Cuando parecía que Los Eternos habían dejado de existir en el Universo Marvel, apareció uno de los autores más reputados del Noveno Arte para insuflarles nueva vida. Neil Gaiman, haciendo equipo con el gran dibujante John Romita Jr., nos dieron la serie limitada que ahora aparece en colección Los Eternos de la mano de Panini Cómics. Su título: “Del Génesis al Apocalipsis“.

Tienes cientos de años. Tienes asombrosos poderes. Has visto civilizaciones en su apogeo y en su caída. Entonces, ¿por qué no recuerdas nada de eso? El mítico autor Neil Gaiman (1602, The Sandman) se une a la superestrella del lápiz John Romita Jr. (Spiderman, Los Vengadores) para ofrecer la reinvención de Los Eternos, el concepto de culto creado por el maestro Jack Kirby.

Se da la circunstancia de que este volumen, el octavo de la colección, ha sido lanzado en librerías antes del séptimo. Se trata de una estrategia comercial para hacerlo coincidir con el estreno de la película. De hecho, el argumento de esta se inspira en la serie creada por Neil Gaiman y John Romita Jr. Además, supone una entrada perfecta para lectores que no conozcan a estos personajes y puede que se animen a adquirir los otros números de este coleccionable en tapa dura.
Cuando Neil Gaiman aterrizó en La Casa de las Ideas, aparte de vender su personaje Angela, propuso una reinterpretación de los iconos Marvel cuatrocientos años antes en una saga titulada “1602“. El proyecto, dibujado por Andy Kubert, recibió toda clase de elogios. El creador de “The Sandman“, para su segunda incursión, aceptó rescatar a Los Eternos del olvido. El inglés opinaba que los conceptos creados por Jack Kirby eran poderosos. En cambio, el resto de autores que se habían acercado a ellos, aunque Gaiman apreciaba el esfuerzo, pensaba que se habían quedado a años luz del ‘Rey’. Había llegado el momento de hacer algo interesante con ellos.
Propuso crear una serie limitada de seis números. Finalmente, necesitó un número más para, a modo de epílogo, cerrar las tramas y rematar el argumento. Como ya intentaron otros autores y hemos visto en “De repente… ¡Los Celestiales!” o “Liberar a los Eternos“, es necesario integrar de una forma definitiva a los conceptos de Jack Kirby en el Universo Marvel. Neil Gaiman sigue estos preceptos al pie de la letra y para ello tira de unos cuantos supertipos.
Esta miniserie sucede con el telón de fondo de la Guerra Civil entre superhéroes. El acta de registro es una realidad que deben aceptar todos aquellos que contemplen poderes sobrehumanos. Iron Man anima a registrarse a Los Eternos y estos le dan un buen zasca. Los Vengadores que hacen su aparición estelar en el penúltimo número están diezmados, y solo vemos al Vigía, Chaqueta Amarilla, La Avispa y el propio de Hombre de Hierro. Intentará refrescar la memoria a Sersi, cuya filiación a Los Héroes más Poderosos de la Tierra se prolongó durante muchos números de aquella colección.
Neil Gaiman y John Romita Jr. elaboran una historia francamente interesante y por momentos épica. Su gran acierto es que no hace falta ser un experto de estos personajes ni conocer toda su trayectoria anterior. La serie tiene entidad por sí misma y está plagada de misterio. Los Eternos no recuerdan su pasado y han adoptado identidades civiles viviendo una vida normal. Uno tras otro, van despertando a lo que son en realidad y terminarán aceptando su condición de dioses inmortales. A lo largo de las páginas descubriremos quién ha sido el causante de todo ello y cuales han sido sus razones. La intriga está servida. La colección actual de 2021 se inspira mucho en esta obra, al usar una trama en la que se intenta descubrir quién es el causante de sus desdichas.
Aparte de este dilema, aparecen otros peligros, como es el caso del Celestial que se encontraba en estado latente. Los Desviantes, enemigos jurados de Los Eternos, tienen su importancia en la trama. Aunque la épica batalla final entre los dos grupos esté metida con calzador para ofrecer acción a raudales. Con todo, la pluma mágica del escritor hace que este Eternos sea una historia que nos atrapa de principio a fin, con un guion comprensible y fluido, algo de lo que adolecían sus predecesores. Eternos también supone uno de los trabajos más espectaculares de John Romita Jr. Da igual si son escenas de interiores, atmosféricas y bien rematadas, splash o hasta dobles páginas que quitan el aliento por su espectacularidad. Los entintadores respetan al máximo el trabajo del maestro. Son Danny Miki, Tim Townsed, Tom Palmer, Jesse Delperdang y Klaus Janson, todos ellos gente reputada en su oficio.
Panini Cómics nos ofrece “Eternals #1-7” USA, publicados originalmente entre agosto de 2006 y enero de 2007, con un prólogo de Lidia Castillo, una ficha de los autores y unas cuantas portadas alternativas. Esta serie había sido publicada con anterioridad por la misma editorial en una grapa de calidad.
Es un gustazo ver a Ikaris, Maccari, Sersi, Zuras, Druig, Thena, Duende y otros conceptos kirbyanos tan bien desarrollados en Eternos. Para mí, lo mejor que se ha hecho con estos personajes tras la serie original.

Los Eternos #8: Del Génesis al Apocalipsis
Autores: Neil Gaiman y John Romita Jr.
Edición original: “Eternals” núms. 1a 7
Fecha de publicación: Noviembre de 2021
ISBN: 9788413347141
Formato: 17x26cm. Tapa Dura. Color
Páginas: 224
Precio: 19,95 euros