Tras la publicación del primer volumen de “Prophet”, titulado “Remisión“, había muchas ganas de leer la siguiente entrega “Hermanos“, en la que Brandom Graham continua con el excelente trabajo que nos mostró en la primera entrega.

 

https://www.via-news.es/images/stories/comic/aleta/prophet02.jpgProphet #02. Hermanos
Edición original: Prophet Vol. 2: Brothers (#27-31, 33) USA
Guión: Brandom Graham
Dibujo: Farel Dalrymple, Brandom Graham, Simon Roy, Giannis Milonogiannis
Color: Bitono
Formato: Libro rústica, 160 págs. a color
13,95 €

Continúa la guerra en el futuro distante. El viejo Prophet ha despertado y busca por todo el Universo a sus viejos aliados… los que hayan sobrevivido a los siglos transcurridos desde la última guerra.

Una obra tan imaginativa como reveladora, que sigue el camino de la Ciencia Ficción que muestra civilizaciones extrañas, formas de vida misteriosas, en un entorno tan infinito como es el Universo.

Hay series que tienes que leer en cuanto llegan a tus manos, tebeos que devoras con ansía y con la sensación de que no estás exprimiendo al cien por cien lo que éstos nos pueden ofrecer, otros, sin embargo, los esperas con ansía, pero los lees poco a poco, dejando que los detalles calen en ti y, cómo no, disfrutando con el complejo mundo que se despliega ante ti. Esto es lo que me sucede con Prophet, una serie en la que Brandom Graham está dando una clase maestra al construir una epopeya cósmica de las buenas, y eso que partía de unos mimbres bastante cuestionables, pero al recrear al personaje y dar un salto al futuro ha conseguido liberarse en gran parte del material anterior del personaje (aunque haya ciertas referencias a Prophet en Glory y es que el trabajo de Graham trasciende fronteras, temporales y entre series).

No obstante esta epopeya cósmica, que está mucho más cercana a la BD, promete mucho, y es que la historia que se está construyendo (que, parece, es a largo plazo) nos muestra a un cansado Prophet que recorre el universo en busca de aliados e información mientras es perseguido por sus clones del Imperio terráqueo y nos va mostrando hasta dónde llega el universo que se está creando y la verdad es que le da sopas con honda a muchísimas historias de ci-fi, tanto que corre el riesgo de que el lector se pierda. Hay que recordar que Graham acepta la colaboración de otros artista en el guión, como es el caso de Giannis Milonogiannis en estos dos primeros números. Esto explica en parte la riqueza de matices de esta serie, y es que no sólo sale del cerebro de un creador, sino del de varios, lo que beneficia enormemente el sustrato, tanto al argumental como al gráfico, y es que aunque hay un baile de dibujantes se procura mantener un estilo gráfico similar en el que el preciosismo es lo de menos. En algunos momentos Prophet parece contar con autores propios de La Mazmorra y la BD más que del cómic estadounidense. Es parte de la originalidad de la serie y la verdad es que resulta un soplo de aire fresco y de originalidad, sobre todo si tenemos en cuenta los derroches visuales que se podrían cometer en una serie como esta.

Prophet se ha convertido en un auténtico éxito en los USA, si bien tan sólo ha recibido dos nominaciones a los Eisner a mejor serie regular y a mejor guionista (Saga y Brian K. Vaughan, es decir Graham perdió ante Vaughan ambos galardones, otra serie epopeya cósmica, curioso) ha sido citada en numerosas ocasiones como una de las series más destacadas del panorama editorial estadounidense y no deja indiferente absolutamente a nadie.

Aleta Ediciones continua mimando sus series y Prophet es una buena muestra de ello con un formato precioso (me encanta, de verdad, el papel y lo cuidada de la edición de sus títulos que siempre procura incluir extras que den un plus a la edición patria) y un precio muy ajustado, lo que es muy de agradecer.

En definitiva, estamos ante un título muy recomendable, no es de esos cómics que te entran por los ojos, inicialmente, pero eso un cómic de una gran calidad que aúna lo mejor de la BD y del cómic estadounidense.