¡Por fin tengo en mis manos la segunda entrega de “I hate Fairyland“! Skottie Young me tiene completamente enamorado de las aventuras de Gertrude y de cómo arrasa con los habitantes de Fairyland. Una serie de humor negro que os divertirá sin medida.

I hate Fairyland 2. De mal en peor         
Edición original: I Hate Fairyland 6-10 US
Guión: Skottie Young
Dibujo: Skottie Young
Color: A color
Formato: Libro cartoné, 144 págs. Color
16€

Saluda a Gertrude, la nueva reina del País de las Hadas. Después de treinta años perdida en un mundo de magia y atrapada en el cuerpo de una niña, Gert debe afrontar su mayor reto: gobernar el mundo que odia con todas sus fuerzas. ¡No te puedes perder esta hilarante historia!

No pienso negar ni por un segundo que he estado esperando con impaciencia esta segunda entrega de la obra más personal de Skottie Young: I hate fairyland, un auténtico delirio de ira infantil en la forma de Gertrude , una niña que lleva años atrapada en Fairyland y que desde entonces no hace sino arrasar con los habitantes mágicos a los que, durante un pequeño período de tiempo, ha gobernado (errores que se cometen en las leyes de los seres mágicos que nombraron a Gertrude como su reina al asesinar a su predecesora). Pero ahora todo pude cambiar para Gertrude y es que un nuevo niño humano ha llegado a Fairyland y quizás pueda llevarlo a salvo de nuevo a la Tierra… o quizás Gertrude se comporte como nos tiene acostumbrados y no sólo malogre la posibilidad de hacer que Duncan, y ella misma, regresen a sus hogares sino que acabe por condenar a toda Fairyland… y todo por culpa de ya-sabéis-quien, porque lo sabéis, ¿verdad?

I hate Fairyland es una auténtica locura de Skottie Young, un autor que nos tiene acostumbrados a sus portadas Marvel, y algún que otro tebeo, que nos hacía suponer que lo que le gustaría es dibujar seres adorables y tiernos… que es exactamente lo que hace, una especie de dibujos cartoon mezclados con referencias manga, el único problema es que Young decidió liberar a Gertrude entre esos adorables seres y… canibalismo, mutilaciones, descabezamientos, asesinatos de todos los gustos y colores, un espectáculo gore no apto para niños y todo ello rebozado con un humor negro que hace que resulte imposible no disfrutar con las barbaridades que asolan a Gertrude, la personificación del caos y toda una condena para Fairyland que parece predestinada a destruir esa maravillosa y evocadora tierra de magia y fantasía.

Aunque sea inevitable disfrutar de cada una de las viñetas de I hate Fairyland es inevitable no caer en que la pobre Gertrude vive un auténtico infierno que, a fin de cuentas, ha provocado ella misma, aunque no por ello deja de ser trágico verla atrapada en Fairyland… pero es que Skottie Young se empeña en hacer que cada viñeta sea tremendamente divertida y, claro, un espectáculo visual más y más cafre a cada número que pasa de la serie por lo que acabas por entrar en el juego de divertirte viendo como Gertrude desperdicia cada oportunidad de mejorar su vida.

Lo repetiré para todo aquel que no se haya enterado aún: I hate Fairyland es sólo para niños adultos, nosotros, no dejéis que los enanos de la casa le echen la mano encima a esta locura de Skottie Young, guardad a salvo esta joyita del humor negro y disfrutadla.