Hace años se me pasó hacerme con el “Hellblazer” de Mike Carey, un guionista/escritor por el que he ido desarrollando cierto fanatismo y es que siempre ofrece trabajos notables. En este caso tenía mucha curiosidad por comprobar si su John Constantine era tan bueno como imaginaba… me quedé corto.
hellblazer_mike_carey_vol1Hellblazer: Mike Carey 1 (de 2)
Edición original: Hellblazer núms. 175 a 199, Vertigo Secret Files: Hellblazer USA
Guión: Mike Carey
Dibujo: Leonardo Manco, Steve Dillon, Lee Bermejo, Marcelo Frusin, Jock, Doug Alexander Gregory
Color: Lee Loughridge
Formato: Libro cartoné, 592 págs. a color.
45€

En septiembre de 2002, el guionista Mike Carey (Lucifer) se hizo cargo de Hellblazer iniciando una brillante etapa. Aliado con dibujantes de la talla de Marcelo Frusin, Leonardo Manco, Lee Bermejo y Steve Dillon, firmó casi medio centenar de episodios que recuperaremos a través de dos tomos imprescindibles.

Apenas han pasado 24 horas desde que ayer compartiese con vosotros la reseña del segundo volumen del Hellblazer de Paul Jenkins y regreso para hablaros, en esta ocasión, del primer volumen del Hellblazer de Mike Carey. Y ya os avanzo que lo he disfrutado enormemente.

Mike Carey se dio a conocer al gran público con su trabajo en la serie Lucifer (quien, por cierto, hace un cameo en este primer volumen), actualmente en antena, y ya desde un primer momento me encantó su estilo de escribir y su visión de los personajes. No faltó tiempo para que descubriese su saga literaria de Felix Castor, un trasunto de John Constantine que demostraba lo bien que Carey podía escribir al mago más destacado de toda DC, en dos libros publicados en castellano: El Diablo que ya conoces y Círculo Vicioso que os recomiendo porque se reconoce, a la perfección, al Constantine de Mike Carey. Entre los últimos trabajos de Carey está la más que recomendable saga Riesgo Suicida que está publicando Aleta Ediciones.

hellblazer_mike_carey_vol1-a

Sabía que Mike Carey me iba a ofrecer un gran John Constantine, sabía que era el escritor perfecto para rescatar y rescatar la imagen de un mago londinense tan propia de la moderna urban fantasy (fantasía urbana, pero mola más ponerlo en inglés, es más cool) tan de moda en el mercado anglosajón y que tiene su máximo, y mejor, exponente en Harry Dresden (NosoloRol continua su publicación en breves, impacientes). Sabía que Carey lograría encontrar la mezcla perfecta entre urban fantasy y el género noir (“negro”, mismo apunte que antes, suena mejor en otro idioma, francés) y lograr que de esa mezcla asomase un John Constantine más vivo y auténtico. Nada de tramas confusas, nada de hacerle peregrinar por Estados Unidos, nada de cambiar su orientación social ni chorradas por el estilo. Constantine es grande, pero no es un bastardo sin corazón como lo retratan algunos, John intenta hacer el bien mayor… causando el menor mal posible. Por desgracia sus intenciones se suelen ir al garete, sus amigos mueren, pero él siempre intenta hacer lo mejor posible… y cargar con el precio y la culpa. Mike Carey lo clava.

hellblazer_mike_carey_vol1-b

Podría recordar alguna de las etapas de Hellblazer editadas recientemente para demostrar cómo varios autores no han sabido ver esa imagen de Constantine, o irme a la serie actual para reirme un poco, pero me quedaré contento al destacar el magnífico trabajo de Mike Carey, cómo le da voz a John Constantine, cómo nos hace cómplices de su destino y cómo afronta su etapa como una serie de arcos argumentales que bien podrían ser libros (imagino que lo afrontó como una trilogía de grandes arcos argumentales, es impresión da al leer el primer volumen). En resumen, Mike Carey es, junto a Garth Ennis, el mejor guionista posible para Hellblazer.

Y hablando de Ennis, es muy bonito comprobar que Steve Dillon ilustra los dos primeros números de Carey, una bonita despedida en estas fechas tan tristes tras el fallecimiento del dibujante inglés. Aún así pronto da paso a un Marcelo Frusin que se luce sensacionalmente jugando con luces y sombras, con un dibujo potente y planos impactantes. Su sustituto, Leonardo Manco, está a la altura y entrega unas páginas de gran calidad, pero Frusin me ha conquistado, tanto que casi le perdono lo de su etapa con Azzarello.

En cuanto a la edición de ECC, lo de siempre, es una maravilla contar con todo Hellblazer organizado por etapas, con artículos, cartoné, papel de calidad… una gozada.

En definitiva, el Hellblazer de Mike Carey ha resultado ser una maravilla de la que estoy esperando poder hincarle el diente a su segunda, y última, entrega.