De alguna manera se me pasó este “Anuario 1984“, aunque como estuve en el stand de Dolmen Editorial en el Salón del Cómic de Zaragoza pude deleitarme con este tomo y, finalmente, acabé cayendo y comprándolo. Algo de lo que no me arrepiento en absoluto.

 

Anuario 1984
Autores: Pedro Monje, Martín Fernández Cruz, Pedro Angosto, Ferrán Delgado, Joel Mercè, Miguel Fernández Soto, Peter García, Quim Pérez, Tony Ruiz, Javier Fernández, Raúl López, Pedro García, Peter W. Dodds Jr., Rafael Ruiz-Dávila, José Joaquín Rodríguez, Martín F. Cruz, Diego Matos Agudo y Manuel Barrero.
256 páginas, blanco y negro
Cartoné
ISBN: 978-84-15932-70-3
19.95 €

¿Qué sucedió en el mundo del cómic durante 1984? ¿Qué fue lo más importante? Difícil respuesta. En los Estados Unidos se estaban editando obras tan legendarias como el Thor de Walter Simonson, las Secret Wars o la saga El contrato de Judas de los Nuevos Titanes. Además, no podemos olvidarnos de los primeros cómics de los Transformers o las Tortugas Ninja. Y en España, se estaba produciendo el boom de las llamadas revistas para adultos, con personajes como Torpedo, pero también la llegada de la mítica Fuera Borda.

De la mano de los profesionales más prestigiosos del medio, Dolmen inicia con este volumen de tirada limitada una colección dedicada a repasar año por año los sucesos más importantes sucedidos en el mundo del cómic, con especial énfasis en los mercados norteamericano y español, en un intento de juntar nostalgia, entretenimiento y divulgación.

Contenido primer volumen: los 4F de Byrne, los Nuevos Titanes (saga Contrato de Judas), análisis de 1984 en España por Ferrán Delgado y Antonio Martín, la saga del Iron Man alcohólico, Infinity, dos amplios artículos con todo lo sucedido en DC y Marvel, checklist con todas las obras publicadas en USA, checklist con todo lo publicado en España más un análisis de mercado de ese año, American Flag, Transformers, Tortugas Ninja, el comic británico, Atari Force, el Thor de Simonson, las Secret Wars, los anuales publicados en 1984, el Capitán América y la saga de la muerte de Cráneo Rojo, la transformación de Dick Grayson en Nightwing, Josep Coll, Grimjack, el nacimiento de Vengadores Costa Oeste, Batman y los Outsiders, el Green Lantern John Stewart, los Nuevos Mutantes de Sienkiewicz, Void Indigo, las editoriales independientes en los USA, entrevista a Roger Stern hablando de su etapa en Spiderman con el Duende…

El pasado mes de diciembre Dolmen publicó una nueva apuesta editorial con la presentación de Anuario – 1984 -, la idea es que a lo largo de los ¿meses? ¿años? (según el Facebook de la editorial ya están trabajando en el siguiente volumen que podría ambientarse en la década de los años 70) próximos veamos una serie de nuevos anuales que analicen lo publicado cada año, tanto en el mercado USA como en el español (sorry, nada de BD o manga y por lo menos de la BD me gustaría saber más). Y la verdad es que, a priori y sobre el papel, me encanta la idea de estos Anuarios.

Este primer anuario analiza un año tan importante como el de 1984, año en el que el mercado USA estaba viviendo una revolución, especialmente en Marvel Cómics, con títulos como Thor, Secret Wars, Los 4F de Byrne, Los Nuevos Titanes, Infinity Inc (serie de la que fui fan gracias a los retapados de Zinco), Spider-Man, Batman y los Outsiders, Void Indigo, Green Lantern, Transformers, Las Tortugas Mutantes Ninja, los cómics británicos de ese año, Los Nuevos Mutantes, Capitán América, Grimjack, Los Nuevos Vengadores,… esas son, principalmente (falta algún que otro personaje de mencionar, pero estos son los artículos principales), las series que se analizan con más detalle, aunque hay otra serie de artículos que recoge, en mayor o menor medida, el resto de títulos , anuales, así como algunos títulos de corte más independiente que se deben conformar con artículos más breves. Cada artículo es distinto al anterior, en teoría deberían limitarse a analizar el año 1984, las circunstancias de cada serie, sus autores y los cambios que éstas vivieron… pero algunos articulistas se pasan, ampliamente, del 1984 y se “comen” lo que correspondería al Anuario de 1985, o al del 86. Personalmente, como lector de este Anuario 1984, no me importa demasiado que se salten el año en algunos artículos, pero entiendo que eso puede “pisar” el trabajo de anuales posteriores.

Por otra parte el mercado español se analiza con un par de artículos ciertamente interesantes en los que se cuenta incluso con el testimonio de personajes de la época, lo que da más caché e interés a los artículos que, aún así, me saben realmente a poco, y es que del mercado USA sueles encontrar artículos y libros a patadas, pero del mercado español… como que me cuesta bastante encontrar artículos narrados en el mismo estilo que este Anuario 1984.

{gallery}comic/dolmen/anuario_1984{/gallery}

Además hay un detalle que puede molestar al lector (aunque debo reconocer que a mi no me ha molestado nada) y es el hecho de que este tomo incluye publicidad intercalada entre sus páginas al más puro estilo de la revista Dolmen, eso sí, esta publicidad está diseñada de manera que no llame excesivamente la atención, ¿y cómo? pues con textos e imágenes de los años 80, de forma que se “camufla” a la perfección y da la impresión, casi, de que en Dolmen hayan utilizado artículos de aquél entonces para conformar este libro. Es una cuestión de gustos, pero a mi me parece que si la publicidad era necesaria en Dolmen han encontrado la mejor manera de incluirla. Hay que tener en cuenta que estamos hablando de un total de 33 artículos escritos por 18 articulistas, no me he detenido a contar el número de artículos que ha realizado cada autor, pero imagino que habrá que pagarles y, a la vez, mantener un buen precio para el volumen. Como he dicho, a mi me vale, y muy bien, la solución adoptada.

Hay una cosilla, eso sí, una cosilla que me ponía de los nervios, y es que cada vez que alguno de los autores hacía referencia a alguna portada o imagen en especial, bueno, en bastantes ocasiones esa imagen, portada o viñeta no estaba reproducida en el artículo (o al menos en la misma página) y creo que eso es fundamental, de hecho creo que las imágenes deberían ir numeradas y así, cuando el autor haga referencia a alguna, bastaría con mirar el número que acompañe al texto para poder localizar esa imagen en cuestión. Sí, lo sé, soy un tiquismiquis, pero… ¿a qué molaría?

Pero en definitiva estamos ante una hermosa iniciativa que rescata lo mejor de aquella Colección Pretextos de la que en la editorial han sabido sacar mucho partido para ofrecernos unos más que interesantes libros a lo largo de los años. No puedo negar que tras leer Anuario 1984 me han entrado ganas de comprarme Los 4F de Byrne, los Omnigolds del Thor de Walter Simonson, el Spiderman de Roger Stern, los Nuevos Titanes clásicos… de hecho, y por culpa de este Anuario 1984, he comenzado algunas más que agradables relecturas y añorado aquellos buenos viejos tiempos. Por este motivo la mayoría de la reseña crítica algunos puntos que creo que se deberían perfeccionar (que no mejorar, porque el Anuario 1984 me ha encantado) con el fin de obtener un producto aún mejor.

Lo que sí me ha quedado claro es que en cuanto Dolmen anuncie el próximo Anuario me tendrán esperando para echarle las manos encima, sea del año que sea, y es que lo cierto es que babeo de pensar en algún Anuario ambientado en los años 90 o a comienzos del 2000.

En definitiva, la iniciativa de los anuarios me ha encantado, estoy deseando tener más volúmenes en mis manos aunque me pregunto cómo quedarán en la estantería, ya que es el lomo el que verdaderamente lleva el peso del diseño de las tapas (algo muy original).