A comienzos de año Norma Editorial publicó “Victorian Undead“, un cómic del universo WildStorm que mezclaba a Sherlock Holmes con los zombies, una apuesta que parecía arriesgada y que, sin embargo, nos ha encantado. Hay que destacar el estupendo trabajo de Ian Edginton y Davide Fabbri en una miniserie de seis números que atrapa.

"Victorian Undead" (Ian Edginton y Davide Fabbri, Norma Editorial)Victorian Undead
(Colección Made in Hell nº 112)
Guión: Ian Edginton
Dibujo: Davide Fabbri
Formato: Libro rústica, 152 págs. a color.
16€
EL MÁS GRANDE DE LOS DETECTIVES SE ENFRENTA A LA MÁS TERRORÍFICA DE LAS PLAGAS

Todos los fans del pulp lo estábamos esperando. El héroe creado por Sir Arthur Conan Doyle se enfrenta a las temibles hordas de muertos vivientes. ¿De dónde han salido estas huestes de nomuertos? ¿Quién hay detrás de tal plaga? ¿Podrá Holmes, con la ayuda de su estimado Watson, salvar un Londres victoriano infestado de zombis? Ian Edginton y Davide Fabbri nos presentan esta terrorífica y trepidante historia llena de acción y misterio.

Hay que reconocer que me encantan las historias sobre Sherlock Holmes, y más aún, aquellas historias que se empeñan en ofrecernos un “algo más”, un enfrentamiento con Drácula, una fugaz aparición en una serie como Planetary (impagable 1 y 2), una reinvención del mito (la serie de la BBC) o una nueva película (me encanta la película de Guy Ritchie). Así que estaba escrito que, tarde o temprano, me acercaría a esta nueva aventura de Holmes enfrentado a hordas de zombies. Antes de nada tengo que decir que considero que en Norma se han equivocado con la portada, deberían haber desechado la portada del TPB USA para escoger cualquier otra portada de Davide Fabbri, porque esta portada no le hace justicia al gran trabajo del dibujante. Da la impresión de que nos vamos a encontrar con un pobre trabajo en el interior… y nada de eso, tenemos un estilo realista entretejido con algo de cartoon, el toque justo para que pensemos en Terry Dodson, pero dotado de personalidad. El trabajo de Fabbri es tan bueno que estos 6 números se hacen escasos. Y, como decía al comienzo del párrafo, por mucho que se haya querido seguir la moda de los Marvel Zombies, esa portada es un horror que no le hace justicia al cómic.

Porque además tenemos a un Ian Edginton que se maneja estupendamente en Victorian Undead y que sabe recrear a un Sherlock Holmes que cree haber derrotado a su mayor enemigo, Moriarty, de una vez por todas y que Londres ya no tiene misterios que ofrecerle… nada más lejos de la realidad, como pronto demostrará la aparición de una nueva enfermedad… así como la aparición de su hermano Mycroft y de otros personajes propios de una aventura de Holmes (lo que dota de más “realismo” al cómic). Me gusta cómo está llevada la situación zombie y la resolución de la trama. En realidad, y a la vista de Victorian Undead, estoy deseando leer más trabajos suyos, especialmente el Aladdin: Legacy of the Lost (Radical Comics) que, espero, publique Dolmen.

Antes de nada habría que comentar que este no es un trabajo “más de zombies”, creo sinceramente que Victorian Undead merece su publicación en España y que merece ser leída y disfrutada como una de esas aventuras imposibles de un Sherlock Holmes que nunca llega a hartarnos. Tratar este cómic como un título más de zombies es injusto y nos privaría de una muy agradable lectura.

Sobre la edición de Norma, dejando aparte el tema de la portada, hay que aplaudir lo bien que ha quedado el cómic y, especialmente, el artículo de Sergio Colomino, un extenso estudio sobre la presencia de Sherlock Holmes en otros medios y, especialmente, en el del cómic.

En definitiva, si os gusta Sherlock Holmes os gustará, y mucho, Victorian Undead.