La primera novela de la serie de Harry Potter apareció en Gran Bretaña en 1997 y llegó a España dos años después cuando ya se había convertido en todo un fenómeno social. En su primera aventura Harry Potter se enfrentaba por primera vez con su destino y su enemigo mortal, que no debe ser nombrado, a pesar de su edad.

 

No se puede mostrar la imagen “https://www.via-news.es/images/stories/libros/harry_potter_1.jpg” porque contiene errores.“Harry Potter y la piedra filosofal” (J. K. Rowling, 1997)

Salamandra. 1999
Título original: Harry Potter and the Philosopher’s Stone.
Traducción: Ana Dellepiane Rawson.
254 páginas.
No se puede mostrar la imagen “https://www.via-news.es/images/stories/puntuaciones/3_5.gif” porque contiene errores.

El primer libro de la saga es uno de los más vendidos de la historia y tuvo un impacto espectacular y no sólo entre el público infantil. Rellenó un hueco muy importante dentro de la literatura fantástica y creó escuela ya que posteriormente se han multiplicado las novelas infantiles de corte similar. La producción de la primera película en el año 2000, de la mano de la propia autora, también contribuyó a recuperar el fantástico en el cine junto con “El señor de los anillos” provocando una auténtica edad de oro de este género en las pantallas y la literatura, lo cual hoy en día nos parecealgo común, pero durante mucho tiempo no lo fue.

Rowling supo crear un mundo propio a partir de multitud de referencias y unos personajes de gran calado entre los lectores. Ambas cosas constituyen su principal mérito, a parte de que en esta novela logra atrapar al lector con una prosa fresca y de fácil lectura que te transporta por sus páginas y te deja con ganas de más. Se podría decir que esta primera aventura es una novela sencilla que presenta a los personajes y los ambientes y desarrolla una trama de cierta simplicidad, pero que resulta redonda en sí misma y posee una gran capacidad para asombrarte haciendo volar tu imaginación.

Aunque es una obra pensada concretamente para gente de la edad del protagonista (como todas y cada una de las novelas de la saga) y de ella emana un tono inocente y un estilo muy cercano a los cuentos de hadas lo cierto es que puede ser disfrutada también por otros lectores por su fácil lectura y ya deja ver ligeramente la complejidad del mundo en el que se sitúa la acción(que es creciente en novelas posteriores) y esa es una de las razones por las que Harry Potter se convirtió en todo un fenómeno social y gancho para todas las edades.

Argumentalmente esta primera parte no tiene excesivas complejidades, pero la mera presentación de personajes y ambientes es lo que sobredimensiona su importancia en nuestro recuerdo y nuestra apreciación. Yo diría que sólo por ello es una lectura obligada, sobretodo si a uno le gusta dejar volar su imaginación y quiere disfrutar de lugares como Hogwarts o el callejón Diagón o de experiencias como el quiddich.

Sinopsis de la editorial: Harry Potter se ha quedado huérfano y vive en casa de sus abominables tíos y del insoportable primo Dudley. Harry se siente muy triste y solo, hasta que un buen día recibe una carta que cambiará su vida para siempre. En ella le comunican que ha sido aceptado como alumno en el colegio interno Hogwarts de magia y hechicería. A partir de ese momento, la suerte de Harry da un vuelco espectacular, en esta escuela tan especial aprenderá encantamientos, trucos fabulosos y tácticas de defensa contra las malas artes. Sé convertirá en el campeón escolar de quidditch, especie de fútbol aéreo que se juega montado sobre escobas y se hará un buen puñado de amigos… aunque también de enemigos, pero sobre todo, conocerá los secretos que le permitirán cumplir con su destino, pues, aunque no lo parezca a primera vista, Harry no es un chico común y corriente.