En Octubre se celebra la 45ª edición del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, en la localidad costera catalana de Sitges. Para esta edición la organización ha desvelado el cartel y el concepto sobre el que girará el certamen: el fin del mundo.

Nacido en 1968 con el nombre de Semana Internacional de Cine Fantástico y de Terror, el Festival de Sitges es hoy una cita obligada para los amantes del cine de género fantástico, ciencia-ficción y terror, y para el público deseoso de entrar en contacto con las nuevas tendencias y tecnologías aplicadas al cine y al mundo audiovisual.
Como no podía ser de otra manera, la edición del Festival de Sitges del año 2012 estará dedicada al Fin del Mundo. Teniendo en cuenta que, según el calendario maya, el mundo llegará a su fin en Diciembre de este mismo año parece muy conveniente y adecuado que el certamen del cine fantástico más importante de nuestro país verse sobre este asunto. Además, si los mayas no aciertan con sus predicciones, la crisis económica y espiritual no tardará en llevar a nuestra civilización a su ocaso y defunción…
La cuadragésimo quinta edición, que se celebrará entre el 4 y el 14 de Octubre de este año, también rendirá homenaje al director norteamericano Quentin Tarantino y a su primera película de éxito, «Reservoir Dogs», que hace veinte años obtuvo el premio a la mejor dirección y el de mejor guion en este mismo festival. Para ello, el Festival dedicará una retrospectiva y una publicación a la figura del director de «Pulp Fiction» o «Kill Bill» como renovador del cine de culto.

image1

Pocas coyunturas históricas han sido tan propicias para reflexionar sobre la caducidad del todo. 2012, año de crisis económica y espiritual, de los nuevos brujos de cuello blanco que nos guían sonrientes al desfiladero, del retorno a la espada de Damocles nuclear, del finis hominis romano grabado en la roca de un templo maya. Y todo registrado en un aparato de 4x2cms.
El fin del mundo como lo conocemos ha estado presente en la literatura, el cómic y el cine durante todas las épocas y desde diferentes enfoques. Centrándose unas veces en las propias catástrofes que causan un hipotético apocalipsis, o en el día después y la odisea de los supervivientes, la ficción ha imaginado cientos de paisajes para el Armagedón: desde desastres naturales, sociales, guerras nucleares o invasiones extraterrestres. Por ello, Sitges quiere convertir esta idea tan cinematográfica e indeleblemente atrincherada en el imaginario popular, en el marco conceptual de su 45ª edición.
Asimismo, el festival quiere destacar que el signo de los tiempos nos conduce a un apocalipsis retransmitido en directo, a través de testigos infinitos e interconectados, armados con cámaras en sus dispositivos de telefonía móvil, vinculando la cada vez más clara relación del género con lo inmediato. Quién iba a decir a los grandes maestros preocupados por el devenir del medio cinematográfico que en el futuro, cada persona llevaría encima una cámara de cine… que el mundo se fundiría en una red eterna y retroalimentada de creadores de imagen en movimiento. Sitges no podía ser ajeno a este fenómeno, por lo que las cámaras con teléfono (sí, lo hemos dicho bien), también serán protagonistas de Sitges 2012.
Para ir ambientando la fiesta del fin del mundo, Sitges rescatará alguna joya oculta de cine apocalíptico, así como propuestas recientes que están renovando este subgénero de anticipación.
Y ya que algunos interpretan el finis hominis como un cambio, un nuevo principio, desde la programación se aportarán elementos de reflexión cinematográfica que sirvan de plataforma hacia el infinito para este nuevo hombre-cine que auguran los menos pesimistas: celebraremos el veinte aniversario de una película emblemática estrenada en Sitges como es Reservoir Dogs, y sobre la figura de Tarantino como generador de una nueva corriente que ha renovado el llamado cine de culto, diseñando una retrospectiva y una publicación en torno a todo este concepto.

Más información en www.sitgesfilmfestival.com