El director de cine Duncan Jones, hijo de la estrella de la música David Bowie, o el escritor Joe Hill, hijo del célebre escritor de novelas de terror Stephen King, son dos ejemplos de lo que puede significar cargar con un apellido célebre. En un mundo en el que el talento no se valora más que el apellido o el dinero, algunos artistas que no quieren crecer a la sombra de sus padres eligen el camino difícil. Es digno de elogio. Otros eligen el camino fácil: son hijos, nietos o sobrinos de celebridades, son guapos, ricos y famosos, tienen estilo y, en contadas ocasiones, hasta talento.

Después de descubrir que es el hijo de Thanos, la vida de Thane cambia para siempre. Acompañado de Fauces Negras, busca descubrir el pasado de su padre y su propio futuro. ¿Repetirá el hijo los crímenes del padre?

Por un lado, la pesada carga del apellido. En Hollywood muchos hijos de las celebridades intentan escapar de la alargada sombra que proyectan sus padres, y se esfuerzan por tomar distancia de la fama. Buscan ser ellos mismos en un mundo invadido por el brillo de sus progenitores, y lo de seguir los pasos familiares lo dejan para los Barrymore, los Coppola, los Douglas o los Houston: Ben Ford, hijo de Harrison Ford, es chef en la cocina de su propio restaurante; Connor Cruise, hijo de Tom Cruise y Nicole Kidman, es DJ; Dylan Penn, hija de Sean Penn y Robin Wright, prefiere la pasarela a los escenarios; Gabriel Kane, hijo de Isabella Adjani y Daniel Day Lewis, se labra su camino en el mundo de la música,…
Por otro lado, la vida de unos hijos a la sombra de padres geniales. La realidad es que el genio artístico de famosos progenitores no siempre se ha visto reflejado después en sus descendientes, y a algunos de ellos eso les ha empujado a la locura, les ha condenado a la invisibilidad y al abandono, pues muchos vivieron el abismo de no heredar ningún talento. Peor todavía: el genio de algunos de los mayores artistas suele levantar a su alrededor una muralla que los aísla de sus seres más queridos y provoca un abandono afectivo del que su familia nunca se podrá recuperar.

Thane es el hijo de Thanos, fruto de una relación entre el Titán Loco y una reina inhumana en el exilio. Se trata de un personaje que fue clave en la historia de «Infinito«, un evento marvelita del verano de 2013 ideado por el guionista Jonathan Hickman y que también significó el debut de la Orden Negra (Corvus Glaive, Ebony Maw, Cull Obsidian y Proxima Midnight), los cuatro generales al servicio de Thanos que tuvieron cierto protagonismo en las películas «Infinity War» y «Endgame«.

El despreciable Thanos había engendrado multitud de hijos a lo largo y ancho del universo, y en el prólogo de «Infinito» su amada Muerte le exigía acabar con todos ellos como muestra de devoción. Así, el Titán Loco decidía aprovechar que los Vengadores estaban lejos de la Tierra, afrontando la amenaza de los Constructores, y que los mutantes estaban dividiso e inmersos en un conflicto interno, para lanzar su ataque sobre el planeta, que en realidad era una pantalla de humo para localizar a Thane, que vivía en una comunidad inhumana en Groenlandia sin evolucionar, ajeno a su verdadera ascendencia. Una vez localizado el sujeto gracias a las artimañas de Fauces Negras y a la involuntaria intervención del Doctor Extraño, y a causa de la metamorfosis provocada por las nieblas terrígenas desatadas por el rey Rayo Negro, Thane se transformaba y adquiría terribles poderes: con su mano izquierda, la muerte, y con su mano derecha, manipular y crear objetos de ámbar sólido. Al final de la épica miniserie de seis números, para renegar de su destino y de su herencia, Thane encerraba a su padre en una prisión de ámbar… y aquí empieza «Thanos: El dios que nos escucha«.

Este volumen publicado por Panini Cómics, que recopila los cuatro números de la miniserie «Thanos: A God Up There Listening«, funciona a modo de epílogo del épico crossover «Infinito«, y nos presenta al joven y desorientado Thane vagando por la galaxia, acompañado por un manipulador Fauces Negras que pretende convertirlo en una nueva versión de su adorado Thanos. Thane, por su parte, asumida la carga del apellido y su legado maldito, que es sangre de la sangre del Adorador de la Muerte, busca descubrir el pasado de su padre, y labrar su propio futuro. Así, a lo largo de cuatro episodios podremos tener una visión de la figura del Titán Loco a través de la mirada de su propio vástago, un pacífico sanador arrancado de su mundo de forma cruel, que tratará de entender la larga historia de destrucción y ansias de poder de su padre.
El guionista Rob Williams escribe este cierre a la miniserie «Infinito» de Jonathan Hickman en el que aprovecha algunas de las creaciones allí presentadas, como el villano Fauces Negras de la Orden Negra o el desdichado Thane, para crear un relato en dos tiempos, dos historias paralelas en los que el lector conocerá mejor a Thane, un adolescente desubicado que arrastra consigo la peor de las maldiciones, mientras descubre una batalla jamás contada entre Thanos y Ego, el Planeta Viviente.

Con «Thanos: El dios que nos escucha» Panini Cómics rescata una miniserie prescindible, que se puede consider un epílogo de «Infinito» de Jonathan Hickman y puede servir para aplacar las ansias completistas de los coleccionistas más extremos. Esta serie de cuatro números se publicó originalmente bajo la cabecera digital de Infinite Comics, como parte de una colección pensada solamente para soporte digital, con dibujos de varios españoles (Iván Coello y Paco Díaz), y quizás por ese motivo la historia de Thane es simple y no tiene ninguna relevancia en el Universo Marvel. De hecho, es perfectamente prescindible y no aporta mucho ni al personaje, del que apenas de ni a «Infinito«. Solamente puede servir de prólogo para los próximos pasos del personaje, que le llevarán junto al emperador J’Son de Spartax para desatar los acontecimientos narrados en el crossover «Vórtice Negro«, una saga cósmica diseñada por Brian Michael Bendis.

Thanos: El dios que nos escucha.
Guión: Rob Williams
Dibujo: Iban Coello, Paco Díaz y Neil Edwards
Color: Andres Mossa y L. Molinar
Colección: 100% MARVEL HC
Edición original: «Thanos: A God Up There Listening» núms. 1 a 4
Fecha de publicación: Junio de 2019
ISBN: 9788491679530
Tamaño: 17x26cm. Tomo en tapa dura. Color.
Páginas: 96
Precio: 16,00 euros