linea_separadora

Ahora que el concepto de la ucronía, el «¿Y si…?«, vuelve a estar de moda con el estreno de la serie de animación «What if…?» de Disney+, es un buen momento para recordar que Marvel Comics no son los únicos que nos ofrecen la posibilidad de descubrir finales alternativos a los desenlaces oficiales, jugando con la alteración de los acontecimientos narrados y presentando, sin vergüenza y con mucho humor, versiones alternativas donde los héroes caen derrotados a manos de los villanos o donde los retorcidos planes de malvados sin escrúpulos consiguen prevalecer. De hecho también DC Comics dispone de sus ‘Elseworlds‘, los Otrosmundos, un sello de la editorial que presenta historias que tienen lugar fuera de la continuidad general, en tiempos y lugares diferentes, creado específicamente para que los creadores pudieran utilizar a los personajes de DC en situaciones radicalmente distintas. Y el universo galáctico de «Star Wars» también tiene el suyo: «Star Wars: Infinitos«.

El tomo «Star Wars: Infinitos» («Star Wars: Infinities«), publicado en castellano por Planeta Cómic a mediados del año 2014, recopilaba tres historias en las que una de las escenas de cada una de las películas de la trilogía original de «Star Wars» acontecía de manera diferente a como nos la contaron, y sus protagonistas, Luke Skywalker, la princesa Leia Organa, Han Solo y Darth Vader, seguían nuevas trayectorias que los catapultaban a destinos inciertos con terribles consecuencias. ¿Y si, en «Star Wars: Una nueva esperanza«, en vez de destruir la Estrella de la Muerte, el torpedo de protones de Luke no hubiera llegado a explotar?¿Y si, en «Star Wars: El Imperio contraataca«, en la llanura helada de Hoth, Han no hubiera llegado a tiempo de evitar que Luke muriera congelado? ¿Y si, en «Star Wars: El retorno del Jedi«, el detonador termal de Leia hubiera destruido el palacio de Jabba el hutt antes de rescatar a Han de su encierro en carbonita congelada?

El primer relato, escrito por Chris Warner y dibujado por Tony Harris, nos contaba lo que hubiera pasado si Luke hubiese fallado el afortunado tiro que destruyó la primera Estrella de la Muerte. En el segundo relato, escrito por Dave Land y dibujado por Davidé Fabbri, Luke era capturado por un wampa en el planeta helado de Hoth y conseguía escapar de su cubil, tal y como ya nos contaron en «El Imperio Contraataca«, pero huía malherido y no lograba resistir a las inclemencias del inhóspito planeta antes de que Han Solo llegase para rescatarlo. Y en el tercer relato, escrito por Adam Gallardo y dibujado por Ryan Benjamin, vimos como la misión de rescate de Leia Organa disfrazada como el cazarrecompensas Boussh fracasaba estrepitosamente y las cosas salían de forma muy distinta a como estaban planeadas… y de como nos las contaron en «El retorno del Jedi«.

¿Y sí…? Las ucronías se caracterizan básicamente porque la trama transcurre en un mundo alternativo, un lugar y un tiempo distinto al que se llegó a partir de un punto en el pasado en el que algún acontecimiento sucedió de forma diferente a como ocurrió en realidad. En los tres casos de «Star Wars: Infinitos» hay un cambio en la trama original ideada por George Lucas que desencadena toda una secuela de acontecimientos alternativos. Es el llamado Punto Jonbar, que define el punto de divergencia donde todo cambia, un concepto que tiene su origen en la novela «La legión del tiempo» («The legion of time«) del escritor Jack Williamson.

linea_separadora