«El mago de papel» de Charlie N. Holmberg se descubre como una fantasía romántica con énfasis en el romance (para mi pesar). aún así se las apaña para ofrecer una lectura entretenida en la apertura de una trilogía que ya podéis encontrar al completo en vuestras librerías.

el-mago-de-papelEl mago de papel
Charlie N. Holmberg
Editorial: Oz Editorial
Traductora: Olga Hernández
Formato: 15 x 23, rústica con solapas, 288 págs.
PVP: 17, 90 €

Oz Editorial se ha sumado al carro de aprovechar que una trilogía ya está publicada en su mercado de origen para, en pocos meses, publicarlos tres títulos de la saga de El Mago de Papel. Así, tras anunciar la publicación de El mago de papel, de Charlie N. Holmberg, en enero han ido publicando el resto de títulos; El mago de cristal (abril) y El mago supremo (septiembre).

Aunque en un principio estuve tentado de acercarme a El mago de papel al final no lo hice y fue cuando Oz anunció la publicación de El mago supremo cuando decidí que estaría bien darle una oportunidad al libro a través de su edición digital que se quedaba en menos de 5 euros. La idea de Holmberg era interesante y es que la magia está integrada en el mundo victoriano que nos propone en El mago de papel, existen escuelas de magia y, cómo no, existen magos malvados.

el-mago-de-papel-2El mago de papel nos presenta a Ceony Twill una prometedora aprendiz de maga que soñaba con ser fusionadora y ha sido obligada a aceptar la magia del papel (cada disciplina controla determinados elementos), misión con la que no está de acuerdo ya que al elegir la magia del papel deja atrás cualquier otra posibilidad de trabajar con otros materiales. Ceony considera la magia del papel como la más débil, al igual que hacen los otros magos, no por nada quedan sólo 12 magos del papel en Gran Bretaña. Así, Ceony acaba de aprendiz de Emery Thane.

Como propuesta me encanta las ideas que se esconden tras El mago de papel, es el desarrollo, vencido excesivamente hacia el romanticismos, lo que me acaba por echar atrás. No es que Charlie N. Holmberg no escriba bien, es que sólo parece interesada en demostrarnos que Ceony mola mucho con su actitud rebelde, y que Emery Thane es perfecto para ella por su paciencia y detalles para con ella (el típico genio despistado, pero superatractivo, si una mujer le ayudase a cuidarse un poco). Francamente, he leído mil historias de amor más fluidas que esta, y desde luego mucho más interesantes. Aquí sabes que no le va a pasar nada a Ceony. Y, qué narices, por una vez me gustaría ver a un personaje femenino, protagonista para más delito, que no cayese rendida a los pies del mago guaperas de turno.

Aún así la ambientación y la historia me resultan interesantes y es, quizás, el único motivo por el que me plantearía leer El mago de cristal y El mago supremo, aunque me puedo imaginar que Holmberg aún apostará más por la parte romántica y, sinceramente, cuando te planteas hacer un libro harrypotteriano espero que se desarrollen los enemigos y los perosnajes como corresponde, no a vuelopluma. Eso si, tironcillo de orejas para Oz Editorial por dos motivos: 1 ¿“orquillas”? ¿sin h? aaaayyyyy (es una chorrada, pero igual está escrita tres veces sin h en la misma página, y duele a los ojos) y 2. Esa sinopsis del libro (que no he querido compartir aquí) que resume, prácticamente todo el libro.

En definitiva, El mago de papel es una historia en la que el romance importa más que la magia o la trama, es entretenido de leer y ameno, pero podría haber dado para mucho más si la autora no hubiese enfocado el libro como una fantasía romántica tan descarada.