Hace unas semanas Ediciones B nos presentó la decimoprimera entrega de las “Crónicas Vampíricas” de Anne Rice, ese fenómeno literario que tanto éxito reportó a su creadora y que fue abandonado hace doce años cuando parecía que el filón no daba más de sí, ahora, con el resurgir de los vampiros en la mitología popular Rice regresa y lo hace de la mano de “El Príncipe Lestat“.


El Príncipe Lestat
Crónicas Vampíricas 11  
Anne Rice
Ediciones B / Zeta > Otros (b)
ISBN: 9788466656412
560 páginas
Tapa dura
22.00 € 

Rice recrea una vez más el extraordinario universo de las fuerzas más antiguas y poderosas de la noche, poblado por seres invisibles y desenfrenados capaces de succionar la sangre a los humanos. 

El mundo de las criaturas de la noche está sumido en una crisis: los vampiros han proliferado sin control durante años y ahora han empezado a producirse pavorosos incendios en todo el mundo. Algunos vampiros ancianos, despertados de su sueño bajo tierra, obedecen las órdenes de una Voz que los incita a quemar a todos los jóvenes no muertos rebeldes que rondan por ciudades como París, Bombay, Hong Kong, Kyoto y San Francisco. 

La novela se mueve del pasado al presente y abarca todos los mundos y los seres de las Crónicas Vampíricas: Louis de Pointe du Lac; el eternamente joven Armand, cuyo rostro recuerda el de un ángel de Botticelli; Mekare y Maharet; Pandora y Flavius; David Talbot, vampiro y guardián del secreto de la Talamasca, y Marius, el auténtico Hijo de los Milenios… Y en el centro del libro, el vampiro peligroso y rebelde, la gran esperanza de los no muertos: el deslumbrante príncipe Lestat. 

Anne Rice retoma después de varias décadas la trilogía de Lestat el vampiro más mediático en el universo de los vampiros. A pesar de que Anne Rice ha perpetuado la historia de Lestat a través de las Crónicas Vampíricas, cuyo último libro se publicó en 2003, la trilogía de la vida de Lestat se inició en 1976 con Entrevista con el vampiro, obra que inmortalizó la gran pantalla, cerrándose en 1988 con la Reina de los condenados. Después de tantos años y en pleno auge de la literatura vampírica con la saga de Crepúsculo, Anne Rice parece querer reivindicar su papel como principal autora de este tipo de literatura “resucitando” la historia de Lestat. Pero quizá influenciada por la saga de Crepúsculo, Anne Rice nos presenta una visión muy edulcorada del universo vampírico, con historia de amor entre adolescentes incluida.

Una extraña Voz está despertando a los Hijos de los Milenios, los vampiros más ancianos, incitándoles a matar a las mareas de vampiros neófitos que pueblan el mundo, pero no solo los Hijos de los Milenios, también vampiros con siglos de edad reciben la misma llamada, entre ellos Lestat. Acompañando a este llamamiento se empiezan a producir “quemas” en distintas regiones del mundo, cientos de neófitos están siendo asesinados. En plena era de la tecnología una voz radiofónica, vía internet, comienza a alertar de lo que está ocurriendo y a pedir ayuda a los ancianos.

Este es el argumento que hace volver a Lestat de entre las sombras para hacer frente al misterio de la Voz, argumento que le sirve a Anne Rice para presentarnos a todos los personajes de su universo vampírico, situándolos en un mundo de iphones, de selfies, de redes sociales y de experimentos médicos. 

La narración de Anne Rice es trepidante, imaginativa, llevándonos desde nuestro día hasta mundos ya desaparecidos, como el antiguo Egipto y la antigua Roma, y olvidados y mezclando vampiros, con espíritus, fantasmas y seres humanos, todo un universo de fantasía y de ritmo trepidante.

Sin embargo el argumento de la historia no es del mismo nivel ni tiene la misma intensidad narrativa que sus predecesoras. La trama es redundante, Rice recupera al espíritu Amel, aquél que condenó a Akasha y que tras ser encerrado a la muerte de esta en el cuerpo de Mekare lucha por liberarse de esta nueva prisión. De nuevo Lestat, Marius, Armand, Louis, Pandora, Maharet y una larga lista de nuevos protagonistas se unirán para hacer frente a la sombra que amenaza su inmortalidad.

Hay que aplaudir la hermosa edición que Ediciones B nos ha ofrecido, y es que el libro se ve un acabado realmente bonito, con el perfil del libro teñido en rojo (lo que combina con las letras de la portada y con la temática de Crónicas vampíricas) y los detalles que nos demuestran que estamos ante una edición muy cuidada y mimada.

Desgraciadamente el resultado final es una visión tan edulcorada y romántica que llega a ser empalagosa, Lestat alzado como príncipe de una comunidad única y única, la de los vampiros, que rezuma amor, bondad e incluso respeto hacia los seres humanos. Y con muchas dudas y preguntas en el aire que suponemos propiciará la continuidad de las Crónicas Vampíricas