En DC Comics no podían dejar que una franquícia como la de Sandman dejase de tener nuevo material por lo que crearon la colección “Sandman presenta…” que en esta ocasión está dedicada a Lyta Hall, las Furias, y que firman los excelentes Mike Carey y John Bolton.

"Sandman presenta: Las Furias" (Mike Carey y John Bolton, ECC Cómics)Sandman presenta: Las Furias   
Edición original: The Furies HC USA
Fecha de edición: julio de 2018
Guión: Mike Carey
Dibujo: John Bolton
Tinta: John Bolton
Color: John Bolton
Formato: Libro cartoné, 96 págs. a color
12,95€

Desde la muerte de su hijo Daniel, la medio humana, medio furia Lyta Hall ha vagado por un erial de sexo sin sentido y dolor desesperado. Pero una extraña coincidencia hace que conozca a una compañía de teatro ambulante en Atenas. En lugar de reexaminar su herencia griega para ayudarle a recuperar su cordura, Lyta se encuentra perdida en los sucios pozos del Averno. Y, al final, se convierte en un peón en una partida letal entre los dioses mitológicos más poderosos de la historia y la inimitable triple amenaza que son las Furias.

Hábilmente escrito por Mike Carey (Lucifer, Hellblazer) e ilustrado con un estilo rompedor y pictórico por John Bolton (User, Harlequin Valentine), Sandman Presenta: Las Furias sigue a Lyta Hall en su búsqueda de venganza, redención y una reunión final con su hijo, el nuevo Rey de los Sueños, que será de todo menos lo que ella espera.

Explicar la historia de Lyta Hall es algo realmente complicado, no sólo porque el personaje comenzó siendo hija de la Wonder Woman y el Steve Trevor de la Tierra 2 sino que además porque ya desde sus inicios era la encarnación de una Furia, una de las Euménides, después pasó a formar parte de Infinity Inc (serie que duró poco pero de la que en DC deberían reconsiderar recuperar, y ECC también) para no ser mucho más afortunada, la verdad ya que la muerte de su compañero, Hector Hall, la forzó a abandonar el grupo para, después, tener un hijo con el fantasma de Héctor,  Daniel Hall, quien a la postre sería el futuro Rey de los Sueños.

Posteriormente Neil Gaiman la recuperó para su Sandman recordando su posición como Furia, herramienta utilizada para intentar acabar con Morfeo y que, finalmente, serviría para que fuese su hijo quien ocupase el lugar del Rey de los Sueños y para que ella fuese exiliada a la Tierra donde olvidaría parte de lo acontecido y caería presa de depresiones y brotes sicóticos. Un purgatorio en vida.

Así la encontramos al comienzo de este Sandman presenta Las Furias, con Lyta prácticamente destrozada, no pudiendo olvidar a su hijo desaparecido y siendo, aún, una Furia, lo que le llevará a formar parte involuntariamente de cierto acto de justicia y venganza que se puede leer en esta magnífica miniserie de apenas 96 páginas donde, intentando hallar algo de paz, Lyta vuelve a ser un instrumento en manos ajenas, lo que le llevará a rebelarse para, finalmente, reencontrarse con su hijo en una agridulce reunión.

Mike Carey es uno de los pocos guionistas capaces de adentrarse en el mundo de Sandman y Vertigo en general y salir indemne y con nota. Es algo que ya hizo en esa obra maestra que es Lucifer (de verdad, no hace falta que le deis una oportunidad a la serie de TV, per es obligatorio que se la deis a la reciente edición de Lucifer, en tres volúmenes), ya lo hizo en Hellblazer, e incluso en libros como El Diablo que ya conoces. Y es algo que vuelve a hacer en Sandman presenta Las Furias.

Por otra parte John Bolton me enamoró desde que lo conocí en sus historias de complemento de los Classics X-Men y aún ahora debo decir que su trazo siempre es algo especial de disfrutar y más aquí donde hace una grandísima apuesta por el hiperrealismo que cuaja en un trabajo realmente brillante.

Hay que felicitar a ECC Cómics por la edición de este Sandman presenta Las Furias, desde luego están logrando que los fans de Sandman estemos realmente agradecidos y deseando ver qué viene a continuación. Gran edición.

En definitiva, si has caído en las redes de Sandman no puedes dejar de leer este Sandman presenta Las Furias que sirve a modo de epílogo de una mujer a la que el final de Morfeo maltrató y que ahora, quizás, encuentre un poquito de paz.