El mundo es cruel e injusto. Y no me refiero a los retrasos del tren de cercanías, la cola en la caja del super o la bronca del jefe por haber olvidado un pedido. Los afortunados residentes del Primer Mundo no podemos ni imaginar lo que significa dormir sin un techo que te cobije, vivir bajo la amenaza constante de las bombas, ir a buscar agua a decenas de quilómetros de tu aldea expuesta a la violencia, mendigar un pedazo de pan para alimentar a tus hijos hambrientos o trabajar de sol a sol en condiciones de esclavitud. Sí, todo esto que acabo de listar es tan real como triste. Existe. Cada día en algun lugar del mundo cientos de miles de personas malviven en estas condiciones.

En 2019, Neil Gaiman preguntó a sus seguidores de Twitter: ¿qué os recuerda a la calidez? Su pregunta reveló nuestro deseo compartido de sentirnos seguros, bienvenidos y cálidos en un mundo que a menudo puede ser hostil. Más de 1.000 respuestas después, Neil comenzó a entretejer respuestas de todo el mundo en un poema en apoyo al llamamiento por el frío extremo de ACNUR.

No creo que sea necesario dar ejemplos, y con abrir los ojos o leer la prensa diaria sería más que suficiente para hacerse una idea de la situación real en la que se encuentra el mundo, pero que no sea porqué no hemos hecho el esfuerzo de explicarlo: solamente en cuanto a conflictos bélicos, que desde hace más de un siglo afectan directamente a la población civil, el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS, por sus siglas en inglés) presagia que en mundo se encuentra en una situación muy peligrosa y señala como responsable de ello el hecho de que muchos usen la fuerza militar para hacer valer sus reivindicaciones. Y eso sin mencionar la cantidad de personas en todo el mundo que no tienen acceso a alimentos, agua potable, atención sanitaria, una vivienda digna, un trabajo, o simplemente la seguridad suficiente de poder salir a la calle sin que te asesinen. Insisto: el mundo es cruel e injusto.

La lista de países que hoy necesitan ayuda en el mundo es enorme: Afganistán, la República Democrática del Congo, los rohingya de Myanmar, Sudán, Siria, Ucrania, Venezuela,… Y esta lista sigue creciendo año a año pues, como vaticina el IISS, la inestabilidad no parece que se vaya a reducir sinó todo lo contrario. ¿Y quién da respuesta a sus necesidades? Muchos lo hacen, pero son muchos menos de los que serían necesarios. ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, es una organización internacional que lidera los esfuerzos por proteger a las personas refugiadas, forzadas a huir de conflictos y persecuciones. Se dedican a salvaguardar derechos y construir un mejor futuro para las personas que se ven obligadas a abandonar sus hogares debido a conflictos y persecuciones. En resumen, salvan vidas. No son los únicos, pero su papel es fundamental pues detrás de su labor está la ONU y tienen presencia en 137 países.

Entre las personas que colaboran con ACNUR está nuestro adorado Neil Gaiman. Él es uno de los autores fundamentales de ViaNews. La relevancia de su obra multidisciplinar se puede constatar en su extensa obra, su brillante carrera reconocida con numerosos premios de prestigio, las adaptaciones cinematográficas de varios de sus relatos, su capacidad creativa y su imaginación desbordante, sus brillantes textos para cómics y novelas gráficas, obras teatrales, producciones para la pequeña pantalla, canciones, fotonovelas, periodismo, ensayos, o novelas de ciencia-ficción y fantasía. Su prolífica obra nos cautiva y nos tiene robado el corazón con ese universo tan particular, inclasificable e inimitable, que está habitado por gente común pero que se encuentra a un solo paso de un mundo paralelo oscuro y terrible, al que se llega a través de un umbral mágico y escondido. El escritor británico ha apoyado la labor de ACNUR desde 2013, y en febrero de 2017 fue nombrado Embajador de Buena Voluntad. Con esta responsabilidad Neil Gaiman ha trabajado para concienciar y recaudar fondos para la organización. De hecho, en numerosas ocasiones ha empleado su talento literario para poner el foco en la situación de las personas refugiadas, inspirar empatía y movilizar apoyo. Por ejemplo el reciente “Aquello que nos da calor“, publicado en castellano por el sello Salamandra de Penguin Random House.

Publicado originalmente en el año 2019, el poema original se construyó a partir de las más de 25.000 palabras propuestas por los seguidores de Neil Gaiman en Twitter cuando él les pidió que compartieran qué les hacía pensar en la calidez, en apoyo a la campaña de invierno de ACNUR. Una vez escrito el texto, el escritor británico pidió a sus fans y seguidores que aportaran ilustraciones propias para dar imagen a las palabras. Así, el poema se convirtió en un libro ilustrado que se publicó en octubre de 2023. Para el periódico “The New York Times” fue uno de los diez mejores libros infantiles ilustrados del año y recibió el premio Webby People’s Voice, en la categoría Activismos y Servicio Social.

Aquello que nos da calor” es un libro ilustrado breve, de apenas 30 páginas, que nos habla de las cosas que nos calientan el cuerpo y el alma. No solamente una casa confortable, o dormir bajo las mantas, o una simple hoguera. Y esos deseos tan sencillos y simples, algo que los residentes del Primer Mundo no apreciamos porqué es demasiado cotidiano y habitual como para valorar siquiera la posibilidad de perderlo, se contrapone a aquellos que se han visto privados de ello, desplazados por un conflicto, despojados del derecho a la seguridad, la protección y la pertenencia. En cada página Neil Gaiman nos propone las palabras y trece ilustradores interpretan libremente el texto con un dibujo evocador.

Este libro, aunque pequeño en tamaño, esconde un mensaje muy potente. El poema y las ilustraciones que ayudarán a que los más pequeños de la casa entiendan, de forma sencilla y pedagógica, lo que supone el frío para muchas familias desplazadas o refugiadas que viven en alojamientos improvisados, o incluso al raso. Y sin entrar en las complejas razones que han impulsado los conflictos que han desplazado a estas personas, sinó poniendo el foco solamente en las consecuencias.

Hay que señalar que las ganancias obtenidas de las ventas del libro se destinarán a financiar la labor de ACNUR, que actualmente está respondiendo a situaciones de emergencia en varios países, trabajando para mantener a salvo a esas personas que se desplazan, se ven obligadas a dejar sus hogares y han perdido aquello que les da calor.

Me rodean historias de horror y pesar, pero también hay historias de triunfo, supervivencia, esperanza, resiliencia y dignidad. Si pudieran charlar con estas personas como lo hice yo, si pudieran conversar con ellas de frente, se darían cuenta de que nada nos diferencia, sino que somos integrantes de la misma familia. En ese sentido, las familias hacen lo que pueden para apoyarse entre sí“. Neil Gaiman

Aquello que nos da calor
Autor: Neil Gaiman
Traducción: Ignacio Gómez Calvo
Colección: Salamandra Infantil
Fecha de publicación: Febrero de 2024
ISBN: 9788419275608
Formato: 17,4×22,7cm. Tapa dura.
Páginas: 32
Precio: 16,95 euros