El prestigioso autor de “BLAME!“, “Knights of Sidonia“, “Biomega” y “Abara” no nos iba a dejar indiferentes. Quienes conozcan la obra de Tsutomu Nihei sabían que en las páginas de “Aposimz: Tierra de Glenes” nos esperaba una historia de ciencia-ficción distópica y oscura que nos iba a apasionar desde la primera página hasta la última. Con aromas (y referencias) a sus obras más conocidas, pero también a clásicos como “Nausicaä del Valle del Viento” de Hayao Miyazaki, “Ghost in the Shell” de Masamune Shirow y a “Akira” de Katsuhiro Otomo. Y eso son palabras mayores.

Esta historia tiene lugar en el gigantesco y gélido planeta artificial conocido como Aposimz. Eo, Bico, Cyo y Etherow viven en la Viga del Losange Blanco. Durante un entrenamiento, salvan a una mujer misteriosa a la que persiguen unos soldados del Imperio Libedoriano. Ella les confía un códex y siete proyectiles, objetos que darán un giro al destino del mundo en el que viven. Este encuentro casual marcará un cambio importante en el destino de todo el planeta…

Aposimz: Tierra de Glenes” de Tsutomu Niheinos nos traslada hasta el planeta artificial de Aposimz, un mundo con una superficie gélida y un núcleo habitable, que está separado de la corteza exterior por una barrera impenetrable. Hace cincuenta siglos se produjo una guerra y los seres humanos, perdedores del conflicto, fueron exiliados al helado exterior de Aposimz mientras que el interior quedó reservado al Ctonos. Desde entonces la gente de la Viga del Losange Blanco intenta sobrevivir en este mundo hostil, con puntuales incursiones a las ruinas en busca de alimentos y tecnología, mientras una peligrosa enfermedad infecciosa convierte a las personas en criaturas capaces de modificar su estructura pero quedan en estado vegetativo; sin contar los agresivos autómatas o los soldados del cruel Imperio Libedoriano. En este mundo vive el joven Etherow, que durante una expedición se cruza con una misteriosa mujer llamada Titania, una fugitiva liberdoriana que le entrega un códex y siete proyectiles especiales. Esto no solo despertará un misterioso poder en su interior, sino que harán posible cambiar el destino del planeta entero.

El prestigioso mangaka Tsutomu Nihei, autor de “BLAME!“, “Knights of Sidonia“, “Biomega” y “Abara“, publicó esta historia de ciencia-ficción distópica, con toques de ‘body horror’, en la revista “Monthly Shōnen Sirius” de Kodansha entre febrero de 2017 y agosto de 2021, siendo finalmente cerrada con un total de nueve volúmenes. La primera entrega de esta obra excepcional nos llega en castellano de la mano de Panini Manga, y nos irá llegando con periodicidad bimestral.

Como suele ser habitual en los trabajos del nipón Tsutomu Nihei, el singular escenario donde sucede la acción es el primer protagonista que llama la atención al lector. En esta ocasión es Aposimz, el planeta helado que da nombre al manga, un objeto artificial de miles de quilómetros de diámetro que esconde en sus entrañas un sistema de lo más complejo y donde se desarrolla una aventura emocionante en la que el autor vuelve a recurrir a un protagonista con poderes especiales que se enfrenta a un enemigo que parece invencible, y además está acompañado por un personaje de lo más peculiar con el que forma un equipo de lo más carismático. Estamos hablando de Etherow, habitante del baluarte de Viga del Losange Blanco, que tras el ataque de los soldados del Imperio Libedoriano a su hogar se tranformará en un ‘glene ortónomo’, una criatura híbrida de poder excepcional. Estamos hablando también de Titania, que será la mentora de Etherow en su nueva encarnación. Y estamos hablando de los libedorianos y sus tropas de élite suprahumanas, los palíngenos.

Ortónomos. Palíngenos. Panoplización. Heigsones. Tornillos reventadores. Placenta. Los conceptos que utiliza Tsutomu Nihei en “Aposimz: Tierra de Glenes” nos podrán parecer extraños, y quizás costará un poco entrar en el particular léxico con el que el autor define las criaturas, la tecnología y sus habilidades, pero el lector pronto navegará por las páginas del manga y se sumergirá en sus códigos sin ninguna dificultad. El destino de Etherow, convertido en una criatura aberrante, y su enfrentamiento contra los soldados de élite del Imperio Libedoriano nos engancharán sin remedio en una trama llena de misterios y giros que llenan de emoción cada página.

El dibujo de Tsutomu Nihei es excepcional. Su estilo es inconfundible: dócil y suave, luminoso, de trazo fino y delicado, y lleno de detalles. Minucioso, el mangaka dedica una atención especial al escenario, a los edificios monumentales y las construcciones complejas (no hay que olvidar que es arquitecto), a los artefactos y la tecnología, al diseño de criaturas y, por supuesto, a las espectaculares a la vez que espeluznantes transformaciones de los personajes de “Aposimz: Tierra de Glenes” en Glenes Ortónomos, huesos y armaduras, carne y metal, con esa mezcla desosegante de cyberpunk, tecnología orgánica y ‘body horror‘ tan característica de Tsutomu Nihei. Las escenas de acción no se quedan atrás, llenas de crudeza, ritmo vertiginoso, dinamismo y planos espectaculares, en los que cada viñeta tiene la calidad propia de una compleja ilustración que luciría de maravilla como un póster en nuestro salón.

En resumen, la primera entrega de “Aposimz: Tierra de Glenes” es una invitación a una obra que encandilará a los aficionados a la obra de Tsutomu Nihei, pero también a quienes disfruten de la buena ciencia-ficción distópica, aquella en la que los seres humanos sobreviven a duras penas en un entorno post-apocalíptico en el que la supervivencia es una lucha diaria.

Aposimz: Tierra de Glenes #1
Autor: Tsutomu Nihei
ISBN: 9788411019774
Formato: 13x18cm. Rústica con sobrecubierta. Blanco y negro.
Páginas: 184
Precio: 8,95 euros