Austin Grossman debuta con Muy Pronto Seré Invencible, la historia de un supervillano, el Doctor Imposible, quien, a pesar de toda su inteligencia, no es capaz de derrotar a los superhéroes y conquistar el mundo… ¿o esta vez sí?

No se puede mostrar la imagen “https://www.via-news.es/images/stories/comic/soon_invencible.jpg” porque contiene errores.Muy Pronto Seré Invencible, Austin Gossman. Random House

Imagen activa

El Doctor Imposible es un genio del mal que durante años ha aterrorizado a la población mundial con sus ingeniosos planes para conquistar el mundo. Golpe tras golpe ha intentado hacerse con el poder, pero siempre ha sido detenido por su némesis, Fuego Elemental. Ahora, mientras el Doctor se fuga una vez más de la prisión, se descubre que Fuego Elemental ha desaparecido. Todos piensan que el Doctor lo ha asesinado y que tiene preparado un nuevo golpe que, está vez, será el definitivo. Está vez conquistará el mundo.

En el “otro bando” tenemos a Fatale, una superhéroe recién llegada que… en fin, se ha encontrado de golpe y porrazo formando parte de los Campeones, el supergrupo por excelencia. Está incómoda, guarda secretos y no cree que vaya a poder dar la talla. Por si no fuera poco el primer enemigo al que tendrán que hacer frente no es otro que el Doctor Imposible, ¡y para colmo se da por muerto a Fuego Elemental! Quizás esta vez Imposible triunfe…

Austin Grossman es un recién llegado al mundo de la literatura pero, con Muy pronto seré invencible, ha logrado convencer y lograr el aplauso del lector con una obra que viene a ser una puesta en largo de los cómics más clásicos de superhéroes… de DC Comics. Cualquiera que haya leído algún cómic clásico de DC no podrá evitar notar que ciertos personajes (Lobo Negro, Damisela y Fuego Elemental) casan en muchos aspectos con personajes de DC (Batman, Wonder Woman y Superman). Creo, sinceramente, que el propio Doctor Imposible no es otro que un remozado Lex Luthor de pre-Crisis. Y está bien, la verdad es que la novela se disfruta mucho más si puedes encontrar paralelismos entre el universo de Grossman y el de DC, aunque también hay detalles de Marvel. Esto es parte del juego al que el autor nos invita, invitación que conviene aceptar.

Pero Muy pronto seré invencible no se queda en esos paralelismos, posiblemente Grossman haya logrado realizar el mejor retrato de la obsesión que conduce al mal. Posiblemente el Doctor Imposible sea el villano mejor definido de la historia ya que, con varios flashbacks, consigue que entendamos su psique, que simpaticemos con él y que comprendamos que, en realidad, la vida no le ha dejado otro camino que ser la némesis del héroe más grande de todos los tiempos, la creación del propio Doctor Imposible: Fuego Elemental.

El Doctor Imposible se convierte así en el retrato del inadaptado que no ceja en su empeño de ser aceptado, de llamar la atención y de ser reconocido. Es un genio, sí, pero un genio que no recibe el reconocimiento que su trabajo o su persona merecen. Ni siquiera sus “compañeros” villanos le reconocen su trabajo. Los únicos capaces de conocer y comprender sus obras son, paradójicamente, los que, una vez tras otra, las destruyen; los superhéroes. Sus enemigos.

Tampoco la rivalidad por el amor está ausente en este libro y, gracias al Doctor Imposible, podemos ver como ambos han “luchado” por una mujer: Erica, quien, bajo el prisma del villano, ha estado siempre enamorada del héroe y apenas ha tenido una consideración amistosa para con él. Es delicioso ver como entiende Imposible su relación con las mujeres y cómo, a pesar de todo su poder e inteligencia, se ve intimidado por ellas, reforzando así su propia imagen de inadaptado, hasta el punto de no ver lo que tiene delante de sus propias narices.

Muy pronto seré invencible es una obra que, a pesar de su aparente ligereza, nos habla de situaciones personales comunes a nuestra sociedad. Quién no se ha sentido aislado en alguna ocasión. Quién no se ha sentido inferior ante una persona a la que idolatra. Quién no ha visto que sus simpatías hacia alguien cambiaban por la indiferencia o burlas de ésta persona hacia nosotros.

La grandeza del libro de Grossman está en que utiliza sentimientos afines a todos para humanizar a los personajes, busca que empaticemos con personajes… imposibles.

En cuanto a la edición del libro… tengo que decir que el precio es bastante elevado. Un libro de 352 páginas, en rústica por 21,80 € me parece demasiado caro, muy caro. Pero no sólo tiene esa pega, el hecho de que se opte por un aspecto tan ¿kistch? ¿pop? en vez del aspecto “superheroico”… hace que me extrañe de que Random House Mondadori publique este libro… ¿sabían lo que estaban publicando? Por el precio sí que lo parece. En fin, mejor dejo que otros hablen del tema .

De cualquier manera el libro es muy recomendable y si puedes superar el hecho del precio y de su presentación… lo disfrutarás y te quedarás con las ganas de saber más del Doctor Imposible.

https://www.via-news.es/images/stories/libros/CasaDelLibro-Blanco.gif