Planeta Cómic y Timun Mas por fin se han animado a reeditar la mejor trilogía literaria de Star Wars“, la de la Nueva República. Una absoluta maravilla que los fans consideramos a la altura de las películas originales. No os podéis perder el trabajo de Timothy Zahn en “Heredero del Imperio“.

"Star Wars. Heredero del Imperio" (Timothy Zahn, Timun Mas)

Portada del libro, con ilustración clásica

Heredero del Imperio / Trilogía de la Nueva República 1 – Star Wars
Timothy Zahn
Traductor: Jaume Muñoz
Timun Mas
ISBN: 9788416543854
464 páginas
Rústica con solapas
19.00 €

Heredero del Imperio comienza cinco años después del fin de El Retorno del Jedi. La Alianza Rebelde ha destruido la Estrella de la Muerte, derrotando a Darth Vader y al emperador, y reducido el territorio controlado por la antigua flota imperial a una cuarta parte. Leia y Han se han casado y aceptado el peso de tremendas responsabilidades en el gobierno de la Nueva República, y Luke Skywalker es el primero de una nueva estirpe de Caballeros Jedi.

Sin embargo, a miles de años luz de distancia, donde aún se producen escaramuzas aisladas, el último señor de la guerra del emperador ha tomado el mando de los restos de la flota imperial. Ha efectuado dos descubrimientos de vital importancia, capaces de destruir a la frágil República, levantada con gran esfuerzo por la Alianza Rebelde.

El mejor villano de Star Wars

Habréis oído muchas veces la expresión “el libro es mejor que la película”, una expresión que, por muy utilizada, no dejar de ser menos cierta. En el caso de la franquicia de Star Wars, y hasta la compra de los derechos de la misma por Disney, crítica y público estaban completamente de acuerdo en otra verdad universal: en el caso de que algún día se rodase la trilogía posterior a la clásica se debería partir de la trilogía escrita entre 1991 y 1993 por Timothy Zahn. Ni siquiera el estreno de Episodio VII me ha hecho cambiar de opinión. La trilogía del Gran Almirante Thrawn o Trilogía de la Nueva República SON los episodios VII a IX.

Heredero del Imperio sitúa la acción 5 años después del final de El Retorno del Jedi y nos muestra cómo la Nueva República ha ido consolidando su poder sobre parte de los territorios que conformaban el Imperio, tanto es así que algunos de los miembros de la Nueva República ya están enzarzados en luchas de poder político. Todo esto cambiará cuando el último Gran Almirante del Imperio, el chiss Thrawn, tome el poder de las disgregadas fuerzas del Imperio y comience a devolver, golpe por golpe, las derrotas hasta ahora sufridas por el Imperio.

Que sí, el mejor villano

Luke, Leia y Han, casados éstos dos últimos y a la espera de ser padres de gemelos, continúan al servicio de la Nueva República sin haber podido dedicarse a restaurar la gloria perdida de los jedis, Leia ni siquiera ha comenzado su entrenamiento hasta Heredero del Imperio, ni a disfrutar de sus vidas personales. El Imperio es grande y su caída aún no se ha producido y es muy posible que, bajo el mando del Gran Almirante Thrawn, se produzca un nuevo resurgir del Imperio.

Esta es la premisa con la que Timothy Zahn nos reenganchó a Star Wars a principios de los años 90 y lo hizo con Heredero del Imperio, una maravilla de libro que nos devuelve todo lo que nos hizo disfrutar de la trilogía clásica, y que George Lucas olvidó en su mediocre trilogía precuela. El no saber lo que sucederá al final de cada libro, al final de la propia trilogía, es una lección que Lucas olvidó en sus precuelas (ya sabíamos que Annakin Skywalker iba a caer en el Lado Oscuro y la verdad es que ver cómo lo hacía… no fue ni una décima parte de interesante que debió haber sido). Zahn, sin embargo, no sólo recupera las emociones y el sentido de maravilla de la trilogía original, sino que nos da un villano que no sólo está a la altura de Darth Vader, sino que lo supera de largo. Un simple chiss, su raza alienígena, es capaz de poner en jaque por completo a la Nueva República… a base de inteligencia y estrategia y haciendo bailar a la Nueva República de un lado a otro de la galaxia sin saber cuál será su siguiente movimiento. Es espectacular.

Por si fuera poco Zahn nos regaló también a otro gran personaje para la mitología de Star Wars, una misteriosa mujer, ¿contrabandista? como Mara Jade, que tendrá una importancia vital en el devenir del antiguo Universo Expandido de Star Wars. No es el único personaje memorable, Talon Karrde, también es un gran personaje, pero Jade y, desde luego Thrawn son un auténtico caramelito para Star Wars.

Reconozco que leí Heredero del Imperio allá por mediados de los años 90, devoré la trilogía en apenas unos pocos días y disfruté de cada maldita página de ella, por eso considero que Lucas se equivocó al querer presentarnos nuevo material en la precuela… o Disney cuando decidió pasar del Universo Expandido de Star Wars y reconvertirlo como “Leyendas”, algo así como un Otros Mundos de Star Wars. Por suerte Disney está rectificando este error en la serie de animación de Star Wars, o eso me cuenta Mañik.

"Star Wars. Heredero del Imperio" (Timothy Zahn, Timun Mas)

Thrawn consigue eclipsar a la propia Mara Jade

Hacía falta una reedición de la trilogía de la Nueva República, era más que necesaria y por eso aplaudo que Timun Mas haya apostado por recuperarla en una edición muy similar a la de los libros oficiales de Star Wars. Eso sí, tirón de orejas por la manía de que se admita escribir expresiones como “ya vengo” o “ya vendré”, puede que la RAE las haya admitido, pero sientan como una patada en… con lo fácil que es decir “ya voy” o “ya iré”. (Sé que es una crítica muy tiquismiquis, pero es una vieja discusión que tengo con mis amigos catalanes).

En definitiva, Star Wars: Heredero del Imperio es, posiblemente, de lo mejor que podáis encontrar en los libros de Star Wars, ya sea de Leyendas o de la línea oficial de libros es un libro imprescindible. A ver cuándo salen El resurgir de la Fuerza Oscura y La última Orden porque os aseguro que me estoy resistiendo, intensamente, para no leer los viejos libros.