Continúa el desfile de personajes de la Marvel este verano tras “Iron Man” anticipando a otros que llegaran como Thor o Capitán America en una película que es secuela de la de Ang Lee de 2003, pero a la vez supone un nuevo planteamiento y un nuevo comienzo para el personaje.

 

 

No se puede mostrar la imagen “https://www.via-news.es/images/stories/cine/Resenyas/hulk1.jpg” porque contiene errores.

País: USA.
Año: 2008.
Duración: 114 min.
Género: Acción, ciencia-ficción.
Interpretación: Edward Norton (Bruce Banner), Liv Tyler (Dra. Elizabeth “Betty” Ross), Tim Roth (Emil Blonsky), Tim Blake Nelson (Samuel Sterns), Ty Burrell (Leonard), William Hurt (general Thaddeus “Thunderbolt” Ross).
Guión: Zak Penn; basado en los personajes creados por Stan Lee y Jack Kirby.
Producción: Avi Arad, Gale Anne Hurd y Kevin Feige.
Música: Craig Armstrong.
Fotografía: Peter Menzies Jr.
Montaje: John Wright, Rick Shaine y Vincent Tabaillon.
Diseño de producción: Kirk M. Petruccelli.
Vestuario: Denise Cronenberg.
Imagen activa

Si tuviera que calificar con un adjetivo esta película sería “aparatosa” y lo entenderéis si la véis sobretodo al comprobar que ocurre cada vez que aparece en escena Hulk, pero empecemos por otra parte…..

Lo primero comentar que esta película se ha planteado como secuela del “Hulk” de Ang Lee, pero más que nada porque aquella es relativamente reciente (2003) ya que la producción, el planteamiento y los actores que intervienen en ésta son diferentes. Ahora el protagonista es Edward Norton y no Eric Bana y su paternaire es Liv Tayler y no Jennifer Connelly.

Antes de entrar de lleno en lo que ofrece esta película decir que me parece superior la de Ang Lee porque es más dramática y porque pienso que el guión está más trabajado y hay mayor equilibrio entre lo que es puramente acción y lo que no lo es, que para mi gusto es más importante porque explora el drama del personaje de Bruce Banner, que es a fin de cuentas lo que nos acerca y hace más nuestro el argumento, ya que se humaniza y se hace más “real” pese a ser una película de superhéroes y ficción. Ya digo que eso para mi gusto, aunque no para el de la mayoría como va a demostrar la taquilla.

No se puede mostrar la imagen “https://www.via-news.es/images/stories/cine/Resenyas/hulk2.jpg” porque contiene errores.

Sin duda esta película de Louis Leterrier (director de “Transporter”) va a tener mucho más público que aquella de Ang Lee y eso es algo que está planteado así desde la producción ya que los estudios Universal no estuvieron muy contentos con los resultados económicos del primer Hulk y querían dar un giro a la que ya es saga. A parte ha entrado en juego la Marvel ya que ahora sí y no entonces tiene derecho sobre parte de lo beneficios de sus personajes. De hecho he leído que han creado una división cinematográfica para producir películas inspiradas en sus personajes y ya se están preparando películas sobre “Thor” y “Capitán América” tras las que seguirán “The avengers” (Los vengadores). Lo podéis comprobar al final de esta película atando cabos sueltos al ver aparecer a Robert Downey Jr. en un cameo que remite a “Iron man”, también estrenada este año.

Esta película es, por tanto, algo muy diferente al primer Hulk. Aquella se acercaba más al cine de autor y estaba planteada como un drama de acción. Ésta es cine de evasión, quizás más acorde con el espíritu de los cómics y lo que pretende es entretener por encima de todo. Se han dejado de lado (no del todo) las disquisiciones morales y tiene menos peso dramático la preocupación del protagonista por los efectos de sus transformaciones y se ha potenciado todo lo que tiene que ver con la acción y la espectacularidad de las escenas.

No se puede mostrar la imagen “https://www.via-news.es/images/stories/cine/Resenyas/hulk3.jpg” porque contiene errores.

Marvel ha tomado las riendas de su “criatura” y ha pensado en su público potencial para darle lo que quiere y ha hecho una película aparatosa y excesiva porque los efectos especiales le permiten hacerlo. Con esto no quiero decir que sea mala o que no entretenga, al contrario, pero me da la sensación de que se han traspasado todos los límites de lo lógico y eso abre mucho los ojos en un cine pero quita intensidad y emoción. Me explico: un ser al que las balas no hacen ni un rasguño y al que se puede lanzar un bazocazo sin que se vea afectado permite hacer escenas muy espectaculares, pero no sufre, no tiene miedo a nada y se anula toda la profundidad dramática que podría usarse para provocar sensaciones en el público. Al final sólo queda rizar el rizo cada vez más y queriendo hacerlo el asunto se les ha ido de las manos  hasta el punto de llegar a lo inverosímil y sólo pondré como ejemplo que Hulk es capaz de apagar el fuego de un helicóptero aplaudiendo.

No entro en si la película entretiene o no que está claro que sí, pero habida cuenta de que cuando aparece Hulk cualquier cosa es posible que ocurra, a mí como espectador me interesa mucho más cuando Hulk es Edward Norton porque sí le veo inquietud y si le veo una profundidad al personaje y si me emociono o se me aceleran las pulsaciones cuando lo veo escapar por la favela brasileña al comienzo de la película (por cierto, mucho más impactante la favela que mil explosiones) por mucho que parezca que Norton ande un poco haciendo el papel por encargo y por la pasta que se va a embolsar (en ese sentido veo mucho más metido en canción a Robert Downey Jr. en “Iron man”). En el apartado de actores Liv Tayler y William Hurt simplemente cumplen y a Tim Roth parece como si le hubieran dado libre para desvariar y desfasar todo cuanto quisiera porque no puede estar más exagerado en su actuación.

No se puede mostrar la imagen “https://www.via-news.es/images/stories/cine/Resenyas/hulk4.jpg” porque contiene errores.

En realidad la película llega un momento en que es exagerada y aparatosa. Me parece mucho más equilibrado e interesante  su principio (que es próximo a lo que había hecho Ang Lee) que su final, en el que se da via libre al, por llamarlo de algún modo, “desfase visual” que permite el personaje de “Hulk” tal y como lo han diseñado. No me extraña que hubiera problemas en el rodaje y montaje y que Edward Norton y el propio director quisieran darle otro enfoque a la película, pero al final ganó la perspectiva de la Marvel, se eliminó diálogo y drama y se aumentaron las escenas de acción para acomodar la película a un público más juvenil. En algún momento, sobretodo al final, parece que se está viendo King Kong contra Godzilla y da la sensación de que se ha querido superar lo que hicieron con “Transformers”. Está bien en el sentido de que es inagotable la capacidad que existe hoy en día para sorprendernos cada vez más con los efectos visuales y en el sentido de que uno no se aburre viendo este tipo de películas (más que nada porque no hay argumental ni visualmente ni un momento de respiro), pero se pierde el equilibrio y la profundidad dramática y ambos aspectos son muy importantes para que los personajes y la historia nos lleguen.

En definitiva, una película entretenida y espectacular, adrenalítica y aparatosa a más no poder, recomendable en las sofocantes tardes del verano por aquello de pasar el rato sin devanarse el coco mucho y sin otra preocupación que ver pasar cosas cuando más impactantes visualmente mejor, pero inferior a lo que podría haber sido y para mi gusto inferior a la de Ang Lee, pero claro, lo que demanda el público que llena las salas es acción y espectáculo visual (y auditivo porque vaya si ayudan el sonido y la banda sonora) y es lo que pretende ofrecer Marvel con esta saga de superhéroes que comienza con “Iron man” y “El increíble Hulk”. Hay fórmula para rato porque la taquilla va a responder.