Comenzamos con este volumen, «Vencer al diablo«, a despedirnos de los Campeones que, de la mano de Jim Zub, afrontan su última etapa en Marvel, creciendo en número y ampliando sus filas para poder cambiar el mundo.

Campeones 1 Vencer al diablo    
Edición original: Champions 1-6 USA
Fecha de edición: noviembre de 2019
Guión: Jim Zub
Dibujo: Steve Cummings, Juanan Ramírez
Formato: Rústica, 136 págs. Color.
14€

El mundo necesita héroes… ¡y hay héroes por todo el mundo! El planeta entero es ahora el territorio de actuación de Los Campeones. El grupo ha crecido exponencialmente, bajo el liderazgo de Ms. Marvel, con integrantes preparados a responder a la llamada en multitud de países. Pero un oscuro secreto acecha en el horizonte.

Campeones es una de esas series que surgieron de la diversidad que se impuso en la Casa de las Ideas con la premisa de que estaría muy bien que los héroes jóvenes tuviesen un equipo desde el que poder comenzar a cambiar el mundo, a imponer su punto de vista, algo que obviamente no podían hacer en Los Vengadores porque los adultos nunca escuchamos a los adolescentes y sus ideas. Era el momento de algo nuevo, de apostar por un nuevo equipo (porque, a fin de cuentas, ¿para qué existían los Jóvenes Vengadores o los Nuevos Guerreros? Esos eran viejos-nuevos grupos) al que llamaron Campeones y al frente del cual pusieron a un Mark Waid que, en fin, no estaba en su mejor momento pero al menos dotó de cierta coherencia y consistencia a la serie regular a pesar de contar con un pésimo Humberto Ramos que debería dejar de lado ese dibujo tan irregular y deforme para recuperar algo de la anatomía que tanto ignora. Después de unos cuantos números ambos se marcharían de la serie dejando a Jim Zub al cargo que no supo ver que estaba al frente de un barco que iba derecho al naufragio y se empeñó en correr hacia adelante.

Así, en la etapa de Jim Zub hemos observado como los Campeones crecían en ambición y número, cómo se metían en todos los problemas que aparecían por Marvel y otros que estaban más ocultos como el Lugar Peligroso y que pudimos ver en la serie en grapa poco antes de que ésta pasase a cambiar de formato en este primer volumen, de dos, que lleva por título Vencer al Diablo.

En este volumen vemos que Zub tenía ideas interesantes y potentes para los Campeones, pero que corre demasiado, salta de aventura a aventura sin medir las consecuencias, con un Spider-man que comete un grave error y que deberá pagar por las consecuencias mientras nos encontramos con el regreso de un Cíclope adulto al grupo (me ha parecido una historia genial con un dibujo que no le pegaba nada, el de Juanan Ramírez), lo cierto es que el cruce con Guerra de los Reinos no ayuda demasiado a la trama y resta espacio a Zub.

Pero es que la serie estaba total y completamente sentenciada, no hay más que ver el trabajo del dibujante principal: Steve Cummings, que la verdad es que… en fin, digamos que las series de grupos no le pegan demasiado y que sus escenas impactantes no han quedado demasiado interesantes. En cuanto a la elección de Juanan Ramírez para los cruces con la Guerra de los Reinos creo que posiblemente hayan utilizado demasiadas masas de negro para oscurecer la historia y eso reste emoción al resultado final.

No me acaba de convencer el nuevo formato 100% Marvel, despojado de todo lo que lo hacía tan atractivo, pero Europa manda.

En cualquier caso los Campeones están sentenciados, la serie acaba en el número 10, es decir, quedan 4 números, aunque el propio Zub nos hizo saber que Marvel sigue teniendo planes para el grupo, habrá que ver si se concretan.