Planeta DeAgostini acaba de publicar una antología que recoge todo el material de «Battle Chasers«, la serie «clásica» de Joe Madureira que nos conquistó en los 90 y que Joe nunca ha terminado de realizar. Así es, estamos hablando de una «antología» incompleta, pero no por culpa de la editorial, sino del autor. 

Battle Chasers Anthology
Edición original: Battle Chasers Anthology USA
Guión: Munier Sharrief
Dibujo: Joe Madureira, Adam Warren
Tinta: Vince Russell, Tom McWeeney
Color: Liquid! Graphics, Christian Lichtner, Aron Lusen
Libro cartoné
312 págs, a color
20€
¡Sigue a la joven Gully en la búsqueda de su padre junto al espadachín Garrison, el mago Knolan, el golem Calibretto y la mercenaria Red Monika! Battle Chasers Anthology recopila la serie original íntegra, con páginas y bocetos nunca vistos, por Joe Madureira,  Munier Sharrief y la colaboración de Adam Warren.

Battle Chasers combina elementos de fantasía, steampunk y ciencia ficción, además de la energía artística de su creador, Joe Madureira. Todo junto se traduce en una de las series más populares del los 90s.

Recuerdo que allá por los años 90 un joven talento despuntaba en la colección de La Patrulla X (sí, se llamaba así, ¿qué pasa?), un joven Joe Madureira que dibujaba unos estilizados personajes de apariencia élfica con toques manga. Me encantaba su trabajo y deseaba que estuviese todo el tiempo posible en la colección pero los cantos de sirena y el querer publicar “su obra” le llevaron a marcharse a WildStorm/Image Comics donde comenzó a publicar una serie de fantasía con un nuevo estilo de dibujo, sus características estaban presentes, aún se le podía reconocer, pero ahora afeaban sus dibujos un grueso y agresivo trazo que no me acababa de convencer, además, conforme fueron apareciendo las imágenes te preguntabas “¿pero quién es esa cachorra con ese par de…?”. Sí, durante un tiempo  sólo juzgamos este libro por la cubierta, estupenda, pero eso no hacía justicia al gran trabajo de Munier Sharrief (Battle Of The Planets) y Joe Madureira con la creación de un universo fantástico muy prometedor en el que la maquinaria rollo victoriano (estilo steampunk) alimentado por maná convivía junto a criaturas fantásticas de distinto corte. Después de leer este volumen hay que aplaudir a rabiar la gran creación que supone este universo, y llorar mares porque el vago de Joe Madureira no haya tenido tiempo (en diez años) para completar el arco argumental de la serie. Bueno, seamos sinceros, no tiene intención alguna de acabarla, por mucho que, antes de la publicación en los USA de esta antología, hablase sobre completar la serie y bla bla. Madureira ha trabajado en Ultimates vol. 3 y en Avenging Spiderman, pero ¿no ha encontrado tiempo para continuar una serie que tenía unas pre-reservas de más de 60.000 ejemplares para su número 10? En fin, me parece que a Madureira se le nota mucho la tontería porque sino habría completado, por pura vergüenza, el arco argumental antes de permitir la publicación de Battle Chasers Anthology.

Ya me he desahogado, de verdad, me gustaba el trabajo del Madureira de los 90, tolero el de ahora (para mi gusto ha quedado algo desfasado), pero el cabreo que se te queda encima tras disfrutar con CADA MALDITA PÁGINA de este tomo y llegar al final de los 9 primeros números para ver ese cliffhanger y… y… nada, un par de historias cortas y una historia abandonada en un momento superinteresante. ¿No es para enfadarse con el autor? Pues eso, cabreadísimo que estoy, ¡quiero que continúe la historia!

Retomando la reseña os diré que Battle Chasers es una maravilla, gráficamente es impactante, agresiva y seductora (no hablo de Monika, enfermos) y argumentalmente se estaban poniendo unas bases muy jugosas para una más que interesante aventura de fantasía en la se demostraba que los héroes no podían confiar en nadie, pues eran manipulados por todos. Aramus, Gully, Knolan, Calibretto, Garrison, Red Monika… son personajes que enamoran porque se ha conseguido reflejar la inocencia y determinación de un héroe en Gully, la figura del héroe ausente en Aramus, el héroe atormentado en Garrison, la sexualidad y la sexualidad, para qué negarlo, de Red Monika y el humor de Knolan… grandes personajes para una historia que no llegó a terminarse.

Gráficamente el estilo de Madureira gusta mucho, personalmente ya he dicho que me gusta más su trabajo en la Patrulla X, pero no me desagrada en absoluto el de Battle Chaser (se lo curraba el tío, 2 ó 3 números al año…) aunque, y ahora en serio, lo de Red Monika es exagerado. Pero ese diseño de personajes, esa imaginación y fantasía… ¡me encanta! No me extraña que Darksiders guste tanto por sus diseños.

Ahora llegamos al punto de preguntarnos si esta edición era necesaria, si Planeta DeAgostini debería, o no, haber publicado una obra incompleta y venderla como una antología. Sinceramente, no sé qué decir, me ha encantado este tomo, me he dejado atrapar por la historia y he disfrutado cada maldito momento. Además, los extras son muchos y muy buenos, la calidad del papel, el tomo, lo bonito que queda… Lo malo es que la historia no acaba, y no acaba por culpa de un autor vago así que, ¿qué se  hace? ¿Se publica el tomo tal cual o se confía, ingenuamente, en que el autor se ponga las pilas algún año de estos? Ummm, empiezo a comprender el por qué se ha publicado. La verdad es que es una gran edición y aunque la historia no se acaba creo que merece la pena. Eso sí, a Madureira le he puesto una cruz enorme.

Así que sí, os recomiendo efusivamente su lectura, y os invito a que nos reunamos un día para hablar del secuestro de Madureira, ¿qué? Sí, estoy leyendo Misery, de Stephen King, ¿cómo lo sabéis?