Acabo de terminar de leer el tercer libro de la trilogía de las “Crónicas del Mago Negro” de Trudi Canavan, editado por DeBolsillo, y lo cierto es que, aunque hay alguna que otra buena idea en la trilogía, no me acaba de convencer ni de enganchar. 

"Crónicas del Mago Negro: El Gran Lord" (Trudi Canavan, DeBolsillo)El Gran Lord
Crónicas del Mago Negro 3
Trudi Canavan   
Plaza y Janés (Debolsillo)
ISBN: 9788499083407
620 páginas 
Rústica 
13.30 €

Sonea ha prosperado notablemente en el gremio de los magos: ha adquirido grandes conocimientos, Regin ha terminado por dejarla en paz y los otros aprendices por fin la respetan. Pero no logra sacarse de la cabeza lo que presenció en la cámara subterránea del Gran Lord Akkarin ni la grave amenaza que se cierne sobre el gremio, y hace bien en no bajar la guardia, porque cuando su buen amigo Cery se ve involucrado en las intrigas de un curioso extranjero, Sonea deberá tomar partido ante los decisivos acontecimientos que se avecinan.

La trilogía comenzó con El Gremio de los Magos, un libro que me gustó y me atrapó que, en mi cabeza, servía de preludio a algo mucho más interesante que estaba por venir, vaticinaba que la cosa se iba a poner muy interesante y que convenía estar muy atentos, no había que perderse en la trama.

"Crónicas del Mago Negro: El Gran Lord" (Trudi Canavan, DeBolsillo)En el segundo libro, La aprendiza mi interés por la trilogía comenzó a decaer cuando me di cuenta de que Trudi Canavan alargaba innecesariamente la historia sin aportar nada jugoso, sí, teníamos a Sonea estudiando en el Gremio y siendo maltratada por sus compañeros y… ¿qué más? porque apenas sucedía nada más de interés en el libro. Comencé a darme cuenta de que estaba ante literatura juvenil al estilo Harry Potter y que, seguramente, poco me iba a aportar el siguiente libro.

Así que, con todo esto en la cabeza, comencé a leer El Gran Lord. No esperaba mucho y lo cierto es que, dejando aparte que, por primera vez, ocurre algo interesante a mitad del libro, debo decir que no me ha gustado la resolución final. El “enfrentamiento final” es, cuando menos, anticlimático, la historia de amor es… sosa, por decir algo, y el epílogo es…  en fin, que había muchas ideas interesantes, que se podría haber sacado un solo libro muy jugoso resumiendo lo que Trudi Canavan ha escrito en tres libros. Pero, para mí, un lector algo más habituado a la fantasía, las Crónicas del Mago Negro me han sabido a poco, muy poco. Esperaba mucho más, aunque, bueno, seguramente el exigirle tanto puede haber hecho que mi satisfacción ante la lectura sea tan escasa.

Desde luego no puedo negar que la trilogía de las Crónicas del Mago Negro han supuesto un enorme éxito para Plaza & Janés. No sólo les salió bien la apuesta de publicar los tres libros en medio año, sino que después se atrevieron a publicarlo en formato de bolsillo y, finalmente ofrecieron un cofre con los tres libros (sin descuento alguno), una edición muy chula y tentadora. Además la Red está repleta de reseñas positivas. Así que tendré que concluir que el problema está en mi como lector, seguramente por la edad y el género, porque a mi modo de ver las Crónicas del Mago Negro son una trilogía enfocado al público juvenil y femenino.