Hace tres años Eric Powell publicaba en un único volumen los números 858 a 863 de Action Comics en los que Superman y la Legión de Superhéroes cruzaban, de nuevo, sus caminos. Hace unos meses se publicaba un tomo parecido que incluía, además, los números 855 a 857, escritos por Geoff Johns, Richard Donner y dibujados por Eric Powell (“El Bruto”), si a esto le sumamos que Gary Frank dibuja el resto estamos ante un volumen muy interesante.

 

Superman y La Legión de Superhéroes
Edición original: Action Comics núms. 855 a 863 USA
Fecha de edición: abril de 2014
Guión: Geoff Johns, Richard Donner
Dibujo: Gary Frank, Eric Powell
Tinta: Jon Sibal
Color: A color
Formato: Libro cartoné, 240 págs. a color.
23€

La juventud de Clark Kent fue solitaria hasta que conoció a la Legión de Superhéroes, un grupo de jóvenes aventureros del remoto siglo XXXI a quienes no necesitaba ocultar sus asombrosos poderes. Ahora, ya como Superman, el principal defensor de la Tierra debe ayudar a sus viejos amigos a derrotar a los villanos más letales que haya conocido el futuro de nuestro mundo.

Geoff Johns y Gary Frank, el equipo creativo responsable de Batman: Tierra uno y ¡Shazam!, nos ofrecen un relato imprescindible de la historia moderna del Hombre de Acero en un volumen que también incluye una fascinante saga protagonizada por Bizarro que dibuja Eric Powell (El Bruto) y coescribe el cineasta Richard Donner.

Nunca he entendido esa fascinación que tienen algunos con Bizarro, el clon inverso de Superman, y es que por mucho que se lo trabajen a mi no me acaba de llegar, así que, aunque Richard Donner y Geoff Johns guionicen y el sensacional Eric Powell esté al cargo del dibujo a mi la historia no me llama. Bizarro, a mi modo de ver, no deja de ser un chiste que ya huele, y mucho. Que sí, que permite enfrentar a Superman consigo mismo (aunque un poco retrasadete) y darle una vuelta de tuerca a su vida civil y poner su identidad civil en peligro y… ¿no os cansa? Porque a mi sí. 

Así que agradezco que Donner y Johns se lo hayan trabajado un poquito más, le hayan metido más horas que en el típico tebeo en el que comienzan los avistamientos de Superman y, oh, sorpresa, es Bizarro que acudirá a las oficinas del Planet, o algo parecido, a medio vestir de Superman y Clark Kent… se agradece el esfuerzo, decía, pero… ¡no al coste de darnos un Mundo Bizarro! ¡Ahora hay más! Esto me huele a secuela… y más si os fijáis en cómo le ha quedado de bien dibujado a un Eric Powell que nació para dibujar zombis.

Por suerte, y tras este bizarro interludio (¿veis? Nadie está exento de hacer chistes malos sobre Bizarro) nos llega el verdadero motivo de este volumen, la continuación de la etapa de Geoff Johns en Superman, y acompañado de un Gary Frank que se merece una estatua por el trabajo tan espectacular que realiza con la Legión, Ketih Giffen tenía razón, la Legión te atrapa y te obliga a regresar, seas lector, escritor o dibujante.

Así que aquí tenemos a un Superman que, gracias a Brainiac 5, recuerda que conoció a la Legión de Superhéroes de adolescente (¡toma retrocontinuidad!) y que eran buenos amigos y que, claro, ya voy al siglo XXXI a echaros una mano, ¡no tengo nada mejor que hacer! (porque no, aguantar a Lois no es mejor que ir a jugarse la vida al futuro… y lo digo sin sarcasmo) y en el futuro, como siempre, resulta que las cosas están total y absolutamente descontroladas, y de una manera que… en fin, sí, Superman se jugará la vida por sus amigos.

No tengo mucho más que decir de Geoff Johns que no haya dicho en el tomo anterior, así que me alegraré de esta reedición, aplaudiré que él estuviese en el ajo y pasaré a hablar de…

Gary Frank, un dibujante al que le ha costado mucho llegar al puesto de reconocimiento que actualmente ocupa en DC. No sé vosotros, pero yo, desde que lo ví en Hulk supe que era un dibujante que llegaría lejos, y que se lo merecía. Le ha costado un largo deambular (y sufrir la época oscura de los superhéroes) pero no se puede negar que es un esforzado dibujante y un brillante narrador que aporta a sus trabajos un plus que permite al guionista momentos tan hilarantes como el que nos ofrece Brainiac 5 en Colu. 

En cuanto a la edición de ECC, me encanta que estén reeditando el Superman de Geoff Johns, así que poco me puedo quejar de ello. La edición es impresionante y he disfrutado con este segundo tomo a pesar de Mundo Bizarro (de verdad que lo odio).

En definitiva, Superman puede que no mueva montañas de fans, como hace Batman, pero perderse estas historias sería un grave error.