En muchas historias de terror, el mal verdadero no se esconde en las grandes ciudades, sinó que reside en comunidades rurales aisladas, en pueblos pequeños rodeados de leyendas, supersticiones y mitos, que viven sumergidos en tradiciones ancestrales, en costumbres abandonadas por la mayoría y cargados de secretos, inconfesables e imperdonables. Ahí reside el verdadero miedo, tal y como descubrirá Batman en «Batman: Condado de Gotham«.

Una sucesión de robos y asesinatos aleja a Batman de su entorno natural, Gotham, y le lleva a las aparentemente idílicas zonas residenciales de las afueras de la ciudad. Pero allí, entre casas adormecidas y vallas de madera, Batman descubre una amenaza más aterradora que cualquier ataque del Joker. Los asesinatos parecen ceremoniales, rituales, pero no son nada que el mejor detective del mundo no pueda manejar. Es solo cuestión de tiempo que el Caballero Oscuro atrape al asesino… y en ese instante es cuando todo se va al infierno. ¿Cómo puede Batman enfrentarse a un enemigo en cuya existencia ni siquiera cree? ¿Cómo puede resolver un misterio contrario a toda lógica? Solo hay algo indudable… Batman deberá vencer al asesino o perder su propia cordura.

Sacar a un personaje de su contexto habitual suele ser una buena idea, pero es en la elección del nuevo marco donde poner a prueba las habilidades del héroe en cuestión donde reside la clave del éxito. En el caso del Hombre Murciélago, un animal esencialmente urbano, cuyo poder reside justamente en su capacidad de convertir las sombras, los callejones oscuros, las azoteas y la arquitectura exagerada y ecléctica de la ciudad gótica de Gotham en sus aliados en la lucha contra el crimen, exponerlo a un entorno rural, de campiña, casitas desperdigadas y vallas de madera, podría ser la peor de sus pesadillas.
«Batman: Condado de Gotham» («Batman: Gotham County Line«), una miniserie de tres episodios publicada originalmente por DC Comics en el año 2005, fue el debut del genio del horror Steve Niles en la editorial, con un relato de terror rural ambientado allí donde las habilidades del Caballero Oscuro, el mejor detective del mundo, no funcionan. En respuesta a una petición del comisario Gordon Batman se desplaza a las afueras de Gotham City, un terreno de juego poco habitual para el Hombre Murciélago, donde se están produciendo unos macabros asesinatos rituales que le obligarán a enfrentarse a enemigos que van más allá de los habituales supervillanos, dementes desfigurados, mafiosos italoamericanos y delincuentes de poca monta. Afortunadamente la ayuda de Deadman y el Fantasma Errante serán imprescindibles para sobrevivir a las fuerzas oscuras y sobrenaturales que estan implicadas en los homidicios, para salir indemne de un viaje entre el mundo de los vivos y los muertos, y enfrentarse a sus fantasmas, sus miedos y sus errores.
No, Batman no es un personaje ajeno al género de terror. Aunque lo sobrenatural y lo mágico había tenido poco espacio en las aventuras del Hombre Murciélago a lo largo de su historia, fue durante la etapa de Dennis O’Neil y Neil Adams que este tipo de elementos se hizo más habitual, aunque siempre envueltos en un barniz oscuro y siniestro, de noches de tormenta y luna llena, con fantasmas aterradores y monstruos con corazón, y muchos otros siguieron después la senda abierta por los dos genios con mayor o menor fortuna: «Batman: Vampiro«, «Batman: Chamán«, «Arkham Asylum«, «Batman: Harvest Breed«, «Batman: Gotham después de medianoche»,…

«Batman: Condado de Gotham» es un buen cómic del Caballero Oscuro, que cuenta con un guionista con talento reconocido para las historias de terror como Steve Niles («30 días de oscuridad», «Criminal Macabre», «Simon Dark»,…), acompañado por un dibujante experto en cómics de corte sobrenatural como Scott Hampton («Los libros de la magia») que ya dejó su sello, junto a su hermano Bo, en la mitología del Hombre Murciélago a principios de los años noventa. ¡Y el color de José Villarrubia, por cierto! Un equipo creativo que parecía hecho a medida para dar forma a una historia de Batman con tintes sobrenaturales, y que superan el reto con un resultado más que notable.

Batman: Condado de Gotham.
Guión: Steve Niles
Dibujo: Scott Hampton
Color: Jose Villarrubia,
Edición original: «Batman: Gotham County Line» núms. 1 a 3
Fecha de publicación: Julio de 2018
ISBN: 978-84-17480-30-1
Formato: Cartoné. Color.
Páginas: 160
Precio: 16,95 euros