Aleta Ediciones continúa apostando por cómics estadounidenses de calidad con nombres contrastados. Así, de la mano de Michael Avon Oeming y su “pupilo” Taki Soma (“You’ll Never Die“) nos llega una miniserie muy especial, “El Rapto“, donde intentarán responder a la pregunta: “¿hay sitio para el amor en un mundo devastado?”


https://www.via-news.es/images/stories/comic/aleta/elrapto.jpgEl Rapto
Edición original: Rapture (1-6) USA
Guión: Michael Avon Oeming, Taki Soma
Dibujo: Michael Avon Oeming, Taki Soma
Tinta: Michael Avon Oeming
Color: A color
Formato: Libro rústica, 144 págs. a color
Previo
14,95€

Tras un siglo enfrentados en guerra, los mayores campeones y villanos de la tierra desaparecen de repente, dejando al planeta diezmado. Como en el Rapto, los Poderes han desaparecido y la humanidad ha quedado atrás para recoger los pedazos. Entre las ruinas, dos amantes, Evelyn y Gil, se ven separados por un continente y harán cualquier cosa para encontrarse de nuevo. Pero cuando un extraño ser llamado “la palabra” convierte a Evelyn en una campeona con una lanza angelical, ella ve como la fuerza del amor que siente por Gil choca con su poder recién hallado. ¡El amor y el destino colisionan en lo que será la peor ruptura amorosa que jamás haya existido!

El rapto incluye los números 1 al 6 de la obra de Taki Soma (Takio) y Michael Avon Oeming (The Victories, Powers) y una historia corta a modo de extra.

Si no lo dije decenas de veces en 2013 lo diré en 2014, ¡mucho ojito con Aleta! La editorial valenciana dio un puñetazo sobre la mesa el año pasado y no tienen previsto aflojar precisamente en 2014. Tienen una excelente cartera de títulos en la manga y están dispuestos a ofrecernos los mejores cómics independientes del panorama editorial americano (e italiano), prácticamente no hay más que no vea 2 ó 3 novedades interesantes en sus novedades del mes y, desde luego, no haber hablado de El Rapto hubiese sido vergonzoso, porque estamos ante un gran cómic en el que un autor de la talla de  Michael Avon Oeming une fuerzas con una, relativamente desconocida, Taki Soma a quien podremos ver en la serie regular The Victories, en la nueva serie Takio (Brian Michael Bendis y Michael Avon Oeming) y en el cuarto volumen de Los Ratones Templarios… no sé vosotros, pero que un autor tan importante como Oeming se tome la molestia de tomar bajo su ala protectora a un autor… habla muy bien de ambos. Desde luego, si El Rapto es una muestra de lo que nos espera en todas las colaboraciones de estos autores no podemos tener queja alguna.

El Rapto es una historia tan grande que no cabe en un único volumen, me parece totalmente injusto que Oeming y Soma nos dibujen un escenario tan interesante (ese comienzo que nos habla de que la guerra entre superseres ha arrasado la Tierra me parece espectacular) para luego dejarlo atrás y avanzar con la historia. ¡Esto pide a gritos una precuela!

Eso sí, siendo justos a continuación Oeming y Soma nos dibujan una más que interesante historia cuando todos los héroes del mundo marchan al espacio y en la Tierra todo se va a la mierda, literalmente. Pero los héroes han sido muy oportunos en su marcha, tanto como para que una “separación temporal” de nuestros protagonistas, Gil y Evelyn, coincida justo con su arrebato y con la caída de la civilización

Separados veremos qué es de ellos, y de su relación, en un mundo apocalíptico donde la humanidad se ha vuelto contra sí misma y donde los héroes, campeones, son más necesarios que nunca Gil y Evelyn lucharán por reunirse de nuevo.

Según ha declarado Omeing el guión de esta miniserie les corresponde a ambos (me encanta que Omeing se esté volviendo un poco más oscuro en sus historias), pero el apartado gráfico es, mayoritariamente, cosa suyo. Y, dejadme decir una cosa, Michael Avon Oeming ha mejorado mucho desde los primeros números de Powers, y aquí se nota mucho esa evolución que ya pudimos ver en The Victories: Marcado (acabo de descubrir que no publiqué la reseña, es imperdonable, la veréis en breve). Además creo que conviene destacar el trazo de las escenas oníricas que repasan el pasado de Evelyn y Gil, porque me parecen absolutamente deliciosas. La verdad es que no sabría decir cuánto ha colaborado Soma a la hora del dibujo (aunque, como ya he dicho, no ha debido ser mucho), pero me gusta cómo se desenvuelve Michael a lo largo de los seis números, mucho.

Sobre la edición de Aleta, en fin, me parece espectacular, como todos los títulos publicados en 2013. No sólo han mejorado muchísimo a la hora de evitar erratas en los textos, sino que además la elección de los títulos, el formato escogido, la sensación al tener el tebeo en tus manos… todo es una maravilla y tan sólo puedo hablar de un “pero”, y es que no me convence del todo la traducción del título de la serie, “Rapture” y es que quiere decir “arrebato” y se presta a significados como “Quitar o tomar algo con violencia” y también a “Conmover poderosamente, excitando alguna pasión o afecto” e incluso a un sencillo “Enfurecerse”. En este caso la cosa va más hacia el “arrebato” de los santos y de la Virgen cuando ascendían al Cielo en su cuerpo mortal y trata de expresar la difícil situación en la que queda la Tierra cuando todos sus héroes desaparecen elevándose en los cielos. Y sí, es una traducción muy complicada, sinceramente yo lo hubiese dejado en inglés. Pero este es un detalle menor a un trabajo sensacional y con un precio muy muy ajustado.

El Rapto me ha parecido un cómic muy atrevido, con una apuesta por aunar originalidad, mestizaje (esas escenas oníricas son más propias de un tebeo gafapasta) y esa búsqueda de nuevos temas que está realizando Oeming. Me ha gustado muchísimo, aunque entiendo que no sea para todos los públicos, pero el que lo sepa apreciar… lo adorará.