Dolmen Editorial lleva ya varios años enamorando a los lectores más jóvenes de cómic con su línea Fuera Borda: Johan y Pirluit, Benito Sansón, Los Hombrecitos, Casacas Azúles, Modesto y Pompón, Chick Bill,… y el adorable Bermudillo, un tipo bajito, de edad avanzada, de aspecto enclenque y fondón que no encaja, para nada, en el perfil habitual de los héroes del BD. Pero que nadie olvide el dicho catalán “la mejor mermelada es la que está dentro del tarro más pequeño“.

bermudillo3Recorriendo mundos de fábula en compañía de su inseparable hatillo mágico, Bermudillo nos demuestra que la verdadera magia, no obstante, está en la amistad, el coraje, el optimismo y otros valores que él sabe hacer despertar en sus compañeros de aventuras.

Bermudillo” (“Douwe Dabbert“, en el original en neerlandés) es un cómic creado en el año 1975 por el guionista Thom Roep y el dibujante Piet Wijn, holandeses ambos. ¿Cómic holandés? Dentro de la fructífera escuela de BD francobelga, los autores de linea clara y los de ‘Marcinelle’, los creadores neerlandeses son pocos y de prestigio escaso, muy desconocidos en nuestro país, aunque en Bélgica y Francia se han ganado un pequeño hueco. Muy pocos (Theo Van Den Boogard, Willy Vandersteen, Martijn van Santen, Jan Kruis o Merho, por poner unos pocos ejemplos) pueden presumir de obra prolífica, reconocimiento y cifras de ventas muy respetables en su país de origen, aunque en nuestros lares sus nombres nos suenen más bien poco. Y eso que “Bermudillo, el genio del hatillo” fue uno de los pocos tebeos de autores holandeses que se había publicado en nuestro país: la editorial Bruguera publicó los siete primeros números de los veintitrés álbumes que consta la serie completa entre los años 1981 y 1982, en las revistas “Zipi y Zape Especial” y “Pulgarcito”, con gran éxito entonces entre el público juvenil y adulto.

El tercer volumen de la edición integral de las aventuras del gnomo bondadoso Bermudillo publicado por Dolmen Editorial, sin los recortes de páginas de Bruguera y con el color corregido, con el lujoso formato habitual de la colección ‘Fuera Borda‘, con un lomo de color verde claro (para diferenciarlo del rojo, naranja, rosado, azul, verde oscuro, violeta y amarillo de las otras colecciones del mismo sello) incluye tres nuevas aventuras del personaje, de la séptima a la novena, tituladas “El camino hacia el Oeste” (“De weg naar west“), “El mar hacia el Sur” (“De zee naar zuid“) y “El picaro Florín” (“Florijn de flierefluiter“) publicadas originalmente entre los años 1980 y 1982 en su país de origen. Y, como siempre, el volumen llega acompañado por uno de los elementos característicos de la colección ‘Fuera Borda‘: varias páginas de extras repletos de material inédito con portadas originales, dibujos, artículos (como un interesante repaso a la biografía de Piet Wijn y Thom Roep, los autores de este clásico del cómic fantástico, escrito por Alfons Moliné o una breve lección de Bermudillo sobre como se hace un cómic), bocetos e ilustraciones, que completan una edición cuidada, de formato inmejorable.

El personaje protagonista de las tres aventuras es, como siempre, el adorable anciano Bermudillo de barba blanca, narizón, barriga cervecera y altura escasa, ataviado con un traje y gorro verdes, que viaja por el mundo deshaciendo entuertos acompañado siempre por su inseparable hatillo mágico, un saquito del que puede extraer los variopintos objetos que necesita para cada ocasión.
Las dos primeras aventuras, “El camino hacia el Oeste” y “El mar hacia el Sur”, nos ofrecen la continuación y el desenlace de la tetralogía iniciada en el tomo anterior con “La puerta hacia el Este” y “El túnel hacia el Norte”, donde el intrépido dueño del hatillo mágico continúa su camino sobre el puente mágico sobre el arco iris, recorriendo los cuatro puntos cardinales, en busca de una compañera para su plumífero amigo Dodo, descubrirá parajes indómitos y afrontará numerosos peligros, mientras que en “El picaro Florín” conocerá a un peculiar personaje que en realidad no es lo que aparenta ser. Las dos últimas historias son inéditas en castellano, y eso significa que desde este tercer álbum recopilatorio nos adentramos en territorio desconocido.
En todas ellas, como suele ser habitual, nuestro bondadoso protagonista se encontrará (y reencontrará) con viejos conocidos y también hará nuevos amigos como maese Serafin de Isla Tortuga, la niña africana liberada Nama, el náufrago Alexander Friday, o el simpático ilusionista Florín,… pero también enemigos, incluyendo unos malvados piratas como ‘El Tuerto’, traficantes de esclavos, dos bribones sin escrúpulos llamados Barents y Nielsen o el rufián Adolfo de Rifirrafe.

Las tres aventuras, igual que el resto de historias de Bermudillo y sus amigos, son tebeos dirigidos para un público más infantil que juvenil, cuentos con moraleja que no renuncian a incorporar pequeñas dosis de escenas siniestras al más puro estilo de los hermanos Grimm (como los lobos comiéndose a sus conciudadanos en “El reino secreto de los animales” del primer volumen), dibujados por Piet Wijn con un estilo muy particular. Su dibujo, que en un artículo de Alfons Moliné en el segundo volumen afirmaba que “evoca potentemente a los grandes ilustradores de cuentos de hadas como el inglés Arthur Rackham” y que nosotros compartimos, es elegante y barroco, detallista, realista con cierta caricaturización, y presenta las historias enmarcadas en una ambientación ‘de época’ sublime, con escenarios palaciegos propios del siglo XVII y paisajes rupestres y aldeas clásicas de aire centroeuropeo cuando Bermudillo se encuentra ‘en casa’ (“El picaro Florín”), o los exóticos paisajes de África (“El mar hacia el Sur”) y el Caribe (“El camino hacia el Oeste”) cuando viaja por el mundo.

Dolmen Editorial inició la publicación del “Douwe Dabbert” de Thom Roep y Piet Wijn en agosto del 2015, recopilando tres álbumes en cada volumen integral, y tras haber viajado con el bueno de Bermudillo a lo largo de medio mundo ya podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que merecía ocupar un lugar en la colección ‘Fuera Borda‘ junto a obras tan relevantes como el Johan y Pirluit de Peyo o el Modesto y Pompón de André Franquin. ¡Y eso son palabras mayores!
En conclusión, que “Bermudillo” quizás no es una obra maestra del cómic fantástico pero es un cómic muy recomendable para los lectores más jóvenes de la casa por su espíritu infantil e ingénuo.

Bermudillo 3.
Autores: Thom Roep y Piet Wijn
Editorial: Dolmen Editorial
Sello: Fuera Borda
Fecha de publicación: Septiembre del 2016
ISBN: 978-84-16436-74-3
Formato: Cartoné. Color.
Páginas: 168
Precio: 29,95 euros