Hace unos días Panini comics publicó el segundo volumen de Aniquilación: Conquista que, como en la anterior serie, agrupa los distintos arcos argumentales y series que se agrupan bajo esta guerra cósmica.

 

No se puede mostrar la imagen “https://www.via-news.es/images/stories/comic/aniquilacionconquista02_01g.jpg” porque contiene errores.En este segundo volumen, decíamos, se incluyen dos series. Por un lado tenemos la serie de la nueva Quasar, Phyla-Vell, la hija del Capitán Marvel, que, acompañada de su amante, Dragón Lunar intenta encontrar al “salvador”, a la par que entrar en el espacio kree donde ésta recuperará el acceso a su poder.

La segunda miniserie, inconclusa en este volumen, nos narra las desventuras de Starlord a quien Ronan, dirigente del imperio kree, tiene en gran estima y a quien encargan realizar una incursión contra la Falange con una compañía de personajes variopintos y tremendamente interesantes.

Para mi no hay color, la segunda miniserie está a años luz de la de Quasar que tan sólo podría definirse como entretenida… al nivel argumental de los años 90. De hecho en la miniserie de Quasar pasan un par de cosas que… bueno, vale, vamos… como que no cuelan demasiado (y por cierto, a ver qué tamaño definitivo le dan al dragón porque parece… que tiene tamaños variables). Sin embargo, en la miniserie de Starlord tenemos de todo: acción, humor, tragedia, drama… todo en unas dosis perfectamente administradas por un Keith Giffen que, comparativamente hablando, derrota a Christos N. Gage (guionista de Quasar) de una manera apabullante.

Y si hablamos de comparaciones no hay color entre Timtohy Green II, dibujante de Starlord, y Mike Lilly. Nuevamente vemos como en Marvel han puesto toda la artillería en una de las dos miniseries. En fin, que se nota quién es más apreciado en Marvel.

En cuanto a la edición de Panini Comics primero debería decir que considero un acierto el formato escogido, estos tomos son muy útiles, más que nada porque te “obligan” y porque así lo tienes todo a un buen precio. No me convence esta miniserie de Quasar, pero con Starlord la cosa se compensa tanto que no puedo quejarme.

En definitiva, una divertida y más que entretenida serie que no deberías perderte, una vez más me veo obligado a reconocer que lo más interesante que puede ofrecer Marvel se está haciendo en proyectos sin apenas publicidad… ¡¡y que dure!!