Warren Ellis es un autor que gusta de trabajar en distintos géneros, distintas editoriales y con un gran abanico de autores. “Wild Works” es una recopilación de algunos de sus mejores trabajos en WildStorm, donde colabora con gente como Amanda Conner y en cuatro géneros distintos.

"Wild Works, de Warren Ellis" (Warren Ellis y otros, Norma Editorial)Wild Works, de Warren Ellis
Edición original: Mek, Reload, Tokyo Storm Warning y Two Step USA
Guión: Warren Ellis
Dibujo: Steve Rolston, Paul Gulacy, James Raiz, Amanda Conner, Carlos D’Anda
Tinta: Al Gordon
Color: David Baron
Formato: Libro cartoné, 288 págs. a color.
26€
GRANDES DOSIS DE LOCURA, ACCIÓN, HUMOR Y, SOBRE TODO, LA GENIALIDAD DE UNO DE LOS GUIONISTAS MÁS ACLAMADOS DE TODOS LOS TIEMPOS: WARREN ELLIS

Prótesis mecánicas letales. Conspiraciones en el seno de la Casa Blanca. Monstruos y robots gigantes en Tokio. Persecuciones una p*ll* muy codiciada. Disfruta de estas cuatro historias salidas la mente del creador de Planetary y The Authority, e ilustradas Steve Rolston, Paul Gulacy, James Raiz, Carlos D’Anda y Amanda Conner.

Como ya hemos comentado a Warren Ellis le encanta escribir, y publicar, prácticamente todas las ideas que pasan por su cabeza. Es un genio que debe de tener 4 ó 5 ideas a la hora, sólo así se entiende que tenga tiempo para trabajar para las grandes y para editoriales como WildStorm (sello editorial, de acuerdo) o Avatar. Sitios donde derrocha creatividad en miniseries de 3 a 4 números donde explota su vena más salvaje y transgresora. Donde experimenta y donde, a veces, aparecen auténticas joyas. No os negaré que estaba deseando encontrarme con alguna joya de Ellis, pero ha sido una joya de Amanda Conner la que me ha deslumbrado, su trabajo en Two-Step me parece sencillamente brillante (como siempre, qué gran dibujante).

Pero, ¿merece la pena este tomo? Pues si eres fan de Warren Ellis y de su trabajo sí, sin duda, por un lado tienes Mek, un vistazo al futuro donde todo el mundo tiene tecnología (mek) insertada en sus cuerpos, por otro Reload, una historia sobre una conspiración de la mafia que se hizo con el poder en la Casa Blanca, por otro Tokyo Storm Warning, ideal para los amantes del más puro manga y anime, especialmente para los que lo gozaron con Neon Genesis Evangelion, y Two-Step, un derroche de Conner, una comedia romántica con dosis de zen y una ambientación en un Londres futuro totalmente caótico.

Cuatro historias, cuatro vistazos a la enferma mente de un guionista británico que no duda en transgredir y disfrutar de la libertad creativa que le dieron en su día en WildStorm con, por ejemplo, un claro homenaje a Neon Genesis Evangelion o una historia en la que se califica a Richard Nixon como “el mejor presidente que han tenido los USA”. Hay cabida para todo en este tomo y, por lo tanto, seguro que estas historias os atrapan. Un consejo:  no las leáis de golpe, una tras otra es mucho más placentero.

Gráficamente tenemos a una Amanda Conner sensacional, una mujer que debería estar trabajando con, no sé, ¿Spiderman?, es un lujo y en cada una de sus páginas encuentras la demostración palpable de cuánto vale. También tenemos a James Raiz, quien, bueno, cumple en su trabajo de dibujar a grandes robots gigantes. A Paul Gulacy, un dibujante que no me acaba de convencer, pero que resulta un buen narrador en Reload. Y, finalmente (he comenzado al revés del orden establecido en el volumen) a Steve Rolston, un dibujante más propio del cartoon que resuelve eficazmente la papeleta de crear una sociedad futurista. En definitiva, cuatro historias, cuatro dibujantes y un nivel medio-alto (lo de alto va por Conner).

Sobre la edición de Norma Editorial habría que decir que es uno de esos tomos de cartoné que tan bien les salen, sin errores tipográficos o gramaticales, muy cuidado y que tan sólo tiene un “debe”: algún artículo introductorio que nos ponga en situación. Por lo demás, impecable.

En definitiva, estamos ante una recopilación de trabajos de Warren Ellis donde muestra un nivel medio-alto de su trabajo. Que nadie espere encontrar aquí una gran obra, pero sí cuatro entretenidas e interesantes muestras de su trabajo.