Con un orden muy particular, que no es desorden en el sentido más estricto de la palabra pero que tampoco puede calificarse de coherente ni de ortodoxo, el primer volumen de las aventuras de Johan y Pirluit llegó en septiembre a las librerías… después de que Dolmen Editorial ya hubiese publicado con anterioridad el segundo, el tercero, el cuarto y el quinto. Y no en este orden. Lo esperábamos con impaciencia.
 
 
image1Dolmen Editorial sigue adelante con la publicación de la edición integral de las aventuras de «Johan y Pirluit», las historias del espigado caballero Johan y su fiel amigo y compañero, el pequeño Pirluit, creadas por Pierre Culliford ‘Peyo’ (Bruselas, 25 de junio de 1928 – 24 de diciembre de 1992) desde el año 1946, publicadas sucesivamente en las secciones infantiles de los periódicos «La Dernière Heure» y «Le Soir», y el semanario «Spirou» de la Editorial Dupuis, que vivieron mil y una aventuras juntos desde el tercer álbum de Johan («Le Lutin du Bois aux Roches» del año 1954).
Tras treinta y cinco años largos años sin noticias de ellos, desde que Bruguera editara «El Señor de Pikoduro» en el lejano año 1979 dentro de la colección Olé, a finales del mes de junio del año 2013 Dolmen Editorial dio luz verde a esta colección empezando con el cuarto álbum de los seis previstos, que incluía los álbumes «La Guerra de las Siete Fuentes» y «El Anillo de los Castellac». El quinto volumen apareció en septiembre del año 2013 incluía «El País Maldito», «El sortilegio de Malasombra» y el inédito en castellano «La Horda del Cuervo», el tercer volumen de febrero del 2014 contaba con «La flecha negra», «El señor de Pikodoro» y «La flauta de seis Pitufos», y el segundo volumen con álbumes clásicos de Johan y Pirluit publicados originalmente en los años cincuenta («La Piedra de Luna», «El juramento de los vikingos» y «La Fuente de los Dioses») nos llegaba en mayo de este mismo año. Primero, segundo, tercero, cuarto y quinto. En la escuela me enseñaron los ordinales en esta posición. ¿Cuarto, quinto, tercero, segundo y primero? Como hemos comentado al principio, un orden caprichoso.
 
«Johan y Pirluit 1: El castigo de Basenhau, El amo de Roucybeuf, El duende del bosque de las rocas» es el quinto de los volúmenes integrales que publica Dolmen Editorial en la colección de esta serie, y contiene las primeras tiras de Johan en los periódicos «La Dernière Heure» y «Le Soir» y los tres primeros álbumes de la edición francesa («Le Châtiment de Basenhau», «Le Maître de Roucybeuf» y «Le Lutin du Bois aux Roches»), publicados originalmente en la revista Spirou (números 752 a 794 para «Le Châtiment de Basenhau», números 804 a 831 para «Le Maître de Roucybeuf» y números 845 a 858 para «Le Lutin du Bois aux Roches»), y en castellano por la extinta editorial Bruguera en 1982 y 1983 con los títulos «El pérfido Tancredo», «Traición en Roastbeef» y «La verdadera historia del pequeño Pirluit». Estos tres álbums también fueron reeditados por Grijalbo a finales de los años ochenta, con una nueva traducción libre del título original en francés: «El señor de Basenhau», «El usurpador de Bellobosque» y «El duende del bosque». Como se puede comprobar, toda una odisea de ediciones y títulos.
 
Este volumen se abre con las primeras tiras de Johan, con un formato de tiras cómicas de tres o cuatro viñetas. De melena rubia y con bucles, las aventuras de Johan aumentan su extensión y sus chistes ‘slapstick’ de golpes y porrazos de la primera etapa evolucionan a historias más largas repletas de ingenio, heroicidad y valentía, con apariciones breves de personajes secundarios prefectamente reconocibles como el Rey, la Bruja Rachel, el Conde de Treville o el fiel caballo de Johan, blanco con manchas negras. 
Tras pasar por «Le Soir», con los relatos «Johan, le petit page» y «L’attaque du château» que desarrollan historias más complejas y elaboradas, con un ritmo más ágil, a partir del año 1952 y recomendado por Franquin, Peyo empieza a publicar los relatos del paje Johan, escudero del conde de Treville, en el semanario «Spirou», en color y en entregas semanales. 
Aquí encontramos «El castigo de Basenhau», donde Johan desbaratará los planes del malvado y codicioso Basenhau, «El Amo de Roucibeuf», donde Johan se convierte en improvisado detective para ayudar a su amigo Hugo, joven señor de Roucybeuf, que desea desentrañar quién es el traidor que ha secuestrado a su padre y quiere asesinarlo y, esencial, «El duende del Bosque de las Rocas» donde Johan deberá rescatar a la sobrina del rey que ha sido secuestrada por un señor rival que ha hecho recaer hace recaer la culpabilidad de este rapto en Pirluit, un enano que aterrorizaba y asaltaba a los campesinos del reino.
El tomo se complementa con mucho material extra, de interés y calidad: las portadas originales de los tres álbumes, extractos del libro «Peyo, L’Enchanteur» de Hugues Dayez con menciones a los tres álbumes incluidos en este volumen, las seis páginas del alumno y colaborador de Peyo Claude de Ribaupierre ‘Derib’ redibujando «El duende del Bosque de las Rocas» con el estilo más maduro del Peyo del año 1963, un excelente y completo artículo de Alfons Moliné sobre la editorial francesa Dupuis,… y todo acompañado con tintas originales, portadas, páginas, bocetos e imágenes de todo tipo.
 
¡Pirluit! El joven rubio que, a modo de side-kick, ofrece el contrapunto cómico y desenfadado a Johan por su comportamiento glotón, malhumorado, gamberro, bromista, cantante terrible, indiscreto y tramposo. Y su poco glamurosa cabra Biquette, por supuesto. Las referencias de los dos personajes son ineludibles, tanto por la inspiración recibida (Quijote y Sancho Panza, Tom y Jerry, Tex Avery, Walt Disney,…) como por la infuencia provocada (por ejemplo, los Percevan y Kervin de Léturgie, Luguy y Fauche). Apareció por primera vez en este «El duende del Bosque de las Rocas» para no volver a irse. Como cuando los Pitufos, azules y pequeños, debutaron en «La Flûte à six trous»…
Y es que Peyo, maestro y pilar de la escuela de Marcinelle, es conocido sobretodo por ser el padre de los Pitufos, que hicieron su debut en el noveno álbum de «Johan y Pirluit». El éxito de estos personajes pitufísimos entre el público infantil provocó un efecto inesperado en la obra de Peyo, puesto que los pequeños gnomos azules del País Maldito crecieron y crecieron, pasaron del tebeo a la pequeña pantalla (con los 272 episodios de la serie de animación de Hanna-Barbera), se convirtieron en un fenómeno mundial y condenaron a Johan y Pirluit al ostracismo. A su muerte Peyo solamente había dado forma a trece historias del caballero Johan y su desbocado compañero Pirluit y unas pocas aventuras cortas de sus dos personajes, engullidos por la ola azul de los Pitufos que veían como las ventas de los cómics «con pitufos» superaban con creces a las de los cómics «sin pitufos». Incluso el mismo Peyo llegó a confesar en alguna ocasión que se había sentido prisionero del gran éxito de sus Pitufos.
 
Las bondades de la edición de Dolmen son numerosas: un formato cuidado, una reproducción del color ajustada, una rotulación que encaja como un anillo al estilo de dibujo de Peyo, una encuadernación en tapa dura de tonos azules,… pero, a veces, quejarse es terapéutico. Guardarse las críticas para no herir sensibilidades pueden conducir al manicomio y provocarte una úlcera. Por eso, toca señalar dos importantes detalles negativos que no deben pasar desapercibidos. Uno, el desorden en la publicación de los volúmenes que no sigue ni una clasificación cronológica ni argumental, inexplicable salvo por motivos comerciales que hacían más rentable apostar por las obras más maduras de «Johan y Pirluit» en lugar de las más primerizas e inexpertas. El orden de los factores sí altera el producto. Dos, el lomo que, junto a los volúmenes precedentes de la serie… no encaja con precisión y hubiese agradecido ahorrarse (y reducir la medida) de la fuente de texto que lista los álbumes contenidos en cada volumen. Ya está. Ya lo he soltado. ¡Que alivio!
Pero pese a estos dos apuntes (que no ensombrecen esta edición de lujo, cuidada y de formato inmejorable), para esos nostálgicos que nos acercamos a (o cruzamos a velocidad vertiginosa a través de) los cuarenta, como ya había explicado en las reseñas de los volúmenes precedentes de las aventuras de Johan y Pirluit, es un placer inenarrable revivir una obra tan mágica como irrepetible que forma parte de nuestros recuerdos felices. Para el resto, las generaciones más jóvenes, es una ocasión única para descubrir una joya del cómic francobelga que no debía quedar en el olvido y recuperar unos maravillosos personajes, entrañable pareja, que quedaron ensombrecidos (incluso olvidados) por la aparición de las diminutas criaturas de color azul conocidas como los Pitufos.
 
Johan y Pirluit 1: El castigo de Basenhau, El amo de Roucybeuf, El duende del bosque de las rocas.
Autor: Peyo
Publicación: Septiembre 2014
Editorial: Dolmen Editorial
Edición original: Johan et Pirlouit: Le Châtiment de Basenhau, Le Maître de Roucybeuf y Le Lutin du Bois aux Roches
ISBN: 978-84-15932-51-2
Formato: 22x29cm. Cartoné. Color.
Páginas: 144
Precio: 31,95 euros