Bajo este título tan sugerente Galaxia Gutenberg publica la obra en que Antonio Soler, Apóstoles y asesinos, narra los acontecimientos que rodearon la vida de Salvador Seguí, el Noi del Sucre, dirigente de la CNT. apostoles-y-asesinos-de-antonio-solerApóstoles y asesinos
Antonio Soler
Editor Galaxia gutenberg
ISBN 9788416495825
EAN 978-8416495825
Número de Páginas 440
21,90 €

Apóstoles y asesinos narra la vida del Noi del Sucre y el auge del anarquismo en la Barcelona de las dos primeras décadas del siglo XX. Basada en una rigurosa documentación histórica, la maestría novelística de Antonio Soler consigue revivir la violencia que se adueña de las calles de una Barcelona con grandes desigualdades sociales, que vive la Semana Trágica, la Primera Guerra Mundial y los momentos previos a la dictadura de Primo de Rivera entre las bombas de los anarquistas y las venganzas tanto de las estructuras del Estado y del Ejército como de las organizaciones de empresarios y los partidos conservadores. Un Lluís Companys joven y soñador y Francesc Layret, su mentor, comparten protagonismo con el Noi del Sucre. Juntos formarán una trinidad trágica y al mismo tiempo luinosa. Por las páginas del libro vemos transitar una serie de personajes -Ángel Pestaña, Indalecio Prieto, Eugeni d’Ors o Largo Caballero- que muy pronto serán claves en la vida española. Es el tiempo en que la Revolución Rusa parece que transformará el mundo, el tiempo en el que se gesta el nacimiento de Esquerra Republicana y en el que aparecen los antecendentes inmediatos de la Guerra Civil.

Bajo este título tan sugerente Galaxia Gutenberg publica la obra en que Ángel Soler narra los acontecimientos que rodearon la vida de Salvador Seguí, el Noi del Sucre, dirigente de la CNT. La llegada del anarquismo al estado español, la creación de la CNT, los años de plomo…las páginas de este libro desgranan los trágicos acontecimientos, centrados en Barcelona, en las dos primeras décadas del S .XX, y por esas páginas transitan sus protagonistas desde Seguí, Pestaña, Layret…hasta los macabros Bravo Portillo, Arlegui, Anido…La dureza de la historia de estos años contada sin cortapisas y con toda su crudeza.

apostoles-y-asesinos-de-antonio-soler-4

La vida de Salvador Segui sirve como excusa para que Ángel Soler detalle los acontecimientos sucedidos en Barcelona entre la creación de CNT en 1910 y el asesinato de Salvador en 1923.

Durante estos 13 años, la ciudad condal fue el escenario de la fuerza arrolladora de una ideología recién implantada en el estado español, el anarcosindicalismo, fuerza que cuajó entre una sociedad con un alto porcentaje de analfabetismo, con altas tasas de pobreza y con una importante corrupción política y económica. La creación de CNT en Barcelona encauzó este nuevo movimiento y el lugar no fue casual, ya que Barcelona era el motor económico del estado.

Son los inicios del movimiento anarquista el pistoletazo de salida en la obra de Soler y es Salvador Seguí el protagonista del libro. Soler describe los inicios de Salvador, tanto a nivel cultural como político hasta llegar a convertirse en uno de los líderes más importantes y destacados del nuevo sindicato. Salvador, como se muestra en el libro, era una persona culta, fiel a sus ideales, un gran orador y un importante estratega. También se ve reflejada, en esta parte, sus amistades con el nacionalismo catalán, Layret y Companys, que tantos problemas le conllevaron con su propia organización.

El punto de inflexión en la obra es la I GM y el año 1917 cuando Salvador, en representación de CNT, llega a un acuerdo con UGT para intentar llevar a cabo una revolución, la que finalice con las miserias de la población. Será el año en que Salvador reciba su primer desencanto y revés con los sindicatos no revolucionarios, como la UGT de Largo Caballero y con los partidos políticos, incluida la Ezquerra de Companys.

apostoles-y-asesinos-de-antonio-soler-2

La cumbre del el crecimiento y de los logros de CNT será la famosa huelga de la Canadiense, tras más de 40 días de huelga, los trabajadores, encabezados por el anarcosindicalismo, logran todas sus demandas, entre ellas la jornada de 8 horas. Este triunfó tendrá dos consecuencias funestas, tanto para el movimiento anarquista como para el propio Salvador. La Patronal, sintiéndose humillada va a recurrir a la violencia para intentar frenar al sindicato, será con la famosa “Banda de los 60” dirigida por un antiguo comisario de policía, Bravo Portillo, y el falso conde de Köenning. La Banda, financiada por la Patronal utilizará la violencia contra militantes anarquista, tiñendo las calles de Barcelona de sangre de ambos bandos. Será el germen del Sindicato Libre, tras la muerte de Bravo Portillo a manos de un grupo de pistoleros anarquistas y de los “años de plomo”.

La otra consecuencia de la huelga de la Canadiense fue el inicio de las críticas contra Salvador por parte del sector más radical de CNT, críticas de moderado, de blando…que le seguirán hasta su muerte a manos y que se desgranan en el libro.

La segunda parte de la obra es la de los difíciles y duros “años de plomo”, desde 1919 a 1923 Barcelona se convirtió en una ciudad violenta, donde los asesinatos estaban a la orden del día y que recuerda a las películas de gángsters del lejano Chicago. Sin ir más lejos una de las escenas del Padrino es un reflejo de lo ocurrido en Manresa, bien documentado por Soler, en 1921. La escena en que el Padrino agoniza en el hospital mientras un grupo de asesinos intenta entrar para rematarlo es lo que ocurrió en las puertas del hospital de Manresa, donde un grupo de pistoleros del Libre, con el beneplácito de la policía, hacía guardia para entrar a rematar al dirigente cenetista, Ángel Pestaña, contra el que habían atentado previamente sin lograr el objetivo de eliminarlo.

apostoles-y-asesinos-de-antonio-soler-5

Durante esta parte del libro, el autor desgrana toda la corruptela política y económica que supuso la creación del pseudosindicato Libre y del terrorismo de estado, bajo el paraguas de la tristemente famosa, Ley de Fugas. La consecuencia de ambos movimientos fue el asesinato de cientos de anarquistas, de manera gratuita para sus verdugos. Una red de terrorismo de estado en la que confluían la Patrona catalana, que financiaba los asesinatos llegando a pagar 3 mil pesetas por cada anarquista muerto, las autoridades encarnadas en Martínez Anido, gobernador militar de Barcelona, y Arlegui , Inspector General de Seguridad de Barcelona, el tándem formado por los dos se hizo tristemente famoso, no sólo dio cobertura a los asesinos del Libre sino que señalaron los objetivos a eliminar e incluso llegaron a torturar personalmente a varios presos anarquistas. En esta red no hay que olvidar al presidente del gobierno, Dato, que dio carta blanca al asesinato de anarquistas a través de la llamada Ley de Fugas y que según documenta Soler costó la vida a 36 anarquistas en un solo día en Barcelona.

apostoles-y-asesinos-de-antonio-soler-3

Las cloacas del Estado quedan descubiertas por la sucesión de asesinatos que enumera Soler, a lo largo de varios capítulos teniendo la referencia de detallar y documentar a cada personaje para que el lector no se pierda entre tantos datos y nombres.

Salvador se oponía a que la CNT respondiese a la violencia con más violencia, a pesar de los dos atentados que había sufrido o del asesinato de su amigo Layret. Argumentaba que la respuesta violenta serviría para aumentar la represión y para criminalizar al sindicato. Su argumentación no fue escuchada y los militantes más radicales se lanzaron a la acción, no llegaron a contabilizar tantas víctimas como las sufridas por parte de la maquinaria estatal pero algunos de sus golpes fueron muy sonados, como el asesinato del presidente del gobierno Eduardo Dato. Lamentablemente, Salvador tenía razón y el sindicato pago un alto precio en vidas y en el propio trabajo sindical.

Soler finaliza la obra, como no podía ser menos, con el asesinato de Salvador Seguí a manos de pistoleros del Libre. Un crimen buscado por parte de las autoridades y de la Patronal catalana. El libro recupera testimonios de la patronal en este sentido:
“Ese Seguí pacifista es mucho más explosivo que todos sus amigos juntos cargados de bombas. Con las huelgas que pone en píe y sus negociaciones nos desarma. Es el más subversivo, el más resbaladizo, el más dañino.”

Salvador fue asesinado el 10 de marzo de 1923 cuando iba acompañado por su amigo y compañero Francisco Comes, Perones, que fallecería días después. Cayó muerto en la calle Cadena de Sant Rafael.

La obra de Ángel Soler narra de manera detallada los acontecimientos de estos años, documentando hechos y personajes, en una redacción que atrapa al lector desde el primer capítulo. Se echa de menos un poco más de “valentía” del autor para dar un tono más novelesco al libro, sin embargo los hechos narrados son tan fantásticos y a veces tan inverosímiles que queda suplido el contexto novelesco. También se echa de menos la crítica hacía el papel de Companys, y el nacionalismo catalán, contra la CNT.

Una obra muy recomendable para entender estos años y comprender la importancia y el papel de la CNT en la historia española en las primeras décadas del S. XX y el terrorismo de estado que se puso en marcha para frenar a esta organización. Muy buen trabajo documental por parte del autor y un encaje perfecto de los datos que permite seguir de manera muy amena los acontecimientos y los datos.

Enrike García Francés

apostoles-y-asesinos-de-antonio-soler-8