César Augusto, heredero de Julio César y único superviviente del triumvirato con Marco Antonio y Lépido tras labatalla naval de Accio, fue el primer emperador del Imperio romano. Gobernó durante trece años, conocidos como la Paz Romana, restauró los principios de la República Romana, otorgó el poder al Senado y se convirtió en el emperador romano con el reinado más prolongado de la Historia.

image1Augustos.
Tras el asesinato de Julio César, el 15 de marzo del año 44 a.C., en los idus de marzo, su hijo adoptivo Cayo Octavio decide regresar a Roma. En seguida manifiesta una gran ambición y un deseo de control político, y el 31 a. C. ya gobierna solo. Tres años después, el Senado le concede el título de Princeps senatus, el primer miembro del Senado en hablar sobre un tema, antes que el resto de la asamblea. El 27 a.C. recibe el título de Augustus, aquél cuyas palabras tienen el poder de la predicción. A los 36 años de edad, Augusto se convierte en el primer Emperador romano y divide el Imperio en provincias. 
Ahora sois legati Augusti, representantes de Augusto, y vuestra misión será mantener las instituciones existentes en las provincias del Imperio. Pero vuestra ambición os lleva a desear el título de cónsul, elegido cada año por el Senado. Para ello deberéis contar con el apoyo de los senadores más influyentes y controlar provincias que os permitan reunir tanta riqueza como sea posible. Únicamente el más poderoso de entre vosotros podrá reclamar este título.

Durante el reinado del emperador Caius Iulius Caesar Augustus el poder gubernamental pasó a establecerse de nuevo en el Senado, donde Augusto intentó recuperar como senadores a los supervivientes de las familias tradicionales, pero favoreciendo también a sus partidarios, sin tener en cuenta su origen, caso de Mecenas, Agripa, Lucio Munacio Planco o Cayo Asinio Polión.
En el Senado nadie gozaba de tanta estima y respeto por parte de los senadores como el Consul, el magistrado de más alto rango de la República de Roma. El cargo era anual y colegiado, eligiéndose a dos cónsules cada año entre ciudadanos mayores de cuarenta y dos años. Su cometido era la dirección del estado y, especialmente, del ejército en campaña. Sin embargo, tras el establecimiento del Imperio los cónsules fueron una figura meramente representativa de la herencia de la Roma republicana, ostentando muy poco poder y autoridad, ya que el emperador actuaba como líder supremo.

En el juego “Augustos” del diseñador italiano Paolo Mori (“Vasco da Gama”, “Libertalia”), finalista al Spiel des Jahres 2013, los jugadores, de dos a seis, representan el papel de legati Augusti destinados a las provincias, donde tienen la misión de lograr su desarrollo económico y político, con el objetivo personal de alcanzar el título de Consul. La caja del juego incluye 88 objetivos, 48 legiones, 23 fichas de movilización, 12 premios, una bolsa de tela, un bloc de puntuaciones y las intrucciones.

Más información en www.asmodee.es