linea_separadora

El 30 de octubre de 1974 se disputó el que está considerado como el mejor combate de boxeo de todos los tiempos. En el estadio 20 du Maipara de Kinshasa (entonces Zaire, hoy República Democràtica del Congo) se enfrentaron dos púgiles sin parangón. A un lado del cuadrilátero estaba Muhammad Ali, un veterano e imbatido campeón, ya con 32 años y tras tres años inactivo a causa de una sanción por negarse a servir al ejercito estadounidense en Vietnam. En el otro, un joven y pletórico George Foreman, de 25 años, que ponía en juego sus títulos de campeón del mundo del peso pesado CMB y AMB y llegaba a la contienda invicto, tras 40 victorias consecutivas (37 de ellas por KO).
El combate conocido como ‘Rumble in the jungle‘, disputado a las cuatro de la madrugada, bajo un calor sofocante y una humedad tropical, con más de cien mil espectadores enfervorizados y claramente favorables a Muhammad Ali (‘¡Ali bomaye!’, gritaban) terminó en el octavo asalto: un derechazo del campeón de Louisville hizo besar la lona al gigante de Texas. Foreman cayó a la lona y el combate patrocinado por el dictador Mobutu Sese Seko llegó a su fin.

Rumble in the jungle‘ fue mucho más que un combate de boxeo. Y por ese motivo el director norteamericano Leon Gast viajó a Zaire en 1974 con el objetivo de documentar el acontecimiento. Y aunque en principio su objetivo era el evento musical que sirvió de acompañamiento a la pelea, el festival apodado “The Black Woodstock“, con artistas como James Brown, B. B. King, Bill Withers, Miriam Makeba, Celia Cruz, Fania All Stars o The Spinners, mientras estaba allí decidió cambiar el objeto de su documental y poner su foco de atención en los dos púgiles. Sobretodo en Muhammad Ali, antes Cassius Clay, un joven afroamericano de Louisville que se había convertido en un símbolo, en un Mesías para los suyos. Su activismo a favor de los derechos de la población negra y la reivindicación de África como cuna de su gente son el telón de fondo de este documental.

When we were kings” tardó más de veinte años en finalizarse, a causa de problemas económicos y su complejo montaje. Durante dos décadas Leon Gast siguió trabajando incansable al desaliento en su documental, y ya en los noventa, cuando ‘Rumble in the jungle‘ ya se había convertido en un momento histórico, incluyó entrevistas con Norman Mailer, George Plimpton, Spike Lee, Malik Bowens o Thomas Hauser, entre otros, para poner contexto a la importancia de lo que sucedió el 30 de octubre de 1974 en Zaire.

En 1996 “When we were kings” obtuvo el Oscar al mejor documental (Academy Award for Best Documentary Feature).

linea_separadora