Hay veces en las que te plantas delante de la televisión deseando, tan sólo, pasar un rato agradable y divertido. Queriendo ver algo que te aleje un poco de la realidad y te lleve a pasar un buen rato, que te deje con una sonrisa en la cara. Eso es lo que me ha sucedido con Glee.

 https://www.via-news.es/images/stories/tv/glee.jpg

Glee
Género:    Musical comedia-drama
Creada por:    Ryan Murphy, Brad Falchuk, Ian Brennan
Cast:     Dianna Agron, Chris Colfer, Jessalyn Gilsig, Jane Lynch, Jayma Mays, Kevin McHale, Lea Michele, Cory Monteith, Matthew Morrison, Amber Riley, Mark Salling
Jenna Ushkowitz, Narrated
Composer(s)    James S. Levine
Número de episodios: 22 (45 minutos de duración)
https://www.via-news.es/images/stories/puntuaciones/4.gif

Glee es una serie de Ryan Murphy, el creador de Nip/Tuck, que trata sobre un grupo de “adolescentes” (de esos que tienen 16 años en pantalla y veintitantos en la vida real), una variedad de caracteres impresionante y una sola cosa en común; la música. Seguramente el saber que Ryan Murphy, está involucrado en esta serie no os de demasiada confianza, a fin de cuentas Nip/Tuck no es precisamente una serie alegre. Pero después de leer una crítica positiva decidí darle una oportunidad a la serie. Me bajé el primer capítulo y esta noche, viernes, lo he visto. Para matar el rato, para entretenerme.

Bueno, es la una de la madrugada y ya podéis imaginaros lo que ha sucedido; me he visto los tres primeros capítulos y estoy considerado el ver también el cuarto, a pesar de que no tengo los subtítulos.

En Glee podemos encontrar a un profesor, Matthew Morrison, que salta sobre la oportunidad de hacerse cargo del en otro tiempo exitoso coro del instituto. Desgraciadamente las cosas no han ido bien desde que él conquistó el título nacional de coro, pero está decido a recuperar la gloria del club. Y eso a pesar de que los miembros de éste son considerados unos apestados por el resto del instituto. Para ello cuenta con la ayuda de Jayma Mays, la consejera del instituto, una maniática de la limpieza enamorada del profesor… casado. Naturalmente este es un triángulo amoroso que se irá explotando a lo largo de la serie, sobre todo cuando descubramos lo falible que es la esposa de Morrison, Jessalyn Gilsig. El resto del profesorado también nos promete momentos divertidos, detalles como el de la marihuana medicinal nos lo dejan muy claro. Un punto aparte merece la siempre excelente Jane Lynch, en su papel de entrenadora de las exitosas animadoras del Instituto, y archienemiga declarada del coro.

Pero, ¿y los alumnos? Pues tenemos de todo; la chica obsesionada con triunfar en el mundo de la música, Lea Michele, quien a pesar de su belleza es la más odiada del instituto, por culpa de su obsesión, y que comenzará a cambiar al conocer a Cory Monteith, quaterback que entra a formar parte del coro “voluntariamente”. Naturalmente ellos, y Morrison y Mays, son los personajes que más atraen al espectador en tanto en cuanto son los que soportan el mayor peso argumental, al menos por el momento. Pero también tenemos a un personaje gay “perfectamente” encubierto, un paralítico guitarrista de jazz y gran cantante (lo que supone un pequeño impedimento en las coreografías… y otro recurso humorístico más), una solista de color y una chica asiática a la que, de momento, no han sacado demasiado partido.

Las tramas, naturalmente, se centran en el objetivo de recuperar la gloria para el club, buscando, eso sí, la diversión de todos sus miembros pero sin dejar de lado subtramas sentimentales, la comedia y un poquito de mala leche, poca, que le sienta genial. Eso sí, no acaba de ser una serie para todos los públicos porque, poco a poco, se van tocando algunos temas, aunque de refilón, un tanto conflictivos como la educación sexual en los institutos (y, claramente, se posicionan a favor), la marihuana (aunque sea, más que nada, un hábil recurso humorístico), la adicción a determinada sustancia (jarabe de la tos… hay que verlo para entenderlo), etc.

No pretendo destripar demasiado el argumento (eso es obvio), pero no quería acostarme sin recomendaros una serie que conocí gracias a Vaya Tele! (por cierto, ya han conseguido la autorización para rodar la temporada completa) y que me ha sorprendido por el buen ánimo con el que acabas de ver cada capítulo y por sus números musicales (el casting incluye a varios actores/cantantes .

Un “placer culpable”, como dicen en Vaya Tele!, pero un placer al fin y al cabo… ¿debería verme el cuarto capítulo ahora mismo?…


Glee 1×04. Bueno, al final espere para ver el cuarto capítulo a tener los subtítulos y la serie me sigue encantando. Los números musicales están muy bien encajados y la dinámica está virando hacia el culebrón, pero sin perder de vista el lado humorístico. Hay un par de tramas muy interesantes, especialmente la del embarado. Y, por fin, Tina, la chica asiática, ha tenido un poco de presencia. Mis buenas sensaciones hacia la serie continúan y la verdad es que sigo viendo el final de cada capítulo con una amplia sonrisa en mi cara. Que ya es mucho.