Los jóvenes son inconformistas, rebeldes e idealistas. La mayoría de nosotros, cuándo fuimos jóvenes, éramos así: críticos con las normas y las decisiones de los adultos. Y, tal y como pudimos ver en «Los chicos del maiz» o «¿Quién puede matar a un niño?«, si no se les concede un espacio para expresarse y ser escuchados, tarde o temprano los jóvenes utilizarán medios más violentos y extremos para alcanzar sus objetivos.

Ha sido aprobada una ley que va contra todo en lo que creen los fundadores de Los Campeones. Pero este mundo todavía necesita héroes, aunque el mundo no los quiera ahora mismo. Eve Ewing (Ironheart) y Simone Di Meo (Los Defensores: La mejor defensa) forman equipo para una nueva era de los héroes jóvenes de Marvel.

Como si fuese una tercera guerra civil superheroica, tras una devastadora tragedia causada accidentalmente por Viv Visión que terminó con Kamala Khan en el hospital, los EE.UU. aprueban una nueva ley que sacudirá el Universo Marvel: se prohibe a los menores de 21 años ejercer de superhéroe independiente si no cuentan con un mentor. Señalados como el problema se ha ilegalizado a los superhéroes adolescentes, pero muchos de ellos no estan dispuestos a dejar de proteger a los ciudadanos y vecinos contra el crimen que inunda el mundo. No quieren renunciar a ello aunque esto pueda significar que terminen entre rejas, encerrados en «centros de reeducación«. Y los Campeones, por supuesto, saben que son necesarios, por lo que Sam, Kamala, Miles y Riri están listos para vivir como unos proscritos, escondidos, huyendo, y luchando contra una ley que consideran injusta. «Los Campeones siempre han combatido las injusticias, siempre han luchado por esa gente que no siempre puede defenderse por si sola. Siempre ha hecho el trabajo que la comunidad superheroica adulta no podía hacer porque estaba muy liada con sus peleas internas«, recuerda Kamala en un apasionado discurso en el que anuncia que los Campeones y los héroes adolescentes no van a renunciar a su papel.
Mientras Kamala se recupera de las heridas en un hospital, y descubre que la han convertido en la involuntaria mártir de un movimiento que detesta, sus compañeros de los Campeones huyen de las fuerzas de CUNA (Control unificado para niños amenazados), que los hostigan sin cesar, gracias a la ayuda de una amiga que creían desaparecida, y los encierran en internados «por su propia seguridad«. Y es que, por su parte, Viv Visión está viviendo su particular penitencia, lidiando con lo sucedido en la localidad de Coles, y buscando la forma de poner remedio a la crisis que ella misma inició.

Es un hecho que muchos superhéroes comenzaron su carrera siendo apenas unos adolescentes, como Spiderman o la Patrulla-X original, y la edad no significó nunca ningún problema, más allá de la dificultad de lidiar en un mismo día con Elektro, Rhino o el Dr. Octopus, unos exámenes finales y una cita con la chica más popular del instituto. Pero ser un adolescente con poderes nunca ha sido fácil en el universo de Marvel Comics, ni entonces ni ahora. En el siglo XXI los Campeones representan a una generación de jóvenes cargada de esperanzas e ideas ambiciosas para cambiar el mundo, atrapada en una sociedad conservadora y autodestructiva, repleta de problemas en cuya creación ellos no tuvieron nada que ver: política, cambio climático, tecnología, discriminación,… Son adolescentes que quieren cambiar el mundo, pero también tienen que lidiar con sus vidas y las emociones de quien se encuentran a medio camino entre la juventud y la vida adulta. Los Campeones quieren hacer del mundo un lugar mejor y que éste deje de girar en la dirección que marcan los adultos, pero el mundo que quieren arreglar está mucho más estropeado de lo que hubiesen imaginado.

La sociedad hace tiempo que pide un cambio, los más jóvenes tienen una nueva escala de valores, menos perjuicios y más tolerancia, y los cómics no pueden ser ajenos al clamor. Amadeus Cho, Kamala Khan, Riri Williams, Nadia Van Dyne, Viv Visión, Miles Morales, Gwen Stacy, Sam Alexander, Laura Kinney,… se suman así a la joven generación de héroes de La Casa de las Ideas que han ido reemplazado poco a poco a los clásicos personajes bajo la máscara como Tony Stark, Donald Blake o Bruce Banner. La apuesta de Marvel por la diversificación de los personajes, en edad, raza, género, orientación sexual o religión, ya es un hecho en el siglo XXI a pesar de los compradores habituales de cómics, lectores hombres adultos blancos heterosexuales en su mayoría, y su reticencia al cambio.

«Campeones: Proscritos» («Champions: Outlawed«) es, en resumen, una interesante metáfora del conflicto eterno entre jóvenes y adultos que, en el siglo XXI, ha llegado a cotas nunca alcanzadas con anterioridad. Se ha llegado a decir que los jóvenes del nuevo milenio son una generación perdida y sin futuro, y es que hay montones de jóvenes con mucha preparación pero no hay empleos para ellos porque los adultos hemos arrastrado el mundo a una crisis económica de gran magnitud. Los adultos, egoistas y ambiciosos, materialistas y consumistas, nos miramos el ombligo y no centramos la atencion y el interés político y económico hacia la población joven, a la que vemos con temor por ser revolucionaria, alternativa y valiente, pero olvidamos que son el mañana. Una sociedad que no cuida a sus jóvenes no tiene futuro, es como un jardín sin agua, que se seca y muere. Y como el cómic de Eve Ewing, Bob Quinn y Simone Di Meo constata, en la figura del senador Patrick que promueve la nueva ley contra los superhéroes adolescentes, es una sociedad gobernada por políticos incompetentes y corruptos, instruidos en principios turbios y muy alejados de los valores que nos hacen humanos.

No debe sorprender, pues, que los jóvenes de hoy se encuentren desorientados e indecisos ante la situación a la que les ha llevado la sociedad de los adultos, y esten dispuestos a tomar decisiones para corregir el rumbo. Aunque sea a la fuerza.

Campeones: Proscritos
Autores: Eve Ewing, Bob Quinn y Simone Di Meo
Fecha de publicación: Junio de 2021
Edición original: «Champions» núms. 1 a 5
ISBN: 9788413349121
Formato: 17x26cm. Tapa blanda. Color
Páginas: 120
Precio: 13,00 euros