A veces sorprende descubrir la realidad que se esconde detrás de una obra, sea ésta un libro, una película o un cómic. En el caso de «Las Chicas del tío Bob«, un mínimo ejercicio de documentación de los lectores les permitirá descubrir que el señor Bob Neyret del título es un personaje real, que era piloto de rallies en los años sesenta y setenta y que, tal y como nos cuentan Emilio Van der Zuiden y Metapat en este cómic editado por Netcom2 Editorial, dirigió un equipo femenino al volante de los míticos y añorados Citroen modelo DS.

 

image1En 1969, Bob Neyret es un piloto en todo su esplendor. Su duelo con Roger Sandman, su gran rival, ocupa todos los diarios. Pero su última confrontación en el Tour de Córcega acaba en un terrible accidente. Además, esta década de los 70 será el final del reinado de su montura fetiche, el Citroen DS. En compañía de su amigo Jeannot, Bob visita a Marie-Marie, su «sobrina», bailarina en el Crazy-Horse. Allí se le ocurre la idea de hacer correr a chicas en el prestigioso rally de Montecarlo para atraer a los sponsors. ¡Pero Marie-Marie y su amiga Christina convencerán a Bob de que no son sólo unos bonitos adornos: son auténticas y talentosas pilotos!

El cómic franco-belga de línea clara siempre ha tenido la habilidad de hacer creible la ficción mediante su pasión por el detalle y la reproducción fiel de los objetos, vehículos y escenarios. Los cómics de Hergé, por ejemplo, nos narraban historias fictícias pero el artista belga se cuidaba mucho de envolverlas en un entorno absolutamente realista. Era un apasionado de los coches, que ocupaban un lugar fundamental en las aventuras de Tintín, y por eso dibujó con pasión y talento los, al menos, setenta y nueve modelos distintos que se identifican en su obra. 
En «Las Chicas del tío Bob» de Emilio Van der Zuiden y Metapat (y los colores de Sylvaine Scomazzon), más que simples medios de transporte, prácticamente los coches del cómic, reproducidos con detalle exquisito, se convierten en personajes animados de la narración, que dan veracidad a la historia basada en hechos reales del ‘tío Bob’. Y es que el piloto francés Bob Neyret (Grenoble, 1934) es un personaje real, que durante la década de los sesenta y a principios de los años setenta compaginó su carrera como director de la compañía de dentífricos Aseptogyl con su afición por el motor y por las carreras de rallies, casi siempre al volante de la marca Citroën, aunque en también corrió con Ferrari, Ford o Peugeot. Pese a que su palmarés no fue escaso (una segunda posición en el Rally Marruecos del año 1972, una tercera posición en el Rally de Portugal del año 1971, una cuarta posición en el ally de Monte-Carlo del año 1966,…), su nombre quedó grabado en los anales de la historia del motor por promover y dirigir al primer equipo de rallies integrado solamente por mujeres Team Esso Aseptogyl, financiado por su empresa, pensado al principio solamente para correr en carreras menores en Francia. Pero sus chicas, generalmente guapas y rápidas, levantaron gran expectación y los coches pintados en distintas tonalidades de color rosa (incluyendo distintos modelos de Renault , Citroen, Lancia, Autobianchi, Peugeot o Fiat) acabaron participando en competiciones por toda Europa. Y que nadie se equivoque: el Team Esso Aseptogyl no era una mera maniobra publicitaria, reducida a mujeres bellas al más puro estilo florero pero poco habilidosas, sino que el equipo acogió a pilotos femeninas de gran talento como Marianne Hoepfner, Christine Dacremont, Michelle Mouton (subcampeona del Campeonato Mundial de Rallies del año 1982), Pat Moss-Carlson o Lella Lombardi (la única mujer que ha puntuado en la Formula 1).

Antes de este «Las Chicas del tío Bob» que estamos reseñando aquí, el primer volumen de la serie «Las aventuras de Bob Neyret, Gentelman Driver», el dibujante Emilio Van der Zuiden y el guionista Patrick Gérard Bissinger ‘Metapat’ ya habían ensayado su incursión en el mundo de los rallies clásicos con «Las Diosas de la Ruta» («Le déesses de la route»), el segundo cómic de la serie «Margot» junto a Olivier Marin (que también ha publicado en castellano Netcom2 Ediciones) donde la reportera Margot Palissandre se convertía en piloto de rallies de «La Copa de las Damas» a bordo de, también, un flamante Citroen DS. Allí nos demostraban su habilidad para trenzar una historia simpática y entretenida con los nostálgicos rallies de la época de Stuart Turner en BMC, y de pilotos como Timo Mäkinen, Rauno Aaltonen, Vic Elford, Jean-Luc Thérier, Eric Carlsson, o Gunnar Andersson como excusa, y en «Las Chicas del tío Bob» confirman su capacidad mediante una historia autoconclusiva que, casi a modo de biopic, nos cuenta la historia de Bob Neyret, su accidente en Córcega en su duelo con Roger Sandman (personaje ficticio, por cierto), su decisión de recurrir a Marie-Marie y Christina para ponerse a bordo de su querido Citroen ‘Tiburón’, los orígenes del mítico equipo Team Esso Aseptogyl, el rally de Montecarlo,… y explota para ello la habilidad de Van der Zuiden dibujando mujeres bellas y coches reproducidos minuciosamente.

En conclusión, un cómic ligero y de lectura rápida, con un prefacio del propio Bob Neyret agradeciendo el trabajo de Emilio Van der Zuiden y Metapat y la generosidad con su persona, ajustado a los gustos de los aficionados a la ‘ligne claire’ y del mundo de los rallies. Pero no los de ahora, en los que Loeb y compañía viven a la sombra del espectáculo de la F1 y la Nascar, lejos de esos años dorados que hoy miramos con nostalgia y añoranza, donde los pilotos circulaban muy rapido al volante de pequeños coches sin control ni tracción por carreteras estrechas y sinuosas. Como los primeros conquistadores, como los valientes pioneros que se aventuraron en Australia, a la búsqueda de las fuentes del Nilo o en el Polo Sur, las hazañas de los pilotos de rallies de los años sesenta ya solamente son un recuerdo que podemos recuperar en un cómic entretenido y bien dibujado.

Las Chicas del Tío Bob.
Autores: Emilio Van der Zuiden (http://emiliovanderz.blogspot.com y http://malecallclub.blogspot.com.es), Metapat y Sylvaine Scomazzon
Serie: Tio Bob num.1
Título original: Les Filles de l’oncle Bob
ISBN: 978-84-15773-06-1
Formato: 23,5×31,5cm. Cartoné. 
Páginas: 48
Precio: 15,00 euros

 

Entradas relacionadas
«El amanecer de las sombras» (Varios autores, Nuevo Nueve)

Mi hija María, de siete años, va a clases de ballet. Dos días a la semana, desde septiembre hasta junio, Read more

«The Phantom. El hombre enmascarado (1936-1937): La hermandad de los Singh» (Lee Falk y Ray Moore, Dolmen Editorial)

El último tomo de "The Phantom" publicado por Dolmen Editorial nos remonta a sus primeras tiras aparecidas en la prensa Read more

«Batman: Caballero Blanco» (Sean Murphy, ECC Cómics)

Tenía pendiente leer "Batman: Caballero Blanco" desde hace tiempo. Había leído maravillas sobre el trabajo de Sean Murphy y, sinceramente, Read more