menos que 20 grapas 3 anuales, una auténtica barbaridad de casi 700 páginas y una reconciliación, en lo personal, con los bebés-x a los que apenas di una oportunidad en su momento y cuyas aventuras estoy descubriendo ahora, algunas por primera vez. Esto es lo emotivo de estos Marvel Gold, Omnigold, que nos permiten recuperar cómics del pasado que, de otra manera, jamás habrían acabado llegando a nuestras manos (con tretas legales, por supuesto). Así, gracias a esta Biblioteca Marvel no oficial, pero sí oficiosa) por fin he podido leer la etapa de Magneto como director de los Nuevos Mutantes, un problema con el que el grupo lidiará de distintas maneras hasta que el antiguo enemigo de la Patrulla-X logra ganarse su confianza.

Un problema que para mí tenían los Nuevos Mutantes es que el propio Chris Claremont se burlaba de ellos al llamarlos “bebés-X” y quieras que no eso fue calando en un joven adolescente con un presupuesto muy limitado y que básicamente fiaba sus lecturas a los retapados de Forum (de los que aún conservo una buena cantidad), por menciones había oído alguna que otra de las aventuras que había pasado el grupo pero no ha sido hasta ahora que he podido disfrutar de los primeros pasos de Magneto como líder del grupo, de los rifirrafes con los Infernales y del propio Club Fuego Infernal, con especial atención a la Reina Blanca, o de los dos encuentros con el Todopoderoso que tan tocados dejaron al grupo o las propias y complejas dinámicas internas en las que dos personajes aparecen, a mi modo de ver, como los indiscutibles: Illyana Rasputín y Dani Moonstar, aunque esto es muy típico de Claremont, el apostar por mujeres fuertes, personajes que se vuelen ejes centrales de sus tramas. De todas formas el propio Claremont abandonaría la serie tras estos números dejándola a cargo de Louise Simonson aunque como despedida tenemos las consecuencias de la Masacre Mutante, la aparición de Mojo (¡en dos ocasiones!) y un trato nada superficial a temas sensibles.

A pesar de todo tampoco no conviene decir que Los Nuevos Mutantes sea un título indispensable, eso quedó atrás en el volumen anterior, pero aún con todo Chris Claremont se las apañó para que le quedase una serie muy interesante, a mi esos escarceos con el Club Fuego Infernal…, pero queda claro que esta era su segunda serie más importante, por eso quizás hay momentos no muy bien resueltos, como en el caso del viaje temporal que se pega el grupo, su Días del Futuro Pasado propios y que… no acaba de funcionar para nada. Por suerte la dinámica entre los personajes lo hace funcionar todo y logra que perdones algún que otro desliz en la fluidez de la trama narrativa. Pero por aquellos años casi todo se le perdonaba al patriarca mutante.

En cuanto al apartado gráfico tenemos, como dibujante regular, Jackson Guice, que no sé si era el más adecuado por la sensualidad que imprimía a sus dibujos y que quizás “elevaba” la tensión en sus lectores más adolescentes, aún con todo es un buen narrador y consigue ofrecer la acción de forma natural y ampliando el significado de los guiones de Claremont, además de él contamos con Keith Pollard, Mary Wilshire, Sal Buscema, Arthur Adams, Alan Davis, Kevin Nowlan, Rick Leonardi y Bret Blevins y si tuviese que destacar el trabajo de alguno me quedaría, siempre, con el de Alan Davis o Rick Leonardi, aunque el resto de dibujantes tampoco es que sean mancos.

Impresiona la edición de Panini de Los Nuevos Mutantes 3 La Masacre Mutante y es que pocos se esperarían un tomo de 700 páginas tan bien editado, con textos informativos de Raimon Fonseca, mucho material extra y una muy muy cuidada edición.

Hay un motivo por el que muchos consideramos a los Marvel Gold el formato definitivo, lo que deberían haber sido las Bibliotecas Marvel originalmente y lo cierto es que tener toda la etapa de Chris Claremont al frente de los Nuevos Mutantes en tres tomos únicos es algo que sólo permite este formato, y si además este tomo incluye los cruces con La Masacre Mutante… ¿de qué nos podemos quejar?